Tag Archives: the good wife

La burbuja Florrick: ¿por qué todos hablan de The good Wife?

21 May

 

 

¿Harto de escuchar lo maravillosa que es The Good Wife? ¿Has empezado a odiar a Alicia Florrick por ello? ¿No entiendes por qué tanto alboroto por una serie de abogados de network?

La serie está en boca de todos los críticos como “el drama del año”; bueno, al menos en España, porque en Estados Unidos el público es menos entusiasta, al menos en lo que respecta a audiencias. Aquí las claves para que no te quedes atrás. Estas son las respuestas a las preguntas que te generará tanto comentario audaz sobre la serie.

¿QUÉ TIENE DE DISTINTO THE GOOD WIFE A OTRAS SERIES DE ABOGADOS?

En The good wife los casos no son el centro del episodio, son lo que ocurre durante el episodio,a lo que los protagonistas dedican el tiempo entre puñalada trapera, lio de faldas y trama conspirativa.

Junto a ello los casos no solo hacen de relleno sino que son además son interesantes y reflejan sucesos de la más rabiosa actualidad.

vlcsnap-2012-11-17-12h39m55s113

¿POR QUÉ ES UN MÉRITO QUE ESTA SERIE TAN BUENA SIENDO “DE NETWORK”?

Las network son las cadenas públicas en USA, y sus contenidos se regulan por un organismo llamado la FCC. Este organismo ejerce como una censura moral de lo que emite cada cadena, y prohíbe el uso de palabras malsonantes, referencias sexuales explícitas, imágenes hirientes tanto de contenido sexual como violento.

Junto a la FCC los anunciantes de estas cadenas hacen de segundo filtro a los contenidos; una marca familiar como McDonalds nunca se anunciaría en una serie con comentarios racistas, contrarios a la familia,o extremadamente reveladores de “estilos de vida alternativos” como la homosexualidad, el adulterio, el sexo adolescente…

La mayoría de las series de Network no tratan de luchar contra estas restricciones y se limitan a contenidos blancos y políticamente correctos; el terreno de la transgresión parece reservado a los canales de cable, pero es The Good Wife (de la network CBS) la punta de lanza de una rebeldía contra el sistema. Desde planos que lo sugieren todo pero que no enseñan nada en el terreno sexual, a inteligentes juegos de palabras o sonidos para evitar aquellas palabras prohibidas pero que dejan claro a lo que se refieren son algunas de las armas de estos indignados del status quo televisivo.

En España la serie es emitida por FOX.

martha-plimpton-michael-j-fox-

¿POR QUÉ SE HABLA TANTO DE LAS MUJERES Y LOS PERSONAJES INVITADOS EN THE GOOD WIFE MERECEN UN EMMY?

Si hay una cuestión en esta serie es que no hay un detalle dejado al azar. Desde la fantástica protagonista Alicia Florrick hasta el último de los episódicos, todos los personajes tienen una profundidad y complejidad impecable. Es por ello que los actores “se pegan” por hacer un cameo en la serie. Más de uno ha devuelto a la vida televisiva a actores enterrados en el olvido como Michael J. Fox.

El trio de actrices protagonistas, también recibió un caramelo interpretativo; tres personajes (Alicia, Diane, Kalinda) de mujeres fuertes en tres variantes muy distintas que recogen los distintos aspectos de las mujeres independientes del siglo XXI.

Los hombres (Peter, Will, Cary) quizá han sido menos ensalzados por la crítica pero también sus personajes son enormemente interesantes no solo por si mismos, sino por amplio abanico de interacciones que muestran con cada una de estas mujeres.

Y lo más interesante de estas interacciones es que los roles varían entre géneros de forma indistinta; el salvador y el salvado, el progenitor que vive solo para trabajar, la falta de escrúpulos, la sexualidad como arma…todos esos conceptos dejan de estar asociados a un sexo concreto y cualquiera es egoísta o hiriente sin ser más o menos culpable por ello. La serie no juzga, aunque el espectador lo haga. Alicia es un personaje amado u odiado pero no resulta indiferente.

vlcsnap-2012-11-17-12h36m34s145

¿POR QUÉ DICEN QUE SU GUIÓN ES TAN COHERENTE?

The good wife es una serie de temática jurídica y política, sobre una mujer a la que su marido, un poderoso político, engaña y dicho adulterio es mostrado al mundo por la prensa. Desde ahí su abnegada esposa lucha por mantener a sus hijos alimentados mientras su marido, que también es corrupto, termina en la cárcel, y dejando su vida de maruja rica vuelve a ejercer la abogacía, oficio que abandoná para ser madre y esposa hace 20 años. El único que la contrata es Will Gardner un compañero de facultad y viejo noviete con el que generará una fuerte atracción mientras lucha por un lugar en el buffete de abogados contra gente mucho más joven y preparada que ella.

Bueno una vez leído esto seguramente os parezca un culebrón más, pero os advierto, bajo esta carcasa facilona se esconde un mundo de sutileza, conspiraciones políticas, mala baba, y brillantez narrativa, unido a un perfecto nivel político y jurídico en los guiones que es difícil de encontrar en muchas series. Y todo ello sucede gracias a un guión coherente y estable, a una planificación de las tramas prácticamente milimétrica y a un ejercicio de prestidigitación narrativa. Como los magos, los guionistas de la serie nos muestran una cosa como distracción mientras por el lado contrario construyen una trama que no vemos venir, pero que una vez sucede tiene toda la lógica del mundo. Esa solidez narrativa se agradece especialmente en una serie que tiene 22 episodios por temporada; con una tirada tan larga es muy difícil mantener el nivel, pero la serie del matrimonio King lo logra. La temporada quinta fue una sucesión de muñecas rusas que fueron revelando muy poco a poco, el sentido al que se dirigía la trama. Y todo sin tener en cuenta ESO que pasa de lo que no puedo hablar sin spoilear.

Flashbacks, sueños, flashforwards…cualquier recurso narrativo es bien recibido si bien, algo que prácticamente han creado en esta serie es lo que yo llamo la escena ping pong.

vlcsnap-2012-11-17-12h41m28s19

EL NUEVO RECURSO NARRATIVO: LA ESCENA PINGPONG

La escena pingpong es una serie de planos con diálogos rapidísimos y acciones encadenadas que van saltando entre varios personajes todos ellos muy estresados a tal velocidad que lograr cargar al espectador con la misma tensión que muestran los personajes. Las escenas parecen una partida de pingpong porque el cambio de punto de vista es tan rápido que en ocasiones logra que perdamos de vista la pelota y terminemos tan saturados y perdidos como los personajes. Lograr esto sin perder la atención del espectador es algo magistral que muy pocos pueden hacer y los King lo han logrado tres veces, solo en la quinta temporada.

Por estas razones entre muchas otras esta serie ha sido para mi la más solida, regular y brillante de la temporada. Si aún no la has visto, tienes todo el verano para ponerte al día.

 

Nos vemos en tu serie o en la mía

 

 

 

 

Dos años de estrenos mediocres ¿quién se conforma, las network o la audiencia?

8 Ene

Estas navidades, como el resto de los seriéfilos, me he dedicado a ponerme al día con las series medio aparcadas.  Entre ellas retome The Blacklist y mientras veía su episodio 1×09 (el típico episodio botella de amenaza interior, no diré más,  no quiero spoilear) me di cuenta que, en su concepción, me recordaba al episodio de Tarantino en Alias, pero con unos diez mil años luz de separación entre la calidad de uno y otro. Tengamos en cuenta que hablamos de Tarantino y la mejor versión de JJ Abrahams juntos,  eso es imbatible.

Toda esta historieta era un McGuffin para explicaros de donde salió la paja mental de la que pretendo hablaros.

blacklist

LAS SERIES NORMALES

Tras años de series fenomenales, en cantidad y calidad los buenos productos se han reducido drásticamente, pero como “los adictos” no podemos bajar nuestro nivel de consumo de series lo terminamos rellenando con series mediocres, que en comparación con las algunas antiguas (véase Sleepy Hollow Vs. Expediente X  o Friends Vs.The crazy ones) no merecen la pena ni en sus títulos de crédito.

No os equivoquéis, no estoy hablando de cumbres de la industria televisiva como The Wire o A dos metros bajo tierra, ni comparo las flojas con guilty pleasures  como Revenge o Scandal.

Mi comparación es entre series “normales”, de entretenimiento al uso.

-Llámenlas procedimentales, de acción, thrillers…estas series que te atornillan al sillón por su frenético ritmo y sus cliffhangers.

– Llámenlas sitcoms de las de media hora con su multicámara, sus risas enlatadas o naturales, y sus  “de cuatro a seis protagonistas” diciendo paridas.

En resumen, m e refiero a las series de network de toda la vida en las que el tiempo parece haberse detenido y los nuevos productos no llegan al nivel.

Si nos paramos a pensar , no recibimos una nueva serie que merezca realmente la pena desde hace, en mi opinión tres años, que estrenaron Person of interest, el último procedimental a la altura. En comedia de network el lapso de tiempo es aún más dramático.

Sleepy-Hollow-Title

EL CONFORMISMO EN LAS NETWORK

Veamos como las network llevan años viviendo de las rentas:

  •  CBS estira hasta desangrar sus comedias fetiche (Mosby es odiado ya por todos, y Sheldon se jubilará en su piso de soltero) en dramas va mejor, estreno Person of interest, además de tener el mejor drama de network The good wife (que ya tiene 5 años).
  • Fox vive de los dibujos y los deportes; en series trata de arriesgar un pelín más pero sin encontrar productos; Fringe terminó, y su sustituta Sleepy Hollow, aunque entretenida es claramente una serie menor.Lo es, y lo sabéis.
  • ABC en drama si bien lo intenta, se da de bruces con todo lo que no sea culebrón o Shonda (o ambos) y en comedia exprime Modern Family que durará hasta que Manny peine canas.
  • NBC sobrevive tras la reciente muerte de sus grandes comedias (30 Rock, the office) con los últimos coletazos de las que, a duras penas, perviven (Parks and Recreation o Community). Parece que Brooklyn 99 es la mejor estreno de comedia del año, pero no le llega a las comedias viejas ni a la suela del zapato.
  • La CW continua con sus productos adolescentes, que si bien exitosos dentro de su target, no han logrado mantener a la audiencia que iba haciéndose mayor , con productos, si bien igualmente ligeros, algo más maduros (yo me alejé tras la quinta de Supernatural y marche para siempre con el final de Gossip Girl). Sí fue adolescente tardía. No me odiéis.

shield

EL CONFORMISMO DE LA AUDIENCIA

No sé si será por la hipermencionada burbuja seriéfila o no, pero como os comentaba la aundiencia sigue pidiendo a gritos toneladas de series, pero si bien nos complacen cuantitativamente,  la calidad en las network no acaba de llegar. Así que terminamos encontrando virtudes a series mediocres, las llamamos series para planchar y nos quedamos tan anchos.

Ha llegado un momento en que se ha creado una brecha brutal entre cable y network  y es tan enorme que no parece haber vuelta atrás. Producciones como The west wing, Friends o Lost parecen impensables en el nuevo panorama.  Hace no tanto tiempo ser serie-network no era igual a bodrio, pero las nuevas tendencias no hacen sino apuntar en esa dirección.

Nos quedan calculo que cuatro o cinco años hasta que no quede ni una serie decente de verdad en estos canales. The good wife, person of interest, Parks&Rec, Como conocí a vuestra madre, Community o Castle entre otras, no durarán para siempre, y no logran encontrar sustituta.

Mucho se bromeó con llamar a series “la nueva Lost” o “la nueva Friends”, pero pasaron casi 4 años de una y diez de la otra y siguen sin digna una heredera (no en temática, sino en ser reinas del drama y de la comedia) que haya empezado en los últimos dos años.

brooklyn_99

CONCLUYENDO

Este post no intenta evangelizar, solo busco llamar la atención sobre esta tendencia al conformismo en la que nos hemos zambullido que genera un círculo vicioso; como tienen audiencia las series flojas siguen en antena, y como no hay otra cosa en la tele continuamos viéndolas.

Esta corriente lleva años instalada en nuestro país y por ello sufrimos bodrios de impresión que nos alejan de nuestras cadenas patrias, pero es posible que este mismo fenómeno se esté trasladando a otros países y que facilite el principio del fin de la archiconocida edad de oro de las series.

Puede que estéis o no de acuerdo conmigo, o quizás esté siendo demasiado dura con los lamentables estrenos de network de los últimos dos años, por lo que os invito a plantear vuestra visión en los comentarios.

Nos vemos en tu serie o en la mía

P.D. que conste que no hablo de series malas, sino de las que hablamos de los que se consideran los mejores estrenos de network, para que nos demos cuenta de que su nivel palidece ante el de series antiguas como Alias, Lost, Expediente X…

Un día en un mundo hecho de personajes de series

8 Nov

Buscando ideas para los post especiales por el I Aniversario del blog, el otro día mi colega del Birraseries Asturias @ainhop me sugirió crear mi propia familia de personajes de serie. He querido llevar la idea un poco más alla imaginando como sería vivir rodeados de los roles más carismáticos de la pequeña pantalla. Un pequeño universo al estilo de Los Simpsons donde las caras más conocidas jugasen un papel fundamental. Además podéis jugar a averiguar la serie de cada uno de ellos, pinchando en su nombre un link os lleva a la serie en la que saían. Ni que decir tiene que estáis invitados a añadir personajes.

Suena el despertador, no con unos horribles pitidos, sino con la divertida música de Los Conchords; perezosa salgo de la cama solo atraída por el apetitoso olor que viene de la cocina. Tras cantar a voz en grito el último éxito de Drive Shaft en la ducha, me visto y dejo mi habitación. Sonrío al pasar frente a la puerta de mi hermano Connor, que está cerrada a cal y canto. Imagino que anoche salió y hoy tiene una terrible resaca. Nada nuevo bajo el sol.

En la cocina mi padre, Jack Bristow, prepara huevos revueltos mientras mi madre, Alicia bebe apresuradamente un café mientras prepara su juicio de hoy. En la mesa mi hermana Blair no separa los ojos del móvil mientras escribe compulsivamente, sin tocar la comida, para variar. A veces le soltaría un sopapo a esta cría.

Mi madre levanta la vista del gigantesco dossier que está leyendo para decirme: “no olvides que hoy vienen tu tío Joey y tu tía River a comer”. Con todas mis historias se me había pasado que mis dos tíos solteros favoritos venían hoy a casa. Creo que mi tía tuvo un affair con un tipo extranjero o algo así, pero no terminó bien, por lo visto viajaba demasiado. En cambio a mi tío Joey no hay quien le cace, y eso que es un reputado actor de telenovelas.

Cuando por fin todos salen en tropel de casa, me siento con una taza de “macolate” y enciendo el televisor; aún me queda un rato antes de ir a la facultad. Will McAvoy está dando las noticias del día.

Parece que el presidente Barlet va a conceder muchas becas a estudiantes sin recursos y la alcaldesa de mi ciudad Leslie Knope por fin inauguró el parque que siempre quiso construir. Los agentes de policia John Cooper y John Luther detuvieron un negocio de drogas y atraparon al peligroso criminal Stringer Bell, pero aún no dieron caza al rey de la metanfemina un tal Heisenberg. Por último la buena noticia del día es que encontraron con vida a varios pasajeros de un vuelo que se estrelló hace varios años en su trayecto de Sydney a Los Ángeles. Seguro que estaban divinamente en una isla paradisíaca. Hay gente que se queja de vicio.  

En los deportes Casey McCall y Dan Rydell comentan las grandes trayectorias deportivas del MVP del fútbol americano Matt Saracen y del reciente ganador del anilo de la NBA Nathan Scott. El entrenador de Saracen en el instituto y el hermano de Scott están allí para comentar las imágenes, pero son bastante sosos y no dan mucho juego.

Con la tele se me va el santo al cielo y cuando miro el reloj tengo que salir disparada para la facultad. Mi maravilloso Chevrolet Impala me espera en el garaje y me saluda con un rugido cuando la llave hace contacto con su potente motor. Al encender la radio escucho la familiar voz del Dr. Frasier Crane y su programa de psiquiatría; una tal Liz Lemon le llama para pedir ayuda para su amigo Jack, que por lo visto tiene una insana obsesión con lograr un ascenso. Según el doctor parece un caso perdido.

Otra paciente, bastante alterada, dice haber perdido su boli verde y que si él todo el país está en peligro. Otro hombre llama a quejarse de su depresión porque alguien se comió su bocadillo. Y empieza a gritar ¡mi bocadillo, miii bocadillooooo! por lo que Frasier corta la llamada y pone anuncios. Cuanto loco suelto. Al menos esta publicidad  mola porque suena el jingle de la Pepsi patio, mi favorito, me pregunto quien lo habrá escrito.

Al llegar a  la puerta de la facultad mis amigos me esperan; formamos un grupo de estudio cuando empezamos en Greendale, mi universidad, y ahora somos inseparables. Bueno menos Pierce que murió en extrañas circunstancias. Sigo sin fiarme de Chang el “gorrilla” del parking, creo que tuvo algo que ver.  

Mientras atravesamos el campus tenemos que frenar para no ser arrollados por un grupo de corredores desnudos. Ni que decir tiene que son los pirados de las hermandades entre ellos Capie, Evan y Rusty, compañeros míos de clase, aunque no pisan mucho por allí.

 Me espera una dura mañana, gracias a que mis compañeros de sitio Ted y Seth me contarán miles de anécdotas interesantes durante las clases. Son tipos majos, sino estuviesen siempre lloriqueando uno por no tener novia y el otro porque “su Summer le dejó”. Necesitan un revolcón y rápido. A ver si les busco un ligue.

Al mirar mi horario veo que hoy tengo clase con el profesor Sheldon Cooper que es duro de pelar. Aunque aburrido, al menos el profesor Cooper es inofensivo, temo mucho más las clases de Hank Moody y sus “largas manos”.

Tras varias horas de clase y una genial comida con mis tíos me marcho a trabajar. La matricula no es barata, y desde que mi padre dejó la CIA  y se hizo jardinero hay que echar una mano para pagar las diademas de mi hermana Blair ¿Os dije que no la soporto? Pues eso.

Trabajo en una consulta médica, donde todo el mundo está liado con todo el mundo, menos yo, que le soy fiel a mi novio Cary, un abogado colega de mi madre. Mi jefa Meredith rompió con mi otro jefe Gregory y se llevan a matar, pero ella ahora sale con un congresista algo chungo llamado Francis Underwood y por su lado el Dr. House se acaba de comprometer con Nancy Botwin, una viuda muy agradable pero tremendamente celosa de su intimidad, cada vez que le pregunto a que se dedica se hace la loca y se larga. Curioso.

Hoy todos están agobiados porque llegó un paciente muy famoso a la consulta de la Doctora Melfi, una psiquiatra que comparte oficina con nosotros; por lo visto el tipo gordo y sudoroso que entró en su oficina, parece ser algo más que el dueño de una empresa de recogida de residuos. Miedo me dio cuando Marilyn mi compañera en la recepción le dio un corte de los suyos cuando pregunto de forma grosera por la oficina de la doctora, gracias a que pasó Jackie, una enfermera que siempre está en las nubes, y él se puso a piropearla al más puro estilo albañil. Después ella me comentó que el tipo le sonaba de algo, pero que no recordaba de qué. Esta mujer, parece que vive en otra galaxia.

Tras el trabajo quedo con mis amigos de toda la vida para que me cuenten sus novedades; Michael logró ligarse a su amigo Brian del que lleva colgado desde crío, ya le dije que él que la sigue la consigue. Mónica está encantada porque consiguió una mención al restaurante más limpio de la ciudad.

Kara, mi amiga piloto, cree que su novio Lee se declarará antes de que ella se marche de misión en un nuevo portaviones llamado Battlestar. Al menos será una misión cortita y volverá en poco tiempo. Qué bien nos lo pasaremos preparando su boda. Mónica está encantada con la idea y dice ya tener mucho avanzado. Kara pone gesto de pánico.

Y tras media hora de retraso, llega al Central Perk, mi amiga más hippy y mística, Willow.  Tras su fase pro-brujería ahora le ha dado por el rollo gótico. Creo que tiene mucho más que ver con su nuevo novio Richmond, que con su amor por lo siniestro.

Aún con eso nos convence a todos para ir a un garito llamado Fangtasia. Una vez allí veo de fondo a dos profesores míos, nunca imagine a Koothrappali y Wolowitz dentro de este ambiente. Kara mira de forma desafiante a todos los paisanos del bar, y Michael se agarra a mi como si fuese un Koala, al ver que lo que muchos beben no es vino tinto.

De repente una cuarentona enfundada en un vestido de latex muerde en el cuello a Mónica y deja entrever unos enormes colmillos. La histeria se adueña del bar y en medio del estruendo, la puerta del bar se abre de golpe y dos tipos muy duros empiezan a cortar cabezas, solo se salvan una pelirroja y un tipo rubio muy alto que escapan por la puerta trasera. Los tipos duros nos sacan del bar mientras se insultan el uno al otro y me piden si les puedo dejar mi coche para perseguir a los fugitivos.

Creo que lamentaré haberles dicho que sí. Bastante antes de lo esperado llega la caballería; dos agentes del FBI nada amenazantes la verdad. El primero es un tipo desgarbado pero atractivo con una gabardina gris que empieza a preguntarnos por lo sucedido, mientras su compañera, una pelirroja bajita y algo rechoncha comprueba que nadie sufrió heridas de gravedad.

Por fin nos dejan ir, aunque a Mónica se la llevan a dar puntos a urgencias, espero que allí vea a ese médico tan guapo que la atendió cuando se quemo las manos de tanto limpiar el baño de su restaurante.

Yo entre el susto y el frío que tengo solo quiero volver a casa, así que tras despedirme de mis amigos y tras ver que mi novio no coge el teléfono, llamo un taxi (efectivamente, no me devolvieron el coche). Un gracioso indio llamado Rajid me lleva hasta mi puerta, y al menos allí me espera una alegría.

Mi prima Miranda vino de visita y me trajo un regalo, ¡unas maracas! Esta chica siempre fue rarísima pero la quiero un montón, además es la única con la que comparto talla de zapatos. No es fácil encontrar botines del 44. Somos shopping buddies, y nos reímos de la gente con pies pequeños, como el tío Joey.

Tras despedirme de todos subo a mi habitación, y por el pasillo me cruzo con Connor que sale de fiesta en este momento. Al mirar por la ventana de mi cuarto veo que hay un amigo esperándole…es el tipo rubio del bar de góticos!  El mira hacia arriba sonríe y se pone un dedo en la boca para dejarme claro que debo estar calladita. En ese momento me doy cuenta que nadie puede ayudarme, pero a mi espalda una voz ronca y firme me dice, “Hola Sara soy John y estoy aquí para protegerte”. Incrédula me giro para ver que va acompañado de un tipo bajito con gafas que susurra “¿pensaba que estaba sola en esto? Señorita, usted mejor que nadie debería saber que siempre hay alguien observando.”

Nos vemos en tu serie o en la mía

The good wife: análisis del final de la temporada 4 (con Spoilers)

30 Abr

Con enorme pesar ayer despedimos la cuarta temporada de The Good Wife. La temporada no pudo empezar peor; Cary inexistente, Kalinda diluida en una trama que no interesaba a nadie y una larga lista de peros que ya os conté meses atrás.

Juraría que el señor y la señora King leyeron en Internet la oleada de críticas y decidieron dar un serio golpe de timón a la temporada, consiguiendo que terminase sacando una más que buena nota en su curso 2012-2013.

El capítulo es hilarante,con la típica fina y elegante ironía que siempre desprende; aderezado con algunos de nuestros cameos favoritos, los deliciosos Denis O´Hare, Martha Plimpton, Dylan Baker y su maravillosísimo Colin Sweeney fueron desfilando para disfrute de todos. Junto a ellos el esperado cameo de Michael Bloomberg, alcalde de New York solo podía augurar la victoria de Florrick en las urnas, ya que es bien sabido que un político influyente solo sale en las fotos en las que puede sonreir.

good-wife bloomberg

La trama episódica es sencillamente genial; la pequeña opereta en que se convierte el juzgado con el juez dando paseos, el hijo de la Plimton llorando y los abogados cambiando del todo su estrategia cada cinco minutos según beneficie o no a su cliente me mantuvo diez minutos llorando de la risa; que un drama de abogados en su cuarta temporada sea capaz de lograr algo así es encomiable; sin duda se debe a la enorme complicidad que tenemos con todos los personajes, hasta con los episódicos, algo que solo se consigue con un guión más férreo que las miradas de Kalinda.

Tras cerrar las aburridas y cargantes tramas sobre Kalinda y su marido, un desaprovechado Mark Warren, y de la crisis económica de Lockhart and Gardner, la serie se centró en la campaña electoral de Peter Florrick, los juegos de poder entre los distintos abogados del prestigioso buffete y, como no, el eterno dilema amatorio de Alicia. Lo curioso es como las tres tramas terminaron encajando con la precisión de un reloj suizo para darse recíprocamente causa y efecto, manteniendo la decisión de Alicia en el epicentro del resto de sucesos.

vlcsnap-2012-11-17-12h36m34s145

Peter ganó las elecciones gracias al discurso televisivo de Alicia contra Kresteva y a la vez, porque, una vez tomada la decisión por ésta, Will la dejó marchar ocultando el video que costaría la elección a Florrick.

Alicia había logrado el ascenso a socia, dejando a Cary en la cuneta, entre otras razones por los favores que el despacho ganaría al tener en sus filas a la esposa del gobernador; pero es la victoria de Peter y la decisión de permanecer a su lado la que obliga a Alicia a aceptar la proposición de Cary de unirse a su nuevo despacho, y perder su cómoda y privilegiada situación, todo para poner tierra de por medio respecto de Will. Un perfecto encaje de bolillos para un perfecto final de temporada.

El beso con Will, que pudo despistar a algunos, puede tomarse como un nuevo paso hacia atrás para la Florrick, pero es la decisión de irse con Cary la que me convence de que está convencida de permanecer al lado de Peter, no tanto porque quiera sino porque debe. No es vano es “la buena esposa”.

No se si porque ya he visto de todo en las series o porque no era tan difícil de ver, pero desde que cogió el teléfono para concertar una cita con “el hombre misterioso” tenía claro que el que aparecería al otro lado de la puerta era Mr. Agos, porque de esta forma no solo se libran, una vez más de resolver el triángulo amoroso, sino también obtienen una trama jugosa con la que tentarnos para la siguiente temporada.

vlcsnap-2012-11-17-12h44m48s221
Como fiel miembro del “team Will” ( en esto hay que tomar partido, señores, sino no se vive la experiencia completa), no negaré mi decepción,  pero no pierdo la esperanza de que Alicia algún día saque los mismos bemoles que utiliza en corte y,  por una vez, deje a un lado su funesto sentido del deber y se de una alegría, porque es The good Wife, no The goofy wife (tradución- que de tan buena, a veces es tonta). Para quienes apoyen a Peter aquí dejo un estupendo post escrito por el otro bando, mi colega de Series de Bolsillo, Noelia Rodriguez

Por este año termina la que es, in my opinion, la mejor serie de todas las cadenas públicas americanas; no puedo esperar para ver las nuevas tramas que ya podemos vislumbrar:

-Peter como gobernador con Eli Gold como Chief of Staff (jefe de gabinete)

– Alicia y Cary como socios de una nueva firma.

 -La elección del nuevo Fiscal del Estado (dedos cruzados para que sea Wendy Scott-Carr)

-Diane y su carrera para ser Juez Estatal contra su matrimonio con Gary Cole

 -Will solo ante el peligro con ¿quizás un nuevo socio?, ¿quizás David Lee? con Kalinda como única cómplice.

Y como siempre, un montón de caras nuevas o conocidas que suban o bajen el ascensor más conocido de la televisión, ese que siempre se abre en el último momento para dejar pasar a la persona que menos (o más) esperas.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

Nominaciones Globos de Oro 2013 Polémica Vs Calidad

20 Dic

globos-de-oro

Como cada año las nominaciones de los premios llegan cargadas de mucha pompa, mucho glamour, y sobre todo muchas venas hinchadas de los seriéfilos.

Dejando a un lado las nominaciones en la categoría de cine, los premios de la prensa extranjera, una vez más han logrado soliviantar a propios y extraños, dejando legendarias series fuera y metiendo en su lista bodrios inconfesables.

El primer palo viene por dejar fuera a Mad Men, una de las mejores series en emisión de la actualidad, que se queda prácticamente a dos velas, con una sola nominación, la de John Hamm como mejor actor de serie dramática, que será fallida, como siempre, dejando una soberbia interpretación sin premio una vez más. Indignante.

No se si lograré superar mi monumental cabreo con lo de Mad Men, así que en lo que me calmo,vayamos por partes viendo categorías (os pongo en negrita mi favorita y subrayo la que creo ganará):

Mejor Serie de TV – Comedia

The Big Bang Theory
Episodes
Girls
Modern Family
Smash

Las nominaciones de esta categoría han sido un absoluto despropósito; una de las, a mi juicio, peores series de la pasada temporada, Smash, ha sido nominada;  asumo que la causa es básicamente cumplir la cuota incluyendo un musical, ahora que Glee cayó en desgracia.

Nuevamente incluyen, Episodes, que ya el año pasado granjeó el premio a Matt Leblanc, pero que a mi juicio no llega al nivel de las dos grandes olvidadas, Community y Parks and Recreation.

 Buen, y merecido, arranque de Girls, que junto a las consagradas The big bang theory y Modern Family, cierran una de las nominaciones más surrealistas que he visto.

Mejor Actor en una Serie de Comedia de TV

Alec Badwin (30 Rock)
Don Cheadle (House of Lies)
Louis CK (Louie)
Matt Leblanc (Episodes)
Jim Parsons (The Big Bang Theory)

Asumo que Don Cheadle ha entrado aquí por ese raro concepto de “por ser vos quien sois” no he visto la serie, pero no he recibido del resto de seriefilos vibraciones demasiado positivas.

Echo de menos a algún actor de Modern Family que suelen copar todas las categorías de comedia, y me alegra la nominación de Louis CK y Alec Baldwin; me gustaría mucho en esta última temporada de la gran 30 Rock, Baldwin se llevase el gato al agua. Ojalá.

Mejor Actriz en una Serie Cómica o Musical de TV

Zooey Deschanel (New Girl)
Lena Dunham (Girls)
Tina Fey (30 Rock)
Amy Poehler (Parks and recreation)
Julia Louis-Dreyfus (Veep)

Por favor que alguien me responda esta pregunta ¿Que pinta aquí Zooey Deschanel? Ingnorando a la mujer del pelo adorable, el resto me parece un buen plantel, y como cada año rezaré para que gane Amy Poehler, aunque nunca sucede, snif, doble snif.

Mejor Serie Dramática

Breaking Bad
Boardwalk Empire
Downton Abbey
Homeland
The Newsroom

Cambio Downton Abbey por Mad Men ya!! Me gusta mucho la serie inglesa, pero asumamosló, por mucha audiencia que tenga en territorio yankee, no deja de ser un culebrón con traje de época; me ofende incluso la exclusión. Solo por definición, Mad Men es una de las mejores series de la última década, e incluso en sus horas más bajas, es mejor que Downton Abbey o The Newsroom; acepto que gane cualquiera de las otras tres, esta temporada lo merecieron más que los chicos de Mathew Weiner, pero la no-nominación es un insulto.

Mejor Actor en una Serie Dramática de TV

Steve Buscemi (Boardwalk Empire)
Bryan Cranston (Breaking Bad)
Jeff Daniels (Newsroom)
John Hamm (Mad Men)
Damien Lewis (Homeland)

Nada que añadir, bueno, solo reivindicar una vez más al gran John Hamm. Este año en que el personaje está “más hecho”, tras la segunda temporada de Homeland,  al menos me parecería justa, la victoria de Damien Lewis, que veo como muy posible, aunque prefiera a Hamm o Cranston.

Mejor Actriz en una Serie Dramática de TV

Connie Britton (Nashville)
Glenn Close (Daños y perjuicios)
Claire Danes (Homeland)
Julianna Margulies (The Good Wife)
Michelle Dockery (Downton Abbey)

Que me explique alguien, por favor, que aporta Connie Britton en Nashville al universo de las series, mas allá de ser un icono pelo-Pantene. Pues eso. Yo soy de Claire Danes y su boli verde.

Mejor Actriz de Reparto en TV

Hayden Panettiere (Nashville)
Maggie Smith (Downton Abbey)
Sofía Vergara (Modern Family)
Archie Panjabi (The Good Wife)
Sarah Paulson (Game Change)

No entiendo lo de mezclar todo tipo de actores y actrices secundarias, ya sean de drama o comedia. Me parece un error absoluto, que lleva a un desaguisado como éste. No negaré que odio a Sarah Paulson desde Studio 60, y no he visto Game Change, por lo que obviaré su nominación porque no estoy capacitada para opinar. Lo que si me indigna es la nominación de Hayden Panettiere cuando se está dejando fuera interpretaciones colosales como las de Christina Hendricks (Joan en Mad Men) Elizabeth Moss (Peggy en Mad Men) o Anna Gunn  (Skyler en Breaking Bad). Al contrario que muchos me parece correcta la no-nominación de Morena Baccarin, por razones que expuse previamente en el blog.

Volviendo a la cheerleader de Heroes, su nominación es prácticamente insultante, si lo que querían era ver a la rubia con vestido de noche, que se compren la Vogue y si por el contrario lo que deseaban era meter a un personaje malvado de culebrón para mostrar todo tipo de géneros televisivos, era más coherente haber repetido con Madeleine Stowe; al menos ella es una mala al estilo tradicional, y una digna heredera de Angela Channing, dios la tenga en su gloria.

Mejor Actor de Reparto en TV

Max Greenfield (New Girl)
Ed Harris (Game Change)
Danny Houston (Magic City)
Mandy Patinkin (Homeland)
Eric Stonestreet (Modern Family)

Seguimos los sinsentidos, Jared Harris de Mad Men fuera, Aaron Paul de Breaking Bad fuera, Rob Lowe  de Parks and Recreation fuera; a mi me encanta Max Greenfield como Schmidt en New Girl, pero no es comparable al peso de los tres anteriores; este es el problema de mezclar géneros en una nominación, que todo acaba como el rosario de la aurora. Espero que gane Patinkin, solo por mi paz mental (bueno y porque quiero que suba al escenario y diga “hola soy Iñigo Montoya, tu mataste a mi padre, prepárate a morir”).

Mejor TV Movie o Miniserie

Game Change
The Girl
Hatfields & McCoys
The Hour
Political Animals

Mejor Actor en una Miniserie o Película para Televisión

Kevin Costner (Hatfields & McCoys)
Benedict Cumberbatch (Sherlock)
Woody Harrelson (Game Change)
Clive Owen (Hemingway & Gellhorn)
Toby Jones (The Girl)

Mejor Actriz en una Miniserie o Película para Televisión

Nicole Kidman (Hemingway & Gellhorn)
Jessica Lange (American Horror Story)
Julianne Moore (Game Change)
Sienna Miller (The Girl)
Sigourney Weaver (Political Animals)

 Para last tres últimas categorias poco que decir, más allá que lo de political animals, tampoco lo entiendo; solo se me ocurre que esto sea parte del rol de “salvaseries” en que los globos de oro se están erigiendo. Quizás este año su propósito sea rescatar a la serie de la Weaver de las garras de la cancelación, como ya el año pasado lograron con Matt Leblanc y su Episodes. La diferencia es que la serie de Joey tenía un pase, y esta es un “quiero y no puedo” desde el minuto uno del piloto.

Para concluir solo deciros que me han indignado estos premios, sobre todo porque sé que la decisiones de dejar series emblemáticas fuera, están más basadas en una agresiva campaña de marketing para “dar que hablar”, que en consideraciones sobre la calidad de las mismas.

Nos vemos en tu serie o en la mía

The Good Wife: Sombras (con spoilers de la 4ªTemporada)

17 Nov

Hola de nuevo

Si has visto The good wife hasta la fecha (episodio 4×07) te invito a que leas este post, sino alejate rápido CONTIENE SPOILERS!!

Como ya conté todo lo que me gusta de la serie, ahora puedo dedicarme a uno de los grandes placeres del español medio: dar cera.

Por lo general The good wife no es una serie a la que dedicaría un post, me gusta más hablar de series menos conocidas, y con leer las excelentes reviews de Noelia Rodríguez  en Series de Bolsillo y comentarlas me suele bastar, pero es que esta temporada tengo un cabreo monumental con la serie, o lo que queda de ella.

Si os describía en el anterior post el maravilloso entramado de personajes perfilados hasta el exceso era porque lo que hacía que funcionara era el equilibrio entre ellos.

Con la Florrick al frente, la serie era un baile perfectamente sincronizado de los distintos personajes alrededor de una trama procedimental, un par de tramas del episodio y por último una trama general y dos o tres subtramas de temporada, afectando todas ellas de forma equilibrada a los distintos secundarios.

En esta temporada, por alguna razón que se me escapa la serie ha perdido su balance. La trama del auditor y la quiebra, la campaña y la más que tróspida relación entre Kalinda y su exmarido han fagocitado la serie. En algún punto las tramas secundarias se han perdido por el camino y muchos de los secundarios llevan sentados en el banquillo desde la premiere. Nada sabemos de cómo lleva Will el retorno a la abogacia, ni de la lucha de Diane entre su ideología y su amor al dinero, como tampoco pudimos ver las reacciones de Zach y la insufrible Grace respecto a las informaciones que se están vertiendo sobre su padre.

Cary no ha tenido minutos de juego hasta el episodio 7, al igual que David Lee al que dosifican con cuentagotas, algo más hemos visto a Jackie, pero solo en el marco de la campaña, y el mayor problema es que la pérdida de todos estos grandes ha sido en beneficio de la más que predecible conspiración de Maddie Hayward y de las descafeinadas escenas pseudosádicas de Mr and Mrs Savarese.

Como amante de las morbosas tramas de la investigadora, acepté la premisa de Mark Warren como kriptonita de Kalinda, pero esperaba escenas de una muy superior intensidad, mientras que el resultado ha sido la interacción entre dos personajes tan intensos que se anulan mutuamente, resultasen anodinos y en ocasiones incómodos (auí os dejo la foto de la “escena del huevo, que aún hoy considero de lo más absurda) Tanto magnetismo descargó el imán, que ya no pega ni en la puerta de la nevera.

Considero que estas son algunas de las razones del bajón de audiencia de la serie, que empieza a preocupar en los despachos de la CBS; si a ello le sumamos la enorme competencia de los domingos con series tan en forma como Homeland con el espaldarazo recibido en los Emmys o Dexter que ha recuperado el nivel de las primeras temporadas, tenemos la receta para el desastre.

Ni siquiera la avalancha de cameos de esta temporada, que convierte algunos capítulos en el lugar más superpoblado de estrellas del planeta tierra, ha logrado detener la hemorragia de espectadores que poco a poco han abandonado a Alicia Florrick a su suerte, sin dejarle siquiera una botella de vino para que ahogue sus penas en soledad.

Solo nos queda la esperanza de que los guionistas de The Good Wife se pongan las pilas y vuelvan a los orígenes, a hacer eso que solo ellos logran, dar alma a personajes que no la tienen o que si la tuviesen la venderían por un veredicto favorable.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

The Good Wife: luces (sin espoilers)

17 Nov

Soy una gran fan de The good Wife; desde el mismo momento en que la Margulies se calzó la peluca lisa de mujer responsable, yo estuve a su lado.
Como toda jurista que se precie, tengo la sana costumbre de odiar las series de abogados o con cualquier tipo de trasfondo legal. Soy capaz de tragarme las más absurdas fantasías perpetradas por médicos o periodistas, pero cuando tengo que escuchar las barbaridades que se dicen en una serie sobre algo que realmente entiendo, no suelo tolerarlo.
Debo remarcar el especial mérito que tiene que esto no me haya ocurrido aún con la serie de la CBS, que, a día de hoy consigue entretenerme incluso en su parte procedimental, muy bien documentada y con un impecable gusto en lo que a elegir temáticas jurídicas transgresoras se refiere.
Pero si me mantengo fiel a The good Wife no es por sus exquisitos juicios, los rápidos diálogos entre letrados contendientes, ni por el uso de algunos de los casos jurisprudenciales más interesantes y vanguardistas del sistema legal americano, mi devoción por la serie se asienta en el tratamiento de los personajes.
Normalmente una serie suele tener entre cinco y diez personajes entre protagonistas y secundarios para garantizar el mínimo de tres tramas por episodio; por lo general tienes un par de personajes multidimensionales (desarrollados por los guionistas con toda clase de detalles, vicios, virtudes, familia, conexiones…) mientras que el resto van siendo cada vez más planos conforme se alejan de la trama principal.
Esto no ocurre en The Good Wife, donde tenemos más de dos docenas de personajes perfectamente trazados, ya sean un secundario directamente relacionado con la trama madre o un episódico que encarne a un concreto juez, abogado, cliente o contrincante en corte judicial.
Este barroquismo guionístico genera una doble ventaja. Por un lado muchos actores conocidos quieren dar vida a alguno de los caramelos dramáticos que se ofrecen cada semana. No hay papel pequeño, no hay papel desagradecido, todo actor es consciente que recibirá un intrincado personaje que le obligará a dar el 200 % de su capacidad para bordarlo. Y normalmente lo hacen, porque saben que son carne de Emmy.


La segunda consecuencia positiva es el amor-odio que estos personajes generan en la audiencia. Abogados que abusan de la discriminación positiva como Michael J. Fox o Martha Plimpton, jueces pacifistas, egocéntricos o tan viejos que apenas siguen el caso, clientes deslenguados o abogados rivales taimados y poderosos, todos presentan cualidades que les hace únicos e irrepetibles, y que generan familiaridad y empatía en el espectador.
Así cada temporada, esperamos ansiosos ver a nuestro personaje episódico favorito, generando con los “peeks” del siguiente episodio la emoción del espectador, que reconoce a su favorito y generando con ello un cliffhanger externo a la propia trama.
De igual forma ocurre con los secundarios, que toman incluso más protagonismo en ocasiones que la propia Alicia, desde los socios del bufete Diane y Will a los compañeros de batallas, Kalinda, Cary o Eli, y la insoportable familia con Peter Florrick a la cabeza y Jackie en la sombra.


Me reconozco una gran fan de Alicia; siempre he odiado que los personajes femeninos tengan que ser moralmente superiores o sentimentalmente frágiles. Es maravilloso ver por fin una mujer que tiene los bemoles de columpiarse en la delgada línea que delimita lo legal de lo delictivo, con la misma frialdad que un hombre. Alicia se siente cómoda en esa zona borrosa situada entre lo moralmente reprobable y lo correcto; ella no monta pollos, ella es fría y piensa las consecuencias de sus actos, no es impulsiva y emocional, es analítica y practica. Y no por ello es mala o retorcida, es un ser humano con sus contradicciones y pesares, con un fuerte sentido de la justicia, pero comprende aquello que decía Maquiavelo de que a veces cualquier medio es lícito para llegar a un fin. Y un personaje como éste, señores, es algo difícil de ver en una televisión que todavía se asienta en muchas ocasiones en clichés de género, por lo que hay que agradecer a los hermanos, ahora hermano a secas, Scott, y a Robert y Michelle King por regalarnos a la señora Florrick.


Como me parece de rigor os contaré que mi personaje favorito es Cary Agos, por su enorme evolución como personaje. Paralelo a su crecimiento como persona, el abogado va progresivamente mutando del típico chiquillo que sale de la facultad de derecho con instintos de tiburón y ansia de sangre al hombre sereno y equilibrado con un sentido de la moral abrumador. Al contrario de lo que parecería normal, conforme a más palos recibe, más humano se vuelve, y los desatinos de su vida le hacen  comprender que en ocasiones hay que dar un empujón para que lo justo gane sin importar en que lado del tribunal te encuentres, y que el dinero y el poder no es lo único importante. Su cambio ha sido gradual, sutil pero poderoso y si revisionásemos los primeros episodios no le conocería ni la madre que lo parió (Alfonso Guerra dixit).
Quizás existan personajes más brillantes en escena, como Kalinda o Eli Gold, pero ninguno ha crecido como Cary, que es un hijo de esta serie y nosotros hemos estado ahí para verlo crecer y acunarlo.
Estas son algunas de las luces de The good Wife, pero no todo es bueno, en mi próximo post explicaré las sombras, aunque en ellas si habrá spoilers, así que si no viste la serie…¿a que esperas?
Nos vemos en tu serie o en la mía

El 8º Pasajero

En el espacio nadie puede leer tu blog

Días de vino y series

Un sitio donde hablar de las series que más nos gustan o sorprenden

Crucigramas y Café

otro blog de series

Los calcetines no tienen glamour

Compendio de cosas sin sentido

CineSeriéfilas

Todo lo que necesites saber sobre cine y series de TV. De siempre y ahora.

entresubtitulos

otro blog de series

La pantalla se mueve

otro blog de series

A ver series

otro blog de series

otro blog de series

otro blog de series

Film à porter

Series, cine y moda. Todo junto pero nada revuelto

Los Lunes Seriéfilos

otro blog de series

Asesino en serie

otro blog de series

otro blog de series

Quinta Temporada

otro blog de series

TV Spoiler Alert

otro blog de series

Diamantes en Serie

otro blog de series

Sopranismo Ilustrado

otro blog de series

El Blog de Mon

otro blog de series

Not Penny's Blog

otro blog de series

Cien Megas

otro blog de series

Cartas desde Invernalia

otro blog de series

El Club Silencio

otro blog de series

Capítulos en FF

otro blog de series

A %d blogueros les gusta esto: