Tag Archives: temporada 5

La burbuja Florrick: ¿por qué todos hablan de The good Wife?

21 May

 

 

¿Harto de escuchar lo maravillosa que es The Good Wife? ¿Has empezado a odiar a Alicia Florrick por ello? ¿No entiendes por qué tanto alboroto por una serie de abogados de network?

La serie está en boca de todos los críticos como “el drama del año”; bueno, al menos en España, porque en Estados Unidos el público es menos entusiasta, al menos en lo que respecta a audiencias. Aquí las claves para que no te quedes atrás. Estas son las respuestas a las preguntas que te generará tanto comentario audaz sobre la serie.

¿QUÉ TIENE DE DISTINTO THE GOOD WIFE A OTRAS SERIES DE ABOGADOS?

En The good wife los casos no son el centro del episodio, son lo que ocurre durante el episodio,a lo que los protagonistas dedican el tiempo entre puñalada trapera, lio de faldas y trama conspirativa.

Junto a ello los casos no solo hacen de relleno sino que son además son interesantes y reflejan sucesos de la más rabiosa actualidad.

vlcsnap-2012-11-17-12h39m55s113

¿POR QUÉ ES UN MÉRITO QUE ESTA SERIE TAN BUENA SIENDO “DE NETWORK”?

Las network son las cadenas públicas en USA, y sus contenidos se regulan por un organismo llamado la FCC. Este organismo ejerce como una censura moral de lo que emite cada cadena, y prohíbe el uso de palabras malsonantes, referencias sexuales explícitas, imágenes hirientes tanto de contenido sexual como violento.

Junto a la FCC los anunciantes de estas cadenas hacen de segundo filtro a los contenidos; una marca familiar como McDonalds nunca se anunciaría en una serie con comentarios racistas, contrarios a la familia,o extremadamente reveladores de “estilos de vida alternativos” como la homosexualidad, el adulterio, el sexo adolescente…

La mayoría de las series de Network no tratan de luchar contra estas restricciones y se limitan a contenidos blancos y políticamente correctos; el terreno de la transgresión parece reservado a los canales de cable, pero es The Good Wife (de la network CBS) la punta de lanza de una rebeldía contra el sistema. Desde planos que lo sugieren todo pero que no enseñan nada en el terreno sexual, a inteligentes juegos de palabras o sonidos para evitar aquellas palabras prohibidas pero que dejan claro a lo que se refieren son algunas de las armas de estos indignados del status quo televisivo.

En España la serie es emitida por FOX.

martha-plimpton-michael-j-fox-

¿POR QUÉ SE HABLA TANTO DE LAS MUJERES Y LOS PERSONAJES INVITADOS EN THE GOOD WIFE MERECEN UN EMMY?

Si hay una cuestión en esta serie es que no hay un detalle dejado al azar. Desde la fantástica protagonista Alicia Florrick hasta el último de los episódicos, todos los personajes tienen una profundidad y complejidad impecable. Es por ello que los actores “se pegan” por hacer un cameo en la serie. Más de uno ha devuelto a la vida televisiva a actores enterrados en el olvido como Michael J. Fox.

El trio de actrices protagonistas, también recibió un caramelo interpretativo; tres personajes (Alicia, Diane, Kalinda) de mujeres fuertes en tres variantes muy distintas que recogen los distintos aspectos de las mujeres independientes del siglo XXI.

Los hombres (Peter, Will, Cary) quizá han sido menos ensalzados por la crítica pero también sus personajes son enormemente interesantes no solo por si mismos, sino por amplio abanico de interacciones que muestran con cada una de estas mujeres.

Y lo más interesante de estas interacciones es que los roles varían entre géneros de forma indistinta; el salvador y el salvado, el progenitor que vive solo para trabajar, la falta de escrúpulos, la sexualidad como arma…todos esos conceptos dejan de estar asociados a un sexo concreto y cualquiera es egoísta o hiriente sin ser más o menos culpable por ello. La serie no juzga, aunque el espectador lo haga. Alicia es un personaje amado u odiado pero no resulta indiferente.

vlcsnap-2012-11-17-12h36m34s145

¿POR QUÉ DICEN QUE SU GUIÓN ES TAN COHERENTE?

The good wife es una serie de temática jurídica y política, sobre una mujer a la que su marido, un poderoso político, engaña y dicho adulterio es mostrado al mundo por la prensa. Desde ahí su abnegada esposa lucha por mantener a sus hijos alimentados mientras su marido, que también es corrupto, termina en la cárcel, y dejando su vida de maruja rica vuelve a ejercer la abogacía, oficio que abandoná para ser madre y esposa hace 20 años. El único que la contrata es Will Gardner un compañero de facultad y viejo noviete con el que generará una fuerte atracción mientras lucha por un lugar en el buffete de abogados contra gente mucho más joven y preparada que ella.

Bueno una vez leído esto seguramente os parezca un culebrón más, pero os advierto, bajo esta carcasa facilona se esconde un mundo de sutileza, conspiraciones políticas, mala baba, y brillantez narrativa, unido a un perfecto nivel político y jurídico en los guiones que es difícil de encontrar en muchas series. Y todo ello sucede gracias a un guión coherente y estable, a una planificación de las tramas prácticamente milimétrica y a un ejercicio de prestidigitación narrativa. Como los magos, los guionistas de la serie nos muestran una cosa como distracción mientras por el lado contrario construyen una trama que no vemos venir, pero que una vez sucede tiene toda la lógica del mundo. Esa solidez narrativa se agradece especialmente en una serie que tiene 22 episodios por temporada; con una tirada tan larga es muy difícil mantener el nivel, pero la serie del matrimonio King lo logra. La temporada quinta fue una sucesión de muñecas rusas que fueron revelando muy poco a poco, el sentido al que se dirigía la trama. Y todo sin tener en cuenta ESO que pasa de lo que no puedo hablar sin spoilear.

Flashbacks, sueños, flashforwards…cualquier recurso narrativo es bien recibido si bien, algo que prácticamente han creado en esta serie es lo que yo llamo la escena ping pong.

vlcsnap-2012-11-17-12h41m28s19

EL NUEVO RECURSO NARRATIVO: LA ESCENA PINGPONG

La escena pingpong es una serie de planos con diálogos rapidísimos y acciones encadenadas que van saltando entre varios personajes todos ellos muy estresados a tal velocidad que lograr cargar al espectador con la misma tensión que muestran los personajes. Las escenas parecen una partida de pingpong porque el cambio de punto de vista es tan rápido que en ocasiones logra que perdamos de vista la pelota y terminemos tan saturados y perdidos como los personajes. Lograr esto sin perder la atención del espectador es algo magistral que muy pocos pueden hacer y los King lo han logrado tres veces, solo en la quinta temporada.

Por estas razones entre muchas otras esta serie ha sido para mi la más solida, regular y brillante de la temporada. Si aún no la has visto, tienes todo el verano para ponerte al día.

 

Nos vemos en tu serie o en la mía

 

 

 

 

Breaking Bad 5×16. Crítica al final de la serie. Un hombre libre

30 Sep

Hace unos minutos que los últimos acordes de baby blue languidecieron para dar paso a la banda sonora de la serie, que marcaba el final de Breaking Bad. Una sintonía breve, conocida y reconocible, placentera, como Walt, pero a la vez intensa, aguda y desgarradora, como Heisenberg.

La dualidad, la doble personalidad que a todos nos acompaña, el ying y el yang, el querer y el deber, la pasión y la razón, han marcado estos seis años para todos sus espectadores.

En estos momentos en que la sensación de euforia y satisfacción todavía no me ha abandonado, creo que es el momento en que puedo escribir el sentimiento que me ha producido esta serie con mayor verosimilitud.

Como todas las grandes pasiones la serie y yo no tuvimos un comienzo sencillo, pero poco a poco, la fuerte atracción exterior que me producía la serie (siempre he dicho que visualmente es sin duda la mejor serie que se ha producido) fue vencida por su vertiente más personal.

Aprovechando el concepto de relato episódico como nadie, Vince Gilligan nos ha permitido ser testigos de la metamorfosis de un hombre en un monstruo; sin luna llena, ni picaduras radioactivas, solo a través de la acción de los elementos existentes a su alrededor.

vlcsnap-2013-09-30-19h20m38s88

Como si de una reacción química se tratase, para realizar el experimento solo era necesario un cuerpo (Walter White) sometido al contacto con otros cuerpos (fuesen de signo positivo como Hank, Marie o Gretchen y Elliot Schwartz o negativo como Tuco y Héctor Salamanca, Gus Fring, Mike, Lydia o Todd). Dicho contacto debía, para obtener la reacción buscada, someterse a unas determinadas condiciones de temperatura, humedad y presión, (el abrasador desierto de Alburqueque con la muerte en los talones y nada que perder).

Tras lanzar el experimento únicamente nos restaba sentarnos a observar los cambios sufridos en el sujeto cero. Era abrumador observar cómo, paulatinamente, su piedad se reducía, aumentaba milagrosamente su capacidad para la mentira y la extorsión y a la vez sus capacidades psíquicas aumentaban exponencialmente para urdir planes que le sacasen del más inverosímil y desquiciante atolladero. Como ya comenté en un post anterior con las condiciones y los componentes adecuados se puede convertir a cualquiera en un super hombre, prácticamente en un Dios.

vlcsnap-2013-09-30-19h24m49s34

Y en eso se convirtió Walt, en un semi  Dios, adorado por los malvados, temido por los esbirros, odiado por los que le amaban. Hasta no tiene problema en hablar con el otro Dios, un colega, para que le “eche una mano” y le ayude a volver a casa.

Pero este Dios tenía una enfermedad humana. El cáncer era clara alegoría al mal que corría sus entrañas, al horror que generaba con sus acciones. Él estaba en el negocio de crear un imperio y por fin hoy, tras 62 episodios lo reconoció. Lo hizo por si mismo, le hacía sentirse vivo. El Dios se humanizaba, cuando el hombre se endiosaba.

La cabaña de New Hampshire fue el envoltorio de seda en que tuvo lugar la fase final de su mutación definitiva. Únicamente faltaba el llamado de la madre naturaleza que le obligase a salir, y de forma perfectamente sincronizada, las sutiles palabras de Gretchen Schwartz fueron su canto de sirena hacia el lado oscuro. “Era un hombre dulce”. No, Gretchen, ese hombre ya no existía, había muerto y lo poco que quedaba de él fue enterrado con Hank en unas coordenadas cualquiera bajo el polvo del desierto.

El fantasma de Walt dejó finalmente de acosar a Heisenberg y éste salió a la luz, por última vez, para completar de forma irrevocable y definitiva su legado. Él y solo él decidiría su final. Tomando las riendas de su demacrada montura hiló el plan definitivo. Atando todos los cabos de forma sistemática y enfermiza, formuló una estrategia que permitiese ir soltando lastre para llegar sin nada que perder, ni un dólar en el bolsillo por el que pelear, a la batalla final, la que le enfrentaría con su propia creación. Jesse Pinkman.

vlcsnap-2013-09-30-19h23m15s124

Así se liberó del reloj que éste le había regalado, como símbolo de su relación con Walt. Logró destruir la jovial vida de los Schwartz dejándoles un encargo lo suficientemente siniestro y aterrador como para impregnar de angustia su inmediata existencia. Por último dejo un dulce regalo a Lydia.**

**No me resisto a contar esta anécdota. Como fanática de la sacarina que soy, yo también tomo Stevia. El otro día mientras me preparaba el café me vino un flashazo. Walter iba a poner el ricino en un sobre para Lydia. Era tan meticulosa que sabía que no tomaría ningún otro edulcorante en su manzanilla. Se lo conté a mi querido amigo Ernesto, en una de nuestras eternas conversaciones sobre Breaking Bad y me dijo que no podía ser. Ahora espero un comentario reconociendo mi acierto. Espero encontrarlo en breve.

Por último, como rito antes de la batalla, Heisenberg concedió a Walt un deseo de moribundo, ver a sus hijos antes de morir, al indefenso de cerca, al traidor desde la barrera, y se concedió también un deseo a si mismo. Romper el tabú en el que basó su gran mentira, y revelar a Skyler (y a si mismo) sus autenticas motivaciones.

Es fue su recompensa. Su premio. Decir la verdad. Una verdad disuelta en un océano de mentiras, una verdad susurrada en la penunbra de una cocina, en la intimidad del matrimonio hundido, en la libertad de saber que se acercaba el final.

vlcsnap-2013-09-30-19h31m52s172

Sin una conciencia que llevar a rastras, se lanzó de cabeza a su final, sin miedo a morir, Walt ya estaba muerto, y Heisenberg extenuado. El plan estaba perfectamente trazado, pero, como siempre, a ojos de un hombre calculador, el resto de sujetos no funcionó conforme a las leyes de la lógica. En vez de encontrar a un Pinkman poderoso, a sus pies apareció un Jesse postrado. Al observar su sufrimiento, encerrado durante meses (igual que él), vio en sus ojos el producto de sus actos, y se reencontró con su amigo, con su colega, con su hijo. Y una vez más su ira se disipó. Hasta Heisenberg tenía una debilidad, y era Jesse.

Y un segundo antes de desatar el infierno de balas, hizo su última acción a favor de Pinkman, no se si desinteresada o no. Quizás no quería a nadie llamándole Bitch durante toda la eternidad. El tío Jack no tuvo tanta suerte.

Pero Jesse no lo agradeció. Tras innumerables palizas, traumas, secuestros y novias muertas, por primera vez tuvo oportunidad de vengarse de Walt, pero mantuvo su palabra de no volver a obedecerle jamás; así viendo que su mentor deseaba morir, decidió negarle su último deseo. Demasiada muerte en sus manos.

vlcsnap-2013-09-30-19h31m02s183

Bueno, siempre quedaba hueco para uno más, y Jesse utilizó sus escasas fuerzas para arrancar el aire de los pulmones de Todd; no solo por sus pecados, sino como personificación de todos los hombres que habían abusado de él. Jesse libró la batalla del niño acosado en el colegio, de la mujer golpeada, del trabajador explotado, y se libró del abusón para siempre. Y en ese momento todos disfrutamos, porque todos hemos sido Jesse alguna vez, y todos quisimos venganza. Podía haberlo hecho con Walt, pero en el fondo, no es sencillo matar al padre.

Tras la dulce huida de Jesse, y la jactanciosa conversación con Lydia (ese politono molón de móvil) Walt, herido de muerte con sus propias balas (aquí el concepto fuego amigo no es válido cuando uno termina odiándose y amándose tanto a si mismo), debía encontrar las verdes praderas en las que agotar sus últimos momentos en la tierra. Y las encontró. En medio del inhóspito paisaje desértico, Walt y Heisenberg se reencontraron en su particular monte Eliseo. Solo eres un Dios si estás en la cima de tu montaña, y la de Walt había brotado de la fusión del vidrio, el metal y la inteligencia humana.

vlcsnap-2013-09-30-19h33m17s251

Su Shangri-la particular estaba a tan solo unos renqueantes pasos. Sus árboles frutales fueron los viales, sus arroyos los alambiques y su templo el bruñido recipiente en el cual vio su rostro reflejado por última vez, ese rostro desgastado y anémico, destruido por mil y un pecados contra el cielo, y por primera vez, vio su alma asomando a través de sus agonizantes ojos, un alma sesgada por la ambición y la soberbia. Pero ya no importaba. Skyler era libre, sus hijos eran libres, Jesse era libre, pero sobre todo él era libre, un hombre libre muriendo en el lugar en el que había sido un Dios. Todo había terminado, todo estaba bien.

Descansa para siempre Walter, cuida de él, Heisenberg, nosotros no os olvidaremos, y seréis por siempre recordados. Larga vida al rey. Y a su alargada y tenebrosa sombra.

Gracias Vince, gracias por todo

Nos vemos en tu serie o en la mía.

Parte Final temporada 5 Breaking Bad: Corta vida al rey (con spoilers)

11 Ago

Este domingo se estrena la segunda parte de la quinta, y última, temporada de Breaking Bad, y quería dedicarle unas líneas.

Si os soy sincera mis inicios con la serie no fueron nada prometedores. Recuerdo que tras ver los dos primeros , en especial “la escena de la bañera”,decidí que aquella serie no era para mí. Estaba convencida de que aquella era una serie en la que nos iban a contar las miserias  y patosadas de dos perdedores, con gags dignos de jack-ass.

Durante al menos un par de años la serie durmió el sueño de los justos en mi carpeta de series aparcadas, hasta que,  jaleada hasta el cansinismo por mi amigo @ernesmitre, decidí darle otra oportunidad.

El visionado de los primeros episodios  me costó una barbaridad porque no tenía claro hacia donde iba la serie, y, sinceramente, aguanté por que me ganó en el aspecto visual.

Dentro de mis series favoritas, cada una lo es por un aspecto en el que destaca sobre las demás, ya sea  la premisa, los personajes o los diálogos; pues bien, mi devoción por Breaking Bad es estética. La forma de mostrarnos las historias, de colocar la cámara, los planos de colores saturados en el desierto, la música totalmente contraria a la intención de la imagen y que sin embargo emplasta perfectamente son algunos de los puntos que consiguieron que no abandonase por segunda vez la serie de AMC.

Pero aunque visualmente me pareciese magistral, seguía detestando a todos y cada uno de los personajes; hablaba Alberto Nahum en su post sobre Breaking Bad de la diferencia entre alineamiento y empatía. Durante mucho tiempo yo me alineé con Walter White y compañía, pero no empatizaba, es decir, estaba junto a él pero no me sentía cerca de él.

walter

MI RELACIÓN CON WALTER

En el inicio de la serie Mr. White era una pringado, Jesse un espantapájaros al que el viento movía cada día en una dirección, y prefiero no hablar de los personajes femeninos, que a día de hoy son mi gran “pero” a la serie.

Pero poco a poco la serie y sus protagonistas empezaron a calar en mí; paradójicamente cuanto más se sumergía Walter White en el fango moral, más atrayente me resultaba el personaje. Su descenso a los infiernos fue mi elevación a los altares. Cuanto más emergía Heisenberg y más se diluía Walter White, más interés despertaba en mí el personaje.

Era un malvado distinto, porque le habíamos visto ser bueno, ser ingenuo, patoso y deleznable y sobre sus cenizas se había levantado una criatura cruel y maquiavélica, capaz de dejar a un lado las pulsiones que nos hacen débiles y poner el fin por delante de los medios, fuese o no su objetivo honorable. La serie nos proporciona un asiento de primera fila en evolución del ser humano falible al hombre perfecto de Nietzsche, al super yo, a la criatura que gobernaría la tierra, o, en este caso un cartel de drogas.

Posiblemente muchos de vosotros, que os dejásteis atrapar desde el principio,  no comprenderéis porque mi empatía no llegó hasta que Walter se volvió un grandisímo cabrón. No soy masoquista, ni satanista, ni especialmente fan de la “mala gente”, la razón es que en cierta manera Heisenberg nos redimió a todos.

En ocasiones cuando vemos series nos tiramos de los pelos pensando en la estupidez que acaba de cometer el protagonista que le ha privado de todo lo bueno (la pasta, la chica, en general la felicidad). En los albores de la serie, quedo claro que el hueco para la felicidad era casi inexistente. La vida de Walter, antes del nuevo embarazo de Skyler y el consabido cáncer, era ya una basura, con sus dos curros, su mujer pasivo-agresiva  su hijo amante de los cereales, y su frustración por haber vendido un exitoso futuro por 5.000 apestosos dólares.

Desde el duro suelo solo se puede ascender, y Walter lo hace. Aunque a veces no le salgan las cosas bien, él va actuando conforme a cualquiera de nosotros, desde nuestro sofá, lo haríamos. Ni sus sentimientos, ni los escrúpulos, ni una personalidad absurda hacen que Walter meta la pata. ¿Cuántas veces nos hemos quejado de que un personaje actúa de una forma absurda, en que se ve a la milla la mano de los guionistas, para mantener vivo un conflicto dramático? Esto no sucede en Breaking bad, porque Walter siempre tiene una razón para hacer las cosas, ya sea su familia, el dinero o su enorme ego, pero él es el dueño de su destino, y los guionistas le ponen piedras en el camino, pero no le obligan a sortearlas de forma irracional.

Y si él sólido tratamiento del personaje no fuese suficiente, de propina le permiten hacer aquellas cosas por las que cualquier mortal suspira, como cargarse al jefe que le presiona, soltarle lo que realmente le pasa por la cabeza a su mujer (ese I´m the one who knocks) o poner a un rival en su sitio a base de soberbia y posturno extremo (Say my name). Que levante la mano quién, en esas escenas, no se sintió redimido de toda su frustración vital durante unos instantes. Pues eso.

jesse

LA LIBERACIÓN DE JESSE PINKMAN

De igual manera Jesse, especialmente tras su desintoxicación, comenzó a mostrar más aristas. El personaje expulsó algo más que las drogas en su cura, comenzó a sudar capas, complejidad, y una moral muy discutible, pero auténtica. Las drogas habían anestesiado un alma hambrienta de reconocimiento. En la búsqueda de una figura paterna que le apreciase, Pinkman terminó poniéndose en manos de la persona equivocada. Un villano aún a medio cocer, y en el que Jesse avistaba todavía un espíritu afin y noble al que quería agradar. Un alma libre terminó esclavizándose por un puñado de buenas palabras y vendiendo su lealtad muy barata, siendo el pago un par de momentos redentores de Mr. White.

Aunque inicialmente el fenómeno que arrastró a Jesse a su “peonización” como side-kick del profesor de química, fue un mero complejo de inferioridad que busca ser sobrecompensado, su relación con el paso del tiempo se torno infinitamente más compleja.

La relación de Jesse y Heisemberg, nace de una reacción química con similar origen y efectos que su azulada obra maestra. Solo a través del exacto número de traiciones y redenciones, mezcladas en la cantidad justa, y centrifugadas al ritmo de los sucesos acaecidos, podría haberse creado una simbiosis tan perfecta, una lealtad a prueba, literalmente, de balas.

Más allá de lo que objetivamente cada uno de ellos aporta a la relación, la presencia física del otro es necesaria para comprobar que todo el mal que han hecho, lo han hecho juntos. Una vacía justificación moral que a ambos les bastaba para dormir por las noches. Una relación con una pureza extrema, y una malsana atracción mutua que impedía a ambos funcionar correctamente sin el otro; como si fueran dos imanes. Yeah, magnets Bitch!!

El progresivo alejamiento que vemos en la última temporada, es claramente el despertar de Jesse, que no solo comienza a destacar por su propia brillantez, sino que está comprendiendo que papá White ha perdido el rumbo, embarcado en su propio chute de egocentrismo extremo, la soberbia es su droga y ahora es Jesse el que debe decidir si acompañarle a que se desintoxique o dejarle morir por sobredosis de plomo en cualquier callejón de Alburquerque.

skyler

SKYLER ¿NECESARIA O POLARIZANTE?

  En el apartado femenino, mucho se ha dicho . Personalmente a mí me encantaría conocer a la madre de Vince Gilligan, porque está claro que tiene serios “mummy issues”. Solo dos mujeres protagonistas en la serie y ambas son enormemente castrantes. El papel de policía de la moral que ejerce Skyler es tan incómodo como necesario para la trama. Mrs White actúa como ancla para Walter, impidiendo una total libertad que hubiese terminado con muchos de sus problemas y pivotando como incesante fuente de conflictos al obligarle a mentir y buscar excusas para su comportamiento.

Pero el interés humano de Skyler nace a partir de descubrir el secreto de Walter. Desde ese momento ella comienza su particular viaje moral y su posicionamiento en la historia. Skyler deja de ser un pretexto en la trama y se convierte en texto, en contenido, generando nuevas y muy distintas reacciones ante los mismos eventos que viven Walter y Jesse.

Al igual que parece que los acontecimientos hace a Walter cada vez más frío, con su señora se invierte el proceso. Las dudas, el miedo, la ira, la codicia, inciden de forma abrumadora sobre ella. Es como si Skyler fuese el retrato para un Dorian Gray (Walter) solo que en vez de ser físico es moral. 

Es el contrapunto ideal  a Walter, porque nos permite avistar las cuestiones de fondo, que Walter ha dejado muy atrás,y que en un primer momento le impulsaron a iniciar su particular viaje al abismo. Aún con sus propias idiosincrasias ella permanece fiel a esos objetivos, dinero, seguridad, familia. Ella no comprende el cambio moral de Walter, la explosión de su ego, el nacimiento del rey. Skyler es un punto fijo que nos permite recordar como era Walter y como es ahora. Y ella, sin duda, no busca construir un imperio.

marie hank

“LOS OTROS”

No diré mucho de Hank, Marie y Walter Jr, porque son personajes bastante planos, y en muchas ocasiones hasta accesorios, que no me han aportado demasiado, más allá de mosstrarnos cuantas marcas de cereales existen en Estados Unidos. La hermana cotilla, el hijo prescindible y el cuñado convenientemente agente de la DEA, me han parecido poco dibujados para la intensidad del resto de personajes. Gracias a Dios que otros secundarios han compensando el paupérrimo interés de estos tres, porque sin Gus Fring, el tío Salamanca, Gale o Jane, la serie hubiese sufrido de una patológica cojera, en lo que ha secundarios se refiere.

Más por peso de guión que por peso dramático únicamente Hank es digno de mención. Los guionistas intentaron darle momentos tensos, como su trauma tras conocer al señor Tortuga en El Paso, o su (asombrosa) recuperación física. En ambos casos, no se si el personaje o el actor, se quedaron cortos. Igualmente está el empeño de Gilligan y compañía por vendérnoslo como un policía competente, cuando el mejor trabajo policial de Hank haya sido sentado en el trono.

La escena final del 5×08  me pareció algo tramposa, aunque había que dar una ayudita al cuñadísimo o nunca terminaría la serie. Quién sabe si el propio Water no lo dejo ahí a posta, ahora que sus días de emperador de la droga llegan a su fin. Puede que esa fuese la utilidad, y razón de ser, del personaje de Hank desde el principio. Quizás mejor un suicidio por polícia que toda una vida con Skyler, con o sin cáncer.

CONCLUYENDO

Tras cinco temporadas de impactante escenas de naturismo animal (la tortuga, la mosca, el ojo del osos de peluche), de cervezas que se “disparaban” solas, de pizzas voladoras, de malvados latinos cabreados, y de un frustrado falso-intento-de-suicidio de Skyler (por poco), de matar a muchos y dejar morir a algunos, de venenos mágicos, mafiosos con timbres, y perrerías en el desierto varias, solo nos quedan unos pocos episodios por disfrutar.

Solo espero que el fin de Heisenberg sea apoteósico. Dudo que,  por mucho que hablase de retirarse en el último episodio, Walter sobreviviese en el mundo que antes le resultaba cómodo; creo que preferiría morir a retornar al gris y patoso hombre que encerraba al grandioso Heisenberg, por lo que le deseo la muerte más honrosa que un villano pueda tener. Por él, por nosotros, por todos. ¡Corta vida al rey!

Nos vemos en tu serie o en la mía

Requiem por un Guilty Pleasure parte 1:el final de Eureka (sin spoilers)

28 Dic

eureka

Eureka, serie cosecha propia de la Sy-Fy, se despedía en la quinta temporada de su público, compuesto por los geeks más geeks de todos, no en vano la serie nos transporta a un pueblo habitado unicamente por cerebritos. Para aquellos que encontramos el “empollonismo” como algo “molón” esta serie es lo más.

Dejando aparte la consideración de que el pueblo es creado por el Departamento de Defensa americano y todos sus habitantes, adorables del primero al último, trabajan diseñando armas de destrucción masiva, la serie es totalmente blanca e inocente.

La estructura de cada capítulo es idéntica:  el sheriff  (el más tonto de todos) es siempre  el salvador del pueblo, ante una amenaza creada por algún experimento que, voluntaria o involuntariamente, sale mal. Si sumamos a su casi preescolar estilo narrativo, unos  efectos especiales más bien cutres, interpretaciones más que discretas y una verborrea cientifica que ni el espectador, ni sospecho que los guionistas, comprenden, nos dejan una serie blandengue y facilona, pero que para mí es lo más parecido a un Everwood para frikis.

Se que la pongo a escurrir, más que nada por dejar claro que reconozco su nulo valor artístico, pero a mi me encantaba, básicamente porque el pueblecito es uno de mis Happy Places favoritos, con miles de aparatos futuristas, donde el cocinero es un reputado químico, el mecánico diseña cohetes y la de la lavandería basa sus servicios en modernas teorías de ingeniera química; el pueblo consigue que la actividad más cotidiana se torne en aventura.

Su final fue, redondo, tierno, previsible hasta la nausea, pero logró que los créditos me sorprendiesen con una enorme sonrisa. Fue una serie que nunca se tomo en serio y eso es lo que la hizo grande, tuvo un final acorde a ella, amable y divertido, generando nostalgia antes de que terminase.

Echaré de menos Eureka, con el Café Diem y el Instituto Tesla, a los personajes como Henry, Jo, Holly, mi tocaya  S.A.R.A.H. la casa inteligente, el “deputy Andy”, Vince, el gran Fargo (y su compleja relación con Claudia en los crossover con su hermana de canal Wharehouse 13  ) y, of course, a Will Wheaton (el archienemigo de Sheldon Cooper) haciendo de Will Wheaton ; eso si, no añoraré al sheriff Carter , ni a Allison Drake, que me parecían un poco odiosos, y no creo que sea la única a la que le pasa.

Pero si hay algo que echaré especialmente de menos será la falta de sorpresas, de finales conflictivos, de complicaciones. Éste era mi guilty pleasure por lo fácil y amable de su existencia y cumplió su objetivo.Tu experimento final salió bien. Hasta siempre Eureka.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

El 8º Pasajero

En el espacio nadie puede leer tu blog

Días de vino y series

Un sitio donde hablar de las series que más nos gustan o sorprenden

Crucigramas y Café

otro blog de series

Los calcetines no tienen glamour

Compendio de cosas sin sentido

CineSeriéfilas

Todo lo que necesites saber sobre cine y series de TV. De siempre y ahora.

entresubtitulos

otro blog de series

La pantalla se mueve

otro blog de series

A ver series

otro blog de series

otro blog de series

otro blog de series

Film à porter

Series, cine y moda. Todo junto pero nada revuelto

Los Lunes Seriéfilos

otro blog de series

Asesino en serie

otro blog de series

otro blog de series

Quinta Temporada

otro blog de series

TV Spoiler Alert

otro blog de series

Diamantes en Serie

otro blog de series

Sopranismo Ilustrado

otro blog de series

El Blog de Mon

otro blog de series

Not Penny's Blog

otro blog de series

Cien Megas

otro blog de series

Cartas desde Invernalia

otro blog de series

El Club Silencio

otro blog de series

Capítulos en FF

otro blog de series

A %d blogueros les gusta esto: