Tag Archives: Homeland

Homeland 3×12: Analisis del final de la temporada 3

16 Dic

Tan solo unos instantes después de ver la Season finale de Homeland una palabra resuena en mi cabeza como leiv motiv de esta tercera andadura: desorientación.

Para hablar de este último capítulo debemos primero echar la vista atrás, al principio de temporada, y a lo que entonces esperábamos de la serie.

LAS EXPECTATIVAS DE LA TERCERA TEMPORADA

En octubre de 2013, por segundo año consecutivo, fui la encargada de presentar en el Festival de series la nueva temporada de Homeland. Por entonces solo había visto tres episodios y en mi cabeza creía tener claro por donde iría la temporada; para mí la idea de los creadores se antojaba nítida: iban a hablar del castigo y de la culpa, no solo de los supervivientes, sino también de las familias de los verdugos.

Tras la temporada de las teorías y las conjuraciones sobrevino la de la acción y la puesta en práctica; era de justicia que la tercera gravitase en torno a las consecuencias de todo lo sucedido en las dos anteriores. Y al estilo de Buruaga así pensaba que eran las cosas y así se las conté al numeroso público que acudió al estreno en pantalla grande de la serie. No podía estar más equivocada.

vlcsnap-2013-12-16-18h52m08s34

Si viene el mayordomo de Tenn y me pasa el algodón no va a salir ni rastro de roña.

LA SERIE A LA DERIVA: CAUSAS

Desde el cuarto episodio de la temporada en que la trama dio su primer gran vuelco, la serie no dejo de girar y girar hasta el punto de no permitirnos distinguir qué estaba arriba y qué abajo. Algunos podrían decir que esto fue una montaña rusa, pero más bien fue una centrifugadora, que nos volteó de forma tan violenta que más que una cuarta temporada lo que muchos queríamos era una Biodramina.

Homeland siempre se distinguió por ser “la serie en que nada es lo que parece”. Sin duda era atrayente ver una serie donde el espectador tenía que echar el resto para tomar partido por cual era su verdad en tan ingente pozo de mentiras. Pero hasta ahora la serie nos daba dos puntos de anclaje para adoptar nuestra postura: la visión inaldulterada de Carrie y la creencia de que Saúl siempre actuaba bajo un prisma de moralidad global, el del bien común.

El episodio cuatro rompió el pacto de lectura, al menos conmigo. Si ni siquiera podía recibir información real de Carrie, era imposible formar juicios de valor respecto a lo que sucedía, y si Saul empezaba a funcionar en base a su propio ego, también se perdía el asidero moral de la serie. En resumen el barco había perdido su ancla y se había quedado a la deriva en las procelosas aguas de la mediocridad televisiva.

Te miro la espalda a ver si tienes la marca de todos los puñales que te he clavado

Te miro la espalda a ver si tienes la marca de todos los puñales que te he clavado

La roca en la que se había cimentado la confianza del espectador y su empatía dejo de ser punto de apoyo y se convirtió en lastre, unido a otros tres problemas que pusieron los clavos restantes el ataúd.

–    Tramas de relleno, intentando mantener (inexplicablemente) en la historia a la familia Brody, con la inerte Jessica Brody, la exasperante Dana, y sí, el una vez más ignorado Brody Jr.

– Personajes que prometían mucho pero cuyo peso dramático terminó diluyéndose en mediocres apariciones (Fara, Peter Quinn, Dar Adal) solo el personaje de Javadi ha dado todo lo que se esperaba de él. El resto pueden llevarse una bala sin que pestañee.

– La ausencia de Brody. No suele ser fácil sacar adelante una serie sin su protagonista, pero ésta era una oportunidad de oro para crear personajes fuertes y tramas atrayentes que hiciesen olvidar la trama inicial de la serie y darle una posible continuidad. Pero quedó claro que sin la química de la pareja protagonista y la fuerte presencia escénica de Damien Lewis la serie estaba herida de muerte.

vlcsnap-2013-12-16-19h00m58s217

No me entendáis mal, me encantan los giros de guión inesperados, pero cuando están bien traídos y existen claves que te permiten echar la vista atrás y comprender cómo te engañaron. Y este no es el caso. Aquí no saltó el tiburón, aquí el tiburón se lo comió Carrie, mezclado con el Litio para su trastorno bipolar y las vitaminas prenatales.

No quiero tampoco parecer radical, hubo buenos momentos, pero si somos sinceros solo salvo el episodio cinco, que me pareció magistral, y los tres últimos de la temporada, lo cual hace que solo un tercio de lo emitido alcance el nivel de brillantez y tensión dramática de las anteriores temporadas. Lo cual no es suficiente para sostener el nivel que la serie mantuvo en sus dos temporadas anteriores. Ni con la cuerda roja que se ahorcó Brody.

EL EPISODIO FINAL

El inicio del capítulo tenía todos los componentes de la más asfixiante tensión, pero sinceramente me dio bastante igual. Ahí comprobé lo deteriorada que estaba mi empatía con los protagonistas. Los arquetipos estaban rotos, ya no sabía por lo que luchaba Brody, y aunque sabía por lo que luchaba Carrie no tenía sentido su permisividad ante una misión suicida del hombre al que amaba.

Por supuesto el episodio se carga de todos los habituales Deus ex machina de la serie. Acontecimientos forzados a tope de los que lleva abusando desde su inicio, aquí unos ejemplillos:

-Encerrar al futuro director de la CIA en una oficina para que no se chive al presidente.

-El hecho de que Dana limpie justo el motel adecuado.

-Conseguir in extremis un chivatazo que permita a Saul ser jefe de espionaje durante los 15 días que necesita.

-La droga mágica que hacer pasar a Brody de yonkie a Capitán America en dos semanas (justo el tiempo necesario)

-El final del mandato de Mister Berenson coincide con el día en que tienen que sacar a Brody de Iran.

Las casualidades son odiosas, pero en esta serie son demasiadas para pasarlas por alto.

vlcsnap-2013-12-16-19h01m28s6

Ahora entiende lo que sienten los Rocieros antes de saltar la verja.

CARRIE VS BRODY

Mientras Saul libra su última batalla en Washington, observamos los últimos momentos de Carrie y Brody juntos. A él parece haberle brotado repentinamente una conciencia. O una obsesión con el agua porque no para de lavarse. Ella parece finalmente recordar que está embarazada y no suelta prenda hasta que él está decepcionado con no haber muerto. Sus últimos momentos juntos no llegan al nivel de intensidad de episodios anteriores, aunque se supone que ambos están ya tan trastornados que no les quedan fuerzas. Me ha dejado a medias y con ganas de algo más emocionante. Tras temporadas de arriesgar la lucha de Al Quaeda y la CIA por su amor, esperaba algo más íntimo que la llamada telefónica final, se veía que Brody ya pensaba en eso de “para lo que me queda en el convento…”.

SAUL: AMIGO O ENEMIGO

La traición final tiene lugar (alguien lo dudaba) pero eligen que no sea Saul el verdugo. No olvidemos que está prevista una cuarta temporada, y alguien tiene que caer bien a la audiencia. Tras una temporada de manipular, mentir y amenazar, los guionistas decidieron que este era el momento de volver a mostrar el lado bueno del judío. Digo yo que será para la foto.

vlcsnap-2013-12-16-18h54m55s168

Parezco triste pero en mi regazo estoy acariciando un gato..muahahaha

Sinceramente el Saul de esta temporada es un retrato más fiel de lo que tiene que ser un espía. La versión edulcorada de temporadas anteriores no tenía mucho sentido, pero una persona es de una forma u otra, hay que elegir, no se puede cambiar el ángulo de un personaje de una forma tan radical tres veces en la misma temporada. Una cosa es la evolución de un personaje dentro de su arco y otra es la esquizofrenia en la que han inmerso a Mandy Patinkin. Yo prefería a Iñigo Montoya, al menos él tenía claro cual era su propósito en la vida; ya sabéis “tú mataste a mi padre, prepárate a morir”. Un clásico moderno.

UN FINAL INESPERADO Y SUS CONSECUENCIAS

De ahí saltamos al pico de dramatismo final, con Carrie en la verja y Brody exhibiendo la cuerda roja alrededor de un cuello que ya querría Fernando Alonso. Este momento, que si bien parecía algo ridículo (Brody parecía un muñeco) cierra de forma correcta, que no brillante, la intensa media hora de episodio realmente remarcable. Personalmente no me acabo de creer la muerte de Brody, por eso apenas me afectó.

En la serie de las traiciones y las falsas realidades todo puede suceder, así que estaré pendiente de la agenda de Damien Lewis, por si acaso solo estaba tomando cañas. En una tasca de Teherán.

Tengo el cuello como un torito bravo

Tengo el cuello como un torito bravo

Desde ahí, el flashforward con Carrie reinsertada en la vida de la CIA y pintando estrellas, Saul comiendo Croissants quiero creer que en Santorini, y Peter Quinn ejerciendo de paño de lágrimas de la rubia, hubiese tenido más sentido si este fuese el final de la serie.

Pero por lo visto esta media hora venía a abrir las tramas de cara a la próxima y nada deseada temporada, en la que Carrie “empaquetará” a su hijo con el yayo y se irá a Turquía, previsiblemente con Quinn y el estoico Virgil, bajo la atenta mirada de Saul que seguro volverá a la Agencia.

Nos queda la duda de si, una vez más, los creadores jugarán sucio y traeran a Brody de entre los muertos. En teoría desaparecen dos personajes regulares para la siguiente temporada pero yo pensaba rezaba que serían Jessica y Dana Brody Yo ya no digo nada, de esta serie me creo cualquier cosa y ninguna a la vez. Y sin confianza no hay empatía, y sin empatía no hay fidelidad.

vlcsnap-2013-12-16-19h20m45s50

Y cuando pase la puerta de estrellas Carrie se convertirá en…Juanita Reina

CONCLUYENDO QUE ES GERUNDIO

La piedra angular que cimentó su éxito ha sido arrancada de su lugar de honor por los guionistas con la misma grúa que ahorcó a Brody y por el camino ha arrastrado por el fango su credibilidad y prestigio. Cuatro capítulos y medio decentes no salvan una temporada, y menos una serie. Para mi hay algo peor que el final de una serie buena, y es que se haya perdido a si misma en medio de la mediocridad. Me da mucha pena, prefería haber cerrado sus ojos que verla agonizar durante otra temporada más, despojada del cariño del público, de la aquiescencia de la crítica y del respeto de la industria (la debacle de los Globos de Oro no fue casualidad).

Una vez más Showtime ha sido víctima de su propia codicia y ha destruido otra serie por no permitirla morir a tiempo. Ya lo hizo con Dexter y ahora solo me queda rezar por Masters of sex. A Homeland solo me queda desearle una buena muerte la próxima temporada. No tengo claro que me quede a verla, pero como homenaje Pintaré una estrella por Homeland por lo que fue, por su heroicidad, aunque ya pocos quieran recordarlo. Y lo haré con el boli verde de Carrie, con su boli verde.

Nos vemos en tu serie o en la mía

Anuncios

Alicia (The good wife) contra Carrie (Homeland) Mujer contra mujer.

25 Oct

En este caótico, y nada halagüeño, comienzo de temporada, surge un curioso fenómeno centrado en dos de los personajes femeninos más potentes de la parrilla televisiva.
Los personajes son Carrie Mathison y Alicia Florrick, dos estilo de mujer totalmente opuestos, pero que aún encabezando sus respectivas producciones, tienen un peso e influencia muy distinto en ellas.

HomelandSeason2intro

CARRIE “LA LOCA”

Carrie Mathison es brillante, impulsiva y pasional; la agente de la CIA comenzó siendo un personaje magnético y vibrante. El problema apareció cuando su enfermedad, sufre un trastorno de personalidad bipolar, dejó de ser un rasgo de su personaje y fagocitó todas sus tramas, convirtiéndose en la “excusa para todo” de los guionistas. Al estilo del Luisma de Aida, los espectadores teníamos que tragarnos cualquier ruptura surreal de la trama al grito de “claaaaro, como Carrie está loca”.
La brillante interpretación de Claire Danes, algo extrema para algunos, ha llevado a que cada vez más peso de la serie recaiga sobre ella, convirtiendo la tercera temporada de Homeland en un excesivo registro de sus expresiones faciales y tics. Si bien yo compré los tres primeros episodios, y su idea de una temporada más reposada e intimista, el cuarto me convenció de que los guionistas son capaces de todo, con tal de alargar la serie. Nunca fue una producción rigurosa e hiperrealista, el deux ex maquina (justificado una vez más en que Carrie está loca) se convirtió en su bandera, pero lo de esta semana no tuvo precio. No digo más no quiero spoilear. Si lo viste lo sabes, aquí no saltaron el tiburón, aquí se lo pusieron a Carrie en un plato de porcelana y se lo comió al pil-pil. Claro, como está loca…

vlcsnap-2012-11-17-12h36m34s145

ALICIA LA MUJER SIN MARAVILLAS
El fenómeno contrario sucede con una de mis ficciones favoritas, The good wife y su protagonista Alicia Florrick.
En contraposición a Carrie, Alicia es inteligente, racional y reflexiva. Tiene su dosis de indecisión, como todo el mundo, pero en general es una mujer fuerte y sobre todo pragmática. Y eso me encanta de ella;  por fin un personaje femenino que no se deja llevar por sus sentimientos y hace lo que debe hacer; bueno, casi siempre, pero nadie es perfecto.
Al contrario que en Homeland, donde los personajes secundarios ( excepto Saul) son aburridos y sus tramas repetitivas y nada atrayentes, el matrimonio King ha logrado crear en su serie un microuniverso de secundarios deliciosos y episódicos delirantes. Cualquier actor que se precie quiere tener un cameo en The Good wife, porque sabe que su personaje será un caramelo, interpretativamente hablando.
Salvando la primera mitad de la temporada anterior, la serie ha tenido una trayectoria en ascenso, y tras el elegante final de la cuarta temporada, nos están dejando una bien hilada e adictiva quinta entrega. En esta serie, el peso de Alicia se ha visto reducido a favor de otros personajes, y si bien continua siendo el hilo conductor, es una serena presencia que hilvana el resto de tramas para dar solidez a la serie.
Y esto no significa que la interpretación de Julianna Margulies no tenga tanta o más calidad que la de Claire Danes; es simplemente que su estilo es más minimalista, con menos gesto grandilocuente y más mirada. Quizá por ello se olvidaron de ella este año en los Emmy. A los americanos les gusta todo grande y aún no han aprendido que,  a veces, más es menos.

SU PESO EN LA SERIE
Es casi imposible hacer un paralelismo entre ambos personajes ya que su peso es muy distinto; en ambas series la protagonista es un personaje sugestivo y permite que empatices con ella, pero en el caso de Homeland sin Carrie no habría serie, mientras que todo podría seguir funcionando sin Alicia, aunque a mí, personalmente, la serie me gustaría menos. Son dos ideas distintas de cómo distribuir la influencia de los personajes principales en una serie. Personalmente prefiero la de The Good Wife, creo que es más efectiva, porque con más personaje es más difícil acusar desgaste según avanzan las temporadas.

vlcsnap-2012-11-17-12h37m21s108

LOS NUEVOS PERSONAJES FEMENINOS
Por otro lado también quiero remarcar que no solo difieren en la cantidad de trama que absorbe cada una, sino en el protipo de personaje que encarnan.
La tendencia a lo extremo no solo existe en los personajes masculinos. Si ellos han copado los ahora llamados “antihéroes” (Tony Soprano, Vic Mackey, Don Draper, Walter White) parece que la traducción femenina es la “zorra castrante”.
En ocasiones parece haber únicamente buenos papeles para mujeres si hacen de malas(Margo Martindale en Justified o Jessica Lange en American Horror Story), de adictas ( Eddie Falco en Nurse Jackie o Khandi Alexander en The Corner)  o de mujeres desequilibradas, ya sean  solteras histéricas (Carrie, Debra Morgan, Dana Brody ) esposas castrantes (Betty Draper en Mad Men, Carmela Soprano en Los Soprano  o  Skyler White y su hermana Marie en Breaking Bad) o madres sobreprotectoras (Norma Bates, Cercei Lannister, Jackie Florrick).

vlcsnap-2012-12-10-19h54m00s133

Yo reivindico a las mujeres “normales” las Alicias Florrick y Diane Lockhart de The good wife, las Peggy Olson y Joan Harris de Mad men o las Lydia Adams de Southland que son parte fundamental de la trama pero no la eclipsan con su, a veces, excesivo protagonismo. Para algunos quizás sean “sosas” para mí son reales. Y lo realista de vez en cuando también apetece.
En conclusión, gran comienzo de temporada para The Good Wife donde Alicia entra lo justo y deja hacer, no tan buen comienzo para Homeland que ya dio dos bandazos excesivos en solo cuatro episodios y no acaba de centrarse en nada (cual Carrie cuando deja las “pastis”) y una cierta reivindicación en pro de la mujer no extrema en las series. Que las actrices que no saben imitar tics y poner los ojos en blanco también tienen que comer.

Nos vemos en tu serie o en la mía

Top 10 de los personajes más tontos de las series

3 Ene

Como sabéis la blogosfera se mueve por modas; Tras la fiebre de post sobre el fin del mundo, llevamos la última semana sufriendo el bombardeo con los recopilatorios y rankings sobre las series de 2012.

Intentando honrar este movimiento pero de una forma alternativa, os presento mi propio Top10, en el cual honro a aquellos de los que nunca se habla en las series, los ignorados y criticados, los obviados o repudiados por la audiencia, los tontos de las series.

Su origen seguramente estará en el teatro griego, pero yo considero que la primera muestra moderna de lo que aporta un tonto a una serie la encontramos en los “Clowns” de su majestad William Shakespeare. El lerdo es útil y necesario, en las comedias para dar motivos para la risa fácil, en los dramas para decir aquello que los más listos callan o llevar a cabo acciones estúpidas a las que los demás personajes no osarían, pero que permiten avanzar en la trama.

Como veis los intelectualmente inferiores son necesarios, de ahí mi reconocimiento y homenaje a esos personajes, a veces insufribles a veces entrañables, porque, aunque sea elemental y primario, también tienen su corazoncito; para todos ustedes los diez personajes más tontos de las series. Gocen.

 

10. Nate Archibald (Gossip Girl)

Qué podemos decir del señor Archibald más allá de su absoluta prescindibilidad en las historias de Upper East Side. Más perdido que un pulpo en un garaje, el rubio más lerdo de la familia Vanderbilt se ve envuelto en conspiraciones y traiciones en las que no tiene ni flowers de cómo salir. Se mueve al son del personaje que tire de él en cada episodio y no tiene ni voluntad ni juicio propio. No en vano cuando Dan escribe su primer libro sobre la vida en la lujosa Manhattan, refunde su personaje con el de Erick (otra joya) porque por si mismo tiene menos sustancia que un percebe de criadero.

JERRY

9.Jerry Gergich (Parks and Recreation)El absoluto bufón del departamento municipal más desquiciado de la tele. A pesar de tener en Tom un duro competidor, las reiteradas metidas de pata y el severo bullying al que se ve sometido por sus compañeros de trabajo, hacen de él un individuo adorable. A mí por lo menos me genera mucha lástima. Eso si, el bueno de Jerry fuera del trabajo tiene una vida idílica con tres maravillosas hijas y una mujer pivón. Así que puede que en el fondo, no sea tan tonto.

TURTLE

8.Turtle (Entourage)

Mientras todo el mundo a su alrededor se hace de oro, Turtle malgasta la mayor parte de su existencia holliwoodiense fumando hierba, bebiendo e intentando sin mucho éxito ligar. Todos sus intentos de negocio fracasan, probablemente debido a que tiene menos luces que un arbol de navidad en agosto, pero el chico lo intenta. Solo su relación con Jamie-Lee Siegler, Meadow Soprano, salva un poco su honra, tras ocho temporadas catastróficas.

Jessica-Brody_MDSIMA20121213_0186_6

7.Jessica Brody (Homeland)

Claro ejemplo de lo que significa la expresión “no saber por donde te vienen los golpes” Jessica Brody se pasa dos temporadas, tratando de entender que pasa en su vida, descubrir a que dedica su marido el tiempo libre y a aclarar su cabeza. En teoría debería ser una dura oponente a Carrie Mathison, pero esta tía no es ni será nunca, rival para la loca del Boli verde.

6.Hurley (Lost)

Uno de los mayors secretos, nunca desvelados de Lost, es qué demonios pintaba Hugo Reyes en la isla. Sus flashbacks nos revelan poco o nada, sus conexiones con el resto de personajes antes de tomar el vuelo Oceanic 815 eran numerosas, pero sus acciones nunca revelaron capacidad, fortaleza o pericia alguna. Creo que su mente se saturo en algún momento con tanto pollo frito, porque no aporta nada a los diálogos, más allá de sus dos grandes frases “dude” y “los números son changos”. Dicen que los creadores escribieron el papel especialmente para él, y sinceramente creo que no se lo curraron demasiado.

vlcsnap-2012-11-05-21h07m53s72

5.Jack Porter (Revenge)

Perteneciente a la familia de Jessica Brody y Nate Archibald, en eso de no enterarse de donde le viene el aire. Jack pasea su lustrosa melena (con peinados en ocasiones discutibles) por las playas de los Hamptons, sin más ocupación que ser bueno y encantador. Es soso, bobalicón y adorable, pero a mi me aburre y cansa por momentos; un absoluto desperdicio de personaje, y un eterno segundón en una historia que está diseñada solo para ganadores.

4.Patrice (How I met your Mother)

Al estilo de Jerry, Patrice es una pobre mujer; siempre alegre y dispuesta, recibe sin quejarse las continuas reprimendas de Robin sin quejarse y sin perder la sonrisa. Pero yo creo que a pesar de su aparente bondad, en realidad tiene un plan secreto para asesinar a Robin mientras duerme. Aunque si se lo dijese, ella me haría galletas y me diría que he visto demasiadas series de conspiraciones. Nobody asked you Patrice!!

ERIK

3.Erik Reichenbach (Survivor Micronesia)

Como no todo es ficción, aquí tenemos un personaje de carne y hueso. El pobre Erik, heladero de 22 años de un pueblo de Michigan ha probado al mundo que la realidad, en ocasiones, supera a la ficción. Los que han visto Survivor están ahora mismo sonriendo mientras leen esto y saben porque está en la lista. Los que no lo sepáis tenéis que verlo. Este rubiales ha conseguido hacerme perder por un momento mi fe en la inteligencia humana. En febrero de 2013, ya con 27 años, tendrá una nueva oportunidad de mostrar al mundo que no es tan tonto como parece… ¿o sí?

2.Kenneth Parcell (30 rock)

Es uno de mis lerdos favoritos; Kenneth vive dentro de su propia fantasía televisiva, y es capaz de convertir en buena, cualquiera de las desgracias que suceden a su alrededor. Es uno de estos pocos personajes que consiguen trasladar su bobalicona sonrisa directamente a los labios del espectador. Con más Kennys por el mundo todos seríamos más felices.

JEFF

1.Joey Tribiani (Friends) y Jeff Murdock (Coupling)

En el lugar de honor tengo la obligación de sentar a dos personajes. Todos conocéis a Joey y poco puedo deciros sobre él tonto más popular de la tele, salvo que era entrañable y todos le queremos como si fuese parte de nuestra pandilla. Es posible, sin embargo, que algunos no conozcáis a Jeff de la comedia inglesa Coupling; Jeff es la versión mejorada de Joey, igual de absurdo y limitadito, pero mucho más salvaje en sus comentarios, menos políticamente correcto. La palabra exacta sería más bestia; mucho, mucho más bestia. Si no la conocéis tenéis que verla YA.

Este es mi top 10, tremendamente doloroso de seleccionar porque tuve que dejar a grandes personajes fuera como Paulie Gaulthieri Los soprano, Ray Carling Life on Mars/ Ashes to ashes, Micky Doctor Who o Beaver Greek.

Y como no, debemos hacer una breve mención a las series españolas en las que hay, como mínimo, un tonto por serie. Por destacar alguno tendríamos A “el Luisma” de Aida, Povedilla de los Hombres de Paco, el Fiti de los Serrano, Marcial de Medico de Familia, y en la telerealidad la corona sería para Jorge Berrocal de Gran hermano 1 y su “Quien me pone la pierna encima”, si sois muy jóvenes para recordarlo, por favor para eso está You Tube, id a verlo ya, es historia de la tele.

Espero que completéis mi lista con vuestros propios tontos, espero vuestras aportaciones, porque en el mundo nunca hay tontos suficientes. En ellos me incluyo porque, como algún listo habrá comprobado, he hecho un Top 10 con 11 personajes.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

Homeland 2×12: Analisis del final de la temporada 2

18 Dic

Como la mayoría de los enganchados a la series ayer vi la season finale de la segunda temporada de Homeland; con 20 minutos más de duración que un episodio al uso, la cosa prometía, y no, no defraudo para nada.

EL EPISODIO FINAL

El episodio considerado individualmente me pareció bastante bueno, claro está, si cierras los ojos y no miras la inverosimilitud de los hechos, porque ni el tato se cree la trama hiper-maquiavélica de Abu Nazir en un viaje suicida al corazón de Washington, tras haber previsto como un dato seguro el asesinato del Vicepresidente de los Estados Unidos  y la venganza desde ultratumba con forma de bomba que estalla durante el funeral de ambos; la idea per se es demasiado retorcida, al estilo Shyamalan, para mi paladar.

Yo esperaba algún giro bestial, pero más al final del episodio, por lo que el momento bomba, me pillo desprevenida y después lo único en que lograba pensar era  “quedan 20 minutos, ¿qué van a hacer en lo que queda? ya tienen el cliffhanger, cierra ya…¿cómo pueden quedar aún 20 minutos?” y claro, ahí empezó el delirio, con Saúl  pasando de imputado en una conspiración a jefe de la CIA, con Carrie dejando a Brody en la frontera con pasaporte falso y todo el kit “El fugitivo” que generaría la envidia del mismísimo Dr. Richard Kimball y con los Brody enterándose de que su padre es un talibán por televisión (ahí no entendí las lágrimas de Dana, ella ya lo sabía).

El episodio me pareció francamente impactante y sorpresivo, todo lo que esperas de un final de temporada. La única pregunta que me dejó fue:

si Saúl es ahora el jefe de la CIA y está en la zona cero de la bomba ¿quién da la orden de emitir en televisión el video-confesión de Brody que era ultra secreto?

CRÍTICA GLOBAL A LA TEMPORADA 2
Si hacemos balance de la segunda temporada, ésta me ha parecido desigual; cargada de vertiginosos giros dramáticos, que lograron despistarme en varias ocasiones sobre el camino que quería seguir la temporada, nos dió momentos soberbios, como el episodio inicial en el Líbano, la escena de la detención en el hotel, el inicio del amor de Dana y Finn en el monumento a Washington y sobre todo el interrogatorio a Brody, pero en contraste tuvo otros bastantes pobres y forzados, en especial porque no logra contagiar verosimilitud en las reacciones de los personajes a los sucesos que les sobrevienen.

La trama de Dana que se inicio de forma sugerente y logró captar mi interés, acabo convirtiéndose en un drama de terror adolescente digno de la CW, sigo sin entender la obsesión de la niña por ir a la carcel; tampoco entiendo porque Peter Quinn, que no ha resultado ser tan interesante como esperaba, salvo a Brody por ayudar a Carrie cuándo se hicieron tan amigos?, y lo que menos entiendo de todo son las reacciones de las dos mujeres de la serie.

Por un lado, los baldíos intentos de convertir en alguna clase de heroína tróspida a Jessica Brody, me general una mezcla de vergüenza ajena y ganas de reír (especialmente el día que sacó el mismo vestido que Queen V. de Revenge, ese día me carcajeé en el sofá)  Aún a día de hoy sigo preguntándome que quieren hacer con éste personaje, que me parece de largo el más endeble de la serie; mira que Morena Baccarin me gustaba en Firefly y el Mentalista, pero aquí, no soy capaz de discernir si es el personaje o ella, ni me la creo ni me la quiero creer.

Las tramas de la matriarca se basan en continuos e incomprensibles cambios de opinión  en relación a los sentimientos que profesa respecto a su marido, que en ningún caso reflejan una lucha interior del personaje sino el pretexto para montar una trama determinada en cada episodio. Me parece más verosímil el personaje de Chris Brody, al menos con él me queda claro que quieren convertirlo en un hijo traumatizado de tanto ignorarlo y echarlo de la habitación en la que se encuentre.

homeland-season-2

De igual forma, hay montones de decisiones de Carrie, Claire Danes que no acierto a comprender, pero con ella siempre se tiene la excusa de que está loca para justificar cualquiera de sus actos, por descabellados que parezcan. Pero en esta temporada el nivel de locura de Carrie es preocupante, desde lanzarse a la aventura en el Libano, como descubrir su tapadera con Brody, declararle su amor en el interrogatorio o ponerse sola a perseguir a Abu Nazir, todos son intentos de un ser egocentrico, obsesivo y desequilibrado de hacer lo que le de la gana, que por el momento es ayudar al país, esperemos que no cambie de opinión y quiera matar gente. Hay momentos en que me recuerda a Jack Bauer de 24 otro “flipao” patriota que sin importar cuanto le torturen, sigue ayudando a eliminar a los enemigos de su país; me pregunto si este tipo de americanos realmente existirá o solo salen en las pelis. En España les hubiesemos mandamo a freir monas al primer pelo de la cabeza  que hubiesen osado tocarnos.

Debo dar una de cal y una de arena al ritmo y argumento de la segunda temporada; la parte buena fue la valentía con que se salieron del tiesto, del camino facil, podían haberse tirado media temporada espiando a Brody y no lo hicieron, se la jugaron al más dificil todavía, y eso les honra, pero de la buena viene la mala, y tuvieron que sacarse una trama tan espectacular para volver a meter a Brody en la sospecha, ahora que parecía bueno, buenísimo, que perdieron la presunción de credibilidad que habían logrado en la primera temporada.

Pasarnos una tercera temporada dudando de si Brody puso o no la bomba es un ejercicio al que no estoy dispuesta; como situación inicial de la serie, me gustó, pero ahora deberían haber buscado otro camino que llevarnos por tercera vez a la casilla 1 del episodio piloto.

Repito, me niego a tomar partido en la discusión sobre si Brody es bueno o malo, eso si, lo que si me pareció una sobrada manifiesta fue que el marine le soltase a bocajarro a su hija adolescente que había estado a punto de cometer un acto terrorista en nombre de la Yihad islámica. Casi preferiría ser Chris Brody y que me echen a patadas de todas partes, que enterarme de algo así.

Vuelvo a repetir mis palabras del final de la temporada pasada, “no veo futuro en la próxima temporada, creo que lo que van a intentar hacer, si continuan por el camino que ha dejado apuntado, es fastidiar la serie.”

En esta temporada me han callado la boca, consiguiendo una trama atractiva, y  espero que vuelvan a sorprenderme para bien, aunque no se si podré seguir creyéndome acciones y reacciones surrealistas de personajes inverosímiles durante mucho más tiempo, si siguen forzando por ahí, para que la trama tenga sentido, es posible que pierdan algo más importante que un par de Emmys.
Nos vemos en tu serie o en la mía.

El 8º Pasajero

En el espacio nadie puede leer tu blog

Días de vino y series

Un sitio donde hablar de las series que más nos gustan o sorprenden

Crucigramas y Café

otro blog de series

Los calcetines no tienen glamour

Compendio de cosas sin sentido

entresubtitulos

otro blog de series

La pantalla se mueve

otro blog de series

A ver series

otro blog de series

otro blog de series

otro blog de series

Film à porter

Series, cine y moda. Todo junto pero nada revuelto

Los Lunes Seriéfilos

otro blog de series

Asesino en serie

otro blog de series

otro blog de series

Quinta Temporada

otro blog de series

TV Spoiler Alert

otro blog de series

Diamantes en Serie

otro blog de series

Sopranismo Ilustrado

otro blog de series

El Blog de Mon

otro blog de series

Not Penny's Blog

otro blog de series

Cien Megas

otro blog de series

Cartas desde Invernalia

otro blog de series

El Club Silencio

otro blog de series

Capítulos en FF

otro blog de series

A %d blogueros les gusta esto: