Tag Archives: HBO

Los personajes arquetipos de Sorkin en sus cuatro series

16 Dic

The Newsroom ha terminado. Sorkin ha anunciado que abandona la televisión. Para siempre.

Es necesario empezar explicando esto para que entendáis el estado de desolación que me embargó anoche, cuando el fundido a negro anunció que todo había acabado. Aquella aventura que se inició con Josh Charles y Peter Krause en Sports night termina con otro presentador catódico, Jeff Daniels, pasando por El ala oeste, la mejor serie de la historia (in my opinión ), y ese pequeño “je ne sais quoi” que fue Studio 60 (dejando mi horror por el personaje de Harriet Hayes que me convirtió en hater de Sarah Paulson para siempre). Perdonadme que hable menos de esta última, no la volvi a revisitar y la tengo algo bloqueada olvidada.

Todos conocemos que lo bueno de Sorkin son sus diálogos, y lo malo la poca habilidad para variar tramas y personajes. Al más puro estilo Oliver y Benji, donde todos los muñecos eran iguales y solo variaba la camiseta del equipo, los personajes de Aaron se podrían agrupar en arquetipos con muy pocas variaciones entre unas series y otras. Aviso desde aquí spoilers

cast

 El padre

Isaac en Sports Night, Leo en The West Wing, o Charlie en The Newsroom, los tres hombres sabios e incorruptibles que arropan a los protagonistas, sufrieron un infarto ante una situación de alto stress en el trabajo.

En todas las series el protagonista por una causa u otra se perdió la muerte de su padre, pero vivió la perdida (o no) de alguno de los personajes recién mencionados en la que descargó la muerte de su progenitor. Todo muy freudiano, todo muy Estados Unidos y sus “daddy issues”.

Se autoidentifica con Don Quijote, ídolo absoluto de Sorkin e intenta, en sus últimos años de vida, al igual que el hidalgo, ponerse el mundo por montera y hacer “lo que está bien”, es decir lo que Sorkin cree que está bien.
La novia (o la hidra)

Mandy Hampton, Mackenzie McHale, Dana Whitaker o Harriet Hayes son trasfondo de los traumas de Sorkin con las mujeres. Todas son compañeras de trabajo-exnovias-novias, buenas profesionales, tendentes a la histeria y extremadamente insoportables para el protagonista.(Y para el espectador).

Suelen ser re-contratadas o reaparecer en el piloto generando la primera fuente de conflicto para el protagonista. Para mi el peor personaje, en general, y en Studio 60 en particular.

 

NewsroomCharlieSloan
La hermana-colega-amiga

Sloan Sabbith, CJ Cregg o Natalie Hurley son “la hermana”, ese personaje femenino secundario que no presenta tensión sexual con el protagonista. Podríamos definirla como la superwoman profesional y competente aunque extremadamente patosa en su vida personal y sus relaciones sociales.

Quizá Jordan McDeere se salga un poco del cliché al desdoblarse el protagonista en Studio 60 y Donna Moss debería ir aquí, pero el final de la serie me quitó la razón.

El héroe

Es el trasunto de Sorkin, extremadamente profesional y perfeccionista, adicto al trabajo, con una moralidad y ética superior a la media y no demasiado consciente del mundo que les rodea.

Estos no necesitan ser nombrados, si bien apreciar que en Studio 60 se repartía más que en otras el protagonismo.

will
El polarizante

Es el contrapunto del protagonista, no necesariamente su enemigo, sino una fuerza moral que tira en sentido diferente y que hace cuestionar los principios del héroe. Quizá el rey sea Toby Siegler, aunque Ainsley Hayes, Rhis y Leona Lansing no son tampoco malos ejemplos.

El discípulo

El joven padawan que está aprendiendo los mimbres del oficio de cada protagonista. Jim Harper, Sam Seaborn, Will Bailey, Neil Sampat o Dan Rydell beben lo aprendido de todos a su alrededor. Quizá sea de apreciar que también Maggie de The Newsroom entraría en esta categoría.

neaL Y MAC

Más allá siempre hay personajes notables no identificables con los arquetipos, pero que tienden hacia uno u otro lado en mayor o menor medida. Tambine creo que, con los años, Sorkin ha creado mejores papeles femeninos y ha roto su particular club de hombres; todavía le falta crear una serie con una protagonista femenina. Pero esa amigos, es otra historia.

Esperemos que Sorkin cambie de idea y vuelva a la tele, la caja negra se quedará muy callada si no tenemos, al menos de vez en cuando, los rítmicos intercambios de palabras de sus diálogos resonando por sus pasillos.
Nos vemos en tu serie o en la mia

8 Trucos de Damon Lindelof para que The Leftovers te recuerde a Lost

2 Jul

Aquí mi segundo post-desbarre sobre The Leftovers, que no me gustó demasiado (aquí la crítica al piloto) pero que me dio para reflexiones surrealistas conmigo misma, está claro que necesito vacaciones. Ya que todos hablamos de lo que hizo bien y mal Damon Lindelof en Lost, he decidido comparar las tonterías en que se parecen las series:

 

1.-Utiliza una trama interesante pero liala lo suficiente para que la gente piense que encierra un misterio mucho mayor de lo que realmente oculta. Su decepción vendrá al final, pero para entonces ya habrás cogido la pasta y echado a correr. Además podrás ganar una pasta yendo a convenciones frikis a explicar “las claves de…”

2.-Pon un protagonista macizo y lleno de tatuajes, aunque claramente el “entintado”  no pegue con su personalidad o su trabajo. La carne magra gustará a las féminas y si te quedas sin material te dará para un chulo episodio botella sobre cómo nuestro héroe se emborracho y se fue a China a hacérselo. O a Las Vegas. Ambas ciudades son intercambiables.

damon2

3.-En obligatorio añadir al cast un calvo de cincuenta y pico tacos experto en el manejo de algún arma letal, si puede ir en modo cazador, mejor que mejor. Me da igual un cuchillo jamonero, que un AK47 la cuestión es que el tipo tenga un poco de talibán y un mucho de enigmático.

4.-Busca una actriz mona que haya hecho de elfa. Está claro que son el tipo de Damon, que realmente se siente como un Aragorn de la vida, pero sin el pelazo, más aún desde que se liberó del yugo de JJ.

Ahora él es el showrunner, encima en HBO, aunque si sigue así tendrá más de runner que de show. In my opinión, claro.

25LEFTOVER1-master1050-v2

5.- Pon un grupúsculo de gente sospechosa, pero no les permitas hablar durante unos pocos episodios para mantener por más tiempo la intriga. Deja claro que los protagonistas los ven como una amenaza, y si quieres bordarlo crea violencia física entre ellos y los protas para dejar claro que son “el enemigo”.

6.- Añáde un montón de personajes de los que solo enseñas las patita, para demostrar que tienes muchas cosas que contar, aunque luego los dejes a medio desarrollar o simplemente pases de ellos. Sino siempre te los puedes cargar. Preferiblemente que se los cargue el calvo de la Kalashnikkov. O los malos de la ropa blanca que le dan al trujas más que los de Mad Men en un mal día. Me pregunto qué lejía usarán.

poster-de-la-serie-the-leftovers

7.- Corona el cast con un Gurú, igual me sirve un rubio que tarde tres temporadas en aparecer, que un tipo de color que tiene una casa llenar de cachondas en la piscina. Lo importante es que tengan una voz profunda y que quede claro que tienen algún poder mágico/habilidad sobrenatural.

8.- Pon un animal que no pegue ni con cola con el escenario presentado, me sirve un oso polar en una isla o un ciervo en medio de un barrio residencial. Eso mantendrá a parte de la audiencia mosqueada el tiempo suficiente para engancharles sin que tengan tiempo de preguntarse por cuestiones más importantes de la trama.

Si os preguntáis porque esto no es un decálogo es porque me reservé dos para mí, para poner algo que no ha salido pero que mejoraría barbaridad la serie

-Por un tapón de bañera gigante que resuelva todos los problemas o viaja en el tiempo a gogó (aquí tiene a un Doctor Who, así que no lo descarto)

-Que todo sea un sueño de Resines

Ya no desbarro más, pero si tenéis algo que contribuir a esta gran estupidez de post os ruego que lo hagáis.

 

Nos vemos en tu serie o en la mía

The leftovers ¿Es el nuevo Lost, o no? Claves y reflexiones absurdas para averiguarlo

2 Jul

“The Leftovers” (Los que permanecen, literalmente los dejados atrás, las sobras) es la nueva serie de HBO, de corte paranormal, adaptación de la novela homónima del escritor (y ahora productor ejecutivo) Tom Perrota. El famoso novelista no llegó a HBO solo, sino que se congració para sacar adelante el proyecto nada más y nada menos que con el archivilipendiado co-creador de Lost o Prometheus, Damon Lindelof. La serie se estreno en España en Canal Plus series, y se emitirá los lunes, la noche siguiente a su emisión en USA.

La serie narra las tribulaciones del 98% de la población que quedó en la tierra, tras que el restante 2% se esfumarán de repente y sin explicación alguna. Hombres sin esposas, madres sin hijos, hijos sin padres, y todos sin el Papa Benedicto XVI o Jennifer Lopez que por lo visto estaban entre los que literalmente “se piraron”. Al igual que otras historias basadas en sociedades distópicas, cada cual asume el incidente, sucedido 3 años atrás en el momento en el que arranca el piloto, incluyendo gente deprimida, sectas emergentes y mucha gente cabreada.

Básicamente me olia y me sabía como el piloto de Flashforward pero con menos capacidad de atracción que la difunta serie. No se deciros si la serie de Lindelof será capaz de triunfar donde se hundió la serie de Joseph Fiennes, pero tengo claro que NO es la nueva Lost, por mucho que Lindelof nos haya colado truquitos para que nos recuerde.*

poster-de-la-serie-the-leftovers

El piloto, dirigido por mi adoradísimo Peter Berg, fue largo, injustificadamente pretencioso (sin las partes buenas de este término) y con un ritmo y estilo irregular. Los personajes están hechos a brochazos, pero no por estar esbozando algo que veremos después, sino que simplemente no nos queda claro cual son sus motivaciones. Han querido hacer el piloto tan hermético y misterioso que se han olvidado de crear la conexión necesaria entre espectador y personajes. El resultado fue un capítulo frío y con poca alma.

A la hora y 10 minutos de duración yo le hubiese metido la tijera con ganas, hacia el último cuarto del episodio perdieron totalmente mi atención. O reduces a 50 minutos el episodio, o haces uno doble y metes algo más de trama.

Los larguísimos planos con música, sí, esos que están ahí puestos para que pensemos “umm que intenso, esto debe ser HBO” no cuadran con las escenas, ni reflejan lo que en ese momento quiere contar el capítulo. Personalmente me sacaron bastante de la historia.

Por dar un toque de luz a esto, creo que la trama principal tiene muchísimas posibilidades, pero no tengo claro ni que esta serie sea un producto para HBO, ni que me vaya a convencer pasados un par de episodios, que es la cancha que le daré.

Os dejo cinco reflexiones chorra que me surgieron durante el capítulo:

Peter Berg, de toda la gente que pudiste traerte de Friday Night Lights, al que recuperas es al tipo más repelente de la serie. Queremos a Sarracen y a Riggins.

-El momento “pene en la piscina” era menos necesario que los desnudos ad nausseam de Lena Dunham en Girls. Una vez más sabemos que es HBO, y sabemos que les dejan enseñan cualquier clase de miembro que quieran, pero… ¿tan terrible era que el rubito se dejase algo para otro episodio?

-Molo mucho tener nuestro propio Doctor Who en el cast. Ese Christopher Eccleston con acento americano fue uno de los alicientes para que siga con la serie.

– La madre de Bill Masters me da muy mal rollito, aquí en True Detective o en cualquier serie. Por favor que la fiche Ryan Murphy para American Horror Story. La mujer lo vale. Creepy.

– ¿Que pintan los gemelos de Lynette Scavo en todo esto? Salvo que la casa de la orgía era suya, no les veo mucha emoción. ¿Serán personajes de usar y tirar o tendrán peso en la trama? ¿Quién de los dos es el gemelo maligno?

Nos vemos en tu serie o en la mía

 

* Este tema da para otro post que haré a continuación. (pincha en este link)

 

 

A dos metros bajo tierra (HBO) ¿Merece la pena?

20 Jun

 

A principios de los 2000, que aunque parezca que ha pasado una eternidad no es así, en aquellos años en que todavía veíamos toda nuestra tele en el aparato del salón, La 2 de televisión española empezó a emitir los “jueves en serie”, una programación doble con Las chicas Gilmore y A dos metros bajo tierra.

La primera era una serie amable sobre una madre y una hija con un serio problema de diarrea verbal, que aún hoy me parece deliciosa. Pero el premio gordo venía en la segunda parte de la sesión, con Six Feet Under, serie creada por Alan Ball que venía de ganar el oscar con American Beauty.

¿DE QUÉ VA?

La serie narra la vida de la familia Fisher, dueños de una funeraria, y las vicisitudes de esta profesión, centrándose en cómo afecta a cada personaje el hecho de vivir rodeados de muerte.

La ficción arranca con la muerte de Nathaniel el patriarca, y la herencia del negocio familiar por parte de sus hijos, que deben lidiar con una nueva situación profesional unida al dolor por la pérdida de su padre.

six_feet_under

ESTRUCTURA Y TONO

Ya desde el piloto, todos los episodios se inician con una muerte, más o menos trágica, más o menos absurda (hay auténticas maravillas del surrealismo) a modo de cold open aunque son posteriores a los créditos (que son otra maravilla). El muerto en cuestión será embalsamado y enterrado por los Fisher y las vivencias de las familias del finado incidirán en las propias vidas de los dueños de la funeraria.

La serie mantiene un finísimo humor negro, procura no caer en el victimismo y siempre busca equilibrar lo cómico con lo profundo.

La serie asume la premisa de la muerte como algo natural de lo que se debe hablar abiertamente, una idea lógica pero en directa oposición a la tendencia habitual a esconder el dolor por la pérdida de los seres queridos. La parte que habla de la muerte más directamente no es una comedia, pero tampoco es un dramón. La parte culebronera se acentúa más en las vidas de los personajes, algo excesivo para mí en las temporadas finales, donde cada vez se alejan más de los conflictos episódicos creados por los “clientes” de la funeraria, y se centran más en las tramas personales. La actividad en la funeraria se limita a permanecer como tela de fondo del resto de tramas y en ser fuente de conflictos pero más como negocio que como casa mortuoria.

¿POR QUÉ MERECE LA PENA?

Por la época de su estreno yo ya había visto alguna “serie buena”, como Doctor en Alaska o Expediente X, pero no necesité que pasasen demasiados minutos del piloto para darme cuenta de que aquella serie era algo diferente. Yo no sabía que era HBO, ni falta que me hacía, ni conocía a ninguno de sus actores*. Hasta desconfié de que la serie fuese americana y lo mire en internet, porque mi pensamiento era que “aquellos personajes eran demasiado extraños para ser americanos”.

six-feet-under1

La profundidad de los personajes, sus conflictos interiores, su hiriente sinceridad en las discusiones, hacían que todos ellos pareciesen reales, imperfectos, humanos. Rompían el velo de perfección de las series americanas, de sus actores macizos, de sus actrices anoréxicas, y nos mostraban algo distinto, la televisión como reflejo de la realidad y no como la cueva de las sombras de Platón donde todo parecía más hermoso cuando era televisado.

Pero paralelamente al naturalismo humano que desprendía, la serie juega magistralmente con el mundo del subconsciente, de lo onírico, de la alucinación producida por la droga, o de la inconsciencia, mostrándonos a los muertos como seres que continúan junto a los vivos, comunicándose con ellos y dándoles lecciones de vida, si bien nunca se sabe si las reflexiones vienen del propio finado o del yo interior del personaje.

El juego entre la realidad más cruel y el surrealismo más acuciante la convierten en una de las series más reveladoras de la condición humana de la historia de la televisión.

¿QUÉ ES SIX FEET UNDER PARA MI?

Nunca terminé la serie; me quedé al principio de la tercera temporada, quiero imaginar que alguna contraprogramación de la 2 me dejó en la cuneta, y hasta hace un par de semanas no había sido capaz de retomarla. La razón: tenía demasiado miedo a que se me cayese un mito. La “yo presente” con 10 o 12 años más de visionado de series a la espalda podía odiar una serie que la “yo pasada” adoraba. Pero no fue así. Casualidades del azar compré pack de la serie junto con el de Las chicas Gilmore (coincidencia, no lo creo) y retomé la serie donde la había dejado, viendo las casi tres temporadas restantes en dos semanas. Y me encantó.

Claro que la temporada 3 es muy superior, y que la cuarta y el principio de la quinta se diluyen en tramas estériles, pero los últimos episodios de la serie compensan cualquier lapso previo. Y tiene el mejor final de la historia de las series. El mejor. El más lógico, el más introspectivo, el más sentimental, el más bello formalmente, el más satisfactorio, el que mejor te permite alejarte de la serie con una sonrisa. En una ficción sobre la muerte y el duelo, logran darte justo lo que necesitas para seguir adelante.

Seguramente a los que habéis visto la serie siendo más mayores, o mejor formados podréis tener un concepto más objetivo de Six feet under, pero en mi caso es imposible. Como el primer amor, tras mi flechazo inicial me he pasado la vida comparando al resto de las series con ella.

six_feet_under_contact-0-1080-0-0

 

Repito que no logro ser objetiva con esta serie. No puedo. Para mí siempre tendrá un lugar de honor en el panteón de las series terminadas, porque en mi particular historia seriéfila la edad dorada de la televisión comenzó con Six Feet Under. Más bien mi historia de las series empezó con Six Feet Under y ha influido todo lo que vi y veré y formará parte de mi, porque, cuando acabas esta serie te siente un Fisher más. No en vano cuando mi querido Ernesto Mitre realizó el diseño de este blog solo tuvo un requerimiento por mi parte: “quiero que tenga el color del cielo en los créditos de Six Feet Under”. Porque yo no sería la que soy hoy sin ellos. Los Fisher pusieron el liston en las nubes, por eso yo pinte mi blog como su cielo. Para algún día, alcanzarlos.

 

Nos vemos en tu serie o en la mía.

 

* Los actores de Six Feet under eran desconocidos para mi entonces, pero a todos les fue francamente bien desde el final de la serie, al menos a los Fisher, desde Michael C. Hall, el ya eterno Dexter, Peter Krause que no ha parado de hacer series, las colaboraciones de Lauren Ambrose en Coma o Torchwood, o la deliciosa Frances Conroy que tanta luz dio a American Horror Story.

Los 10 personajes más “pupas” de las series.

2 May

 

Todos tenemos un amigo “pupas”. Es esa persona a la que le sale indefectiblemente todo mal. Las desgracias son un imán para él y siempre se lleva la peor parte de todos los tratos. Dejo claro que no hablo de gafes, sino de pupas, son dos ideas muy diferentes.

Es las series tener un personaje con estas características es un filón para los guionistas, ya que genera miles de subtramas sin que a nadie le extrañe lo más mínimo la acumulación de desgracias en un solo tipo; además es ambivalente, nos sirve tanto para comedia como para drama. ¡Todo ventajas, oiga!

Suelen ser personajes que no pasan desapercibidos para el telespectador. Despiertan pasiones a ambos extremos del espectro. Los amas y te despiertan ternura, empatía y pena o los odias y disfrutas con cada revés del destino. No hay termino medio

El otro día comentando personajes desgraciados de este tipo con @babycatface y @danigeller dos señores blogueros como la copa de un pino, se me ocurrió hacerles este pequeño homenaje, para tratar de darles el reconocimiento que se merecen. Que su sufrimiento no haya sido en vano. No somos nadie señores.

 

Aviso la entrada puede contener pequeños spoilers, mira la foto del personaje si no viste la serie, no lo leas!!!

 

Matt Sarracen y Tim Riggins (FNL)

matt

 

Es dificil quien es el personaje más pupas de Friday Night lights. Como buen super-mega-hiper-dramón que es todos los personajes recibieron su generosa dosis de desgracia. Pero si me tengo que quedar con alguien quizá estos dos sean los que peor parados resultaron. Son los reyes del concepto “familia desestructurada que te fastidia la vida sistemáticamente”. Con padres como los suyos quien quiere enemigos.

 

Pete Campbell (Mad Men)

 

pete

Por mucho que mi querido Pete se esfuerce, todos sus intentos de escalar social y provisionalmente terminan con sus posaderas en el asfalto de Madison Avenue. No vi tipo más tenaz, ni mayor número de decepciones por metro cuadrado que las sufridas por el personaje más odiado de los creados por Mathew Weiner. Quizá por ello sea mi favorito. Me da penina y ternura.

 

Olive Snook (Pushing Daisies)

olive

Personalmente este personaje me rompía el corazón en cada episodio. Profundamente enamorada de alguien que no la correspondía, arrastró su sufrimiento por los episodios de la serie, tratando de superarlo por todos los medios posibles. Y cuando digo todos, es TODOS. Bueno, le faltó el bromuro, pero nadie es perfecto.

 

Marta (The Americans)

marta

La pobre pasará a la historia de la tele como uno de los personajes más confiados y crédulos de su historia. Tras el ratoncito Pérez y los Reyes Magos, el “ no podemos hablar públicamente de nuestro amor, pero cuéntame secretos de Estado” es la siguiente gran mentira de la humanidad, en directa competencia con el programa sobre el 23-F del Follonero, claro.

 

Will Tipping (Alias)

bradley-cooper-alias-will-tippin

Enamorado (también) de la mujer equivocada, por vengar al novio cadáver de ésta, se mete en un jardín, es apaleado en numerosas ocasiones y cada vez que parece encontrar el amor ¡Zas! (no sigo que es Spoiler). El karma es tan claro en este caso, que para compensar esta desgracia hizo a Bradley Cooper, (el actor que le daba vida) una superestrella de Hollywood. Ahí lo dejo.

Michael Dawson (Lost)

harold-perrineau

 

Otro de los personajes odiosos con los que hay que tener comprensión. Su mujer lo abandonó, se llevó a su hijo (el inefable Waaaaaalt) y solo lo recuperó cuando ésta muere y lo “hereda” junto a un perro y un billete en el vuelo más gafe de la historia de la tele. El niño le odia, los de la isla también (es cierto, y lo sabéis) y sufre más mareos y jugarretas que ningún otro habitante de la isla. Bueno quizá el pobre oso polar tampoco lo tuvo fácil, pero esa es otra historia.

 

Los Ted (Queer as folk y Cómo conocí a vuestra madre)

 

grupo himyn

 

Si un día escribo algo y creo un pupas le llamaré así; dos de los mayores pupas llevan este nombre y comparten cualidades. Un Ted es la típica buena persona a la que todo le sale mal. Laboralmente, personalmente, amorosamente, cada vez que logra un mínimo triunfo la vida le devuelve un golpe el doble de fuerte en toda la cara. Sin duda uno de los que más ternura y empatía genera y en que más claramente se ve el concepto de pupas. Lo que no le pase a un Ted no le pasa a nadie. Guardo más cariño a la variante gay del nombre, porque su serie duró menos y no terminó siendo tan cansino. El “otro” Ted me saturó y mucho.

 

Mickey Smith (Doctor Who)

mickey

 

Cuando tu novia te abandona por un alien de casi mil años está claro que no puedes caer más bajo. Error. Mickey Smith es el claro ejemplo de que si tu vida está destinada a convertirse en un infierno no hay límite para el número de faenas cósmicas de las que puedes ser blanco.

Marnie Michaels (Girls)

Marnie

 

Una de las razones por las que no soporto esta serie es precisamente por cómo se ceban en todas las tramas con el personaje de Marnie. Es físicamente imposible que a un solo ser humano le ocurran tantas desgracias juntas, siempre le pillen cuando hace el ridículo o pague unas severas consecuencias cada vez que se “suelta un pelín la melena”. Marnie es el punching ball personal de Leena Dunham, que se recrea en tratar mal a una tía pivón, formando todo parte de algún retorcido juego mental que solo ella puede comprender.

Theon Greyjoy (Game of Thrones)

Theon-Greyjoy-Alfie-Allen

Otra serie con férrea competencia por alzarse con el galardón al más pupas. Aunque el premio familiar sería para la familia Stark, el honor individual es para el pobre Theón, que más allá del secuestro y crianza en casa extraña y de un padre que le repudia, tiene que soportar las lindezas de Ramsay Snow. A ver quien es el guapo que supera eso.

 

Al margen de la lista, hay otros personajes  que no son simples pupas, sino que hay una mano negra tras su desgracia, como los Porter de Revenge o el sufrido Jesse Pinkman, que sufre a manos de su maestro/mentor/colega Walter White. A todos ellos no los quise añadir a posta porque su caso es diferente y está sujeto a distinto análisis.

Por supuesto estos son mi “pupas” favoritos, espero que añadáis los vuestros, porque fijo que alguno me dejé importante en el tintero. Y si, se que todos estáis pensando en Ross Geller, aunque para mi, Ross al final no terminó tan mal, después de todo.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

 

Girls ¿las amas o las odias?

26 Mar

GIRLS-HBO-girls-hbo-30778177-485-341

Hoy os paso un post que escribi a cuatro manos con Paula Hernández (@Enawebseriada)  de Ver Tele, en el que debatimos aquellos aspectos que nos llevan a amar u odiar Girls. Si me seguis en twitter sabréis que yo soy de la segunda corriente, mientras que Paula representa al sector fan. Que conste que este artículo fue todo un sacrificio porque, habiendo dejado la serie en la temporada 1, no quise escribir algo que hubiese perdido el sentido con el avance de la serie por lo que vi hasta el 3×08 para asegurarme que seguía aborreciendo la serie. En efecto así fue. Dos temporadas despues seguía destilando todo aquello que me hacía querer matar a sus prtagonistas mientras dormían.

Mis razones son simples, tengo 33 años, 8 más que Hanna pero realmente solo 4 más que Lena Dunham, la creadora de Girls. Me cuesta creer que cuatro años sea un lapso tan gigantesco como para no reconocer en la “comedia” de HBO ninguno de los rasgos de mi generación.

Con mi generación me refiero a  todos aquellos a los que nos vendieron que el esfuerzo tenía un fruto; cierto que nos aseguraron que la educación universitaria sería el billete dorado a un futuro profesional prometedor, cierto que todo ello terminó siendo una patraña y que en cierta medida somos la generación del desencanto, de la confusión y de la crisis existencial; pero no me trago que por ello seamos la despreciable secta de narcisistas, aprovechados e hipócritas que se agolpan en los guiones de la nueva niña bonita de la tele. Y lo de bonita no intentaba ser sarcasmo.

A continuación os dejo un link al post en que ambas defendemos nuestras posiciones, espero que comentéis en que lado estáis.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

Crítica Looking y Los mosqueteros. Estrenos de HBO y BBC enero 2014. Sin spoilers

22 Ene

Seguimos con las novedades invernales en la ficción televisiva. Hoy les toca el turno a dos estrenos de las sacrosantas HBO y BBC. La serie de temática gay Looking y la (enésima) adaptación de los Mosqueteros de Alejandro Dumas “Los mosqueteros” (título original donde los haya) .

THE MUSKETEERS (BBC)

Antes de empezar a destriparla debo reconocer que me asomé a este estreno con pereza. Las aventuras de Athos, Portos y Aramis y su joven compañero Dartagnan están más sobadas que el elenco de Juego de Tronos.

En los últimos años hemos tenido adaptaciones de todo tipo, aunque fiel a mi generación, yo me quedo con la de dibujos animados. Llamadlos como queráis pero para mi ellos siempre serán los Mosqueperros, y el prota se llamará Dartacán. Y milady es un gato.

Peter-Capaldi-as-Cardinal-011

trust me I´m the Doctah

En la versión de la BBC, que como siempre mantiene su nivel exquisito de ambientación histórica, no encontramos ninguna novedad digna de mención. La historia es la de siempre; rey tonto, Richelieu malo (aquí no tan malo), batallas de espadas y Milady haciendo de perra de satán.

Sin emoción en la historia, que son lentejas, es así y punto, esperaba que algún otro aspecto destacase, pero no. Los actores son bastante low cost (se salva Capaldi, que da una sutil y humana interpretación del malvado Cardenal) y en general no están demasiado finos. Dartacan va de intenso. Intenso nivel Mario Casas. Y sí, también se quita la camiseta. En su caso el jubón.

Los mosqueperros tampoco están mucho mejor, quizá Santiago Cabrera (Aramis) una pizca mejor, pero nada del otro jueves. Y milady tampoco me pareció demasiado competente. No comprendo como en un país con tan buenos actores se han traído a estos tres para un proyecto tan ambicioso. Con la gran Milady que hubiese hecho Jaime Murray, que nació para el papel. Reitero, perra de satán, ¿en que actriz inglesa pensáis? Pues eso. Perfecta para el papel.

La serie es bastante floja, si os gustan de aventuras y no os importa que tenga un ritmo bastante lento para una historia de este estilo, puede valeros, pero en general no la recomiendo a nadie. Hay mejores adaptaciones, y muchas mejores series que ver. Esta aburre bastante. 4/10

mosqueperros

 

LOOKING

Al contrario que la anterior, a ésta si le tenía ganas; como fanática de Queer as folk esperaba otro culebrón gay con todo su glamour, brillantina y cuerpos esculturales. Soy una drama queen y me encantan estas series.

Looking es más la respuesta homosexual a Girls, que una serie con personalidad propia. Los protagonistas me parecieron excesivamente hipsters para San Francisco. Todo muy Apple, barbas y camisas de cuadros. No podemos negar que ésta es la modernidad de hoy y una vez más nos han tocado los guays del barrio Quizá su lugar estaba en Portland, un poco más al norte del país. ¿Para cuándo una serie de gays normales? Al menos groditos y que se desnuden como Lena Dunham. Ni por esas.

Asumo que no lo dudábais, pero os lo confirmo. Looking viene cargada de tooodos los clichés gays que os podáis imaginar; S. Francisco de fondo como patria gay, infestada de bares cool, y donde ser homosexual es la única opción. Todos son divinos y bien depilados y viven en casa perfectas con curros ideales. Bueno menos el del bigote, que está claro que será el pupas de la serie. Solo falta que apareciera Liza Minelli mientras veían la gala de los Oscars para haber hecho pleno al icono homosexual del S.XXI. (en España hubiese sido la gala de Eurovisión y lo sabéis).

?????????????

Lo único que me dejo fría es que estaba toda emocionada esperando la aparición en la serie de Russell Tovey, el actor inglés protagonista de series como Being Human o  What remains, que había sido anunciada a bombo y platillo y esta nunca sucedió. No me importa decirlo, no considero esto spoiler, a muchos os dará igual y a los que os interese os ahorro la  decepción.

No me entendáis mal, la serie no me disgustó; tiene buen ritmo, y los protagonistas no son odiables, que ya es mucho ( sí, chicas de Girls, hablo de vosotras). Creo que sus personalidades están bastante verdes pero tienen potencial. Si se curran las tramas un poco más y van generando un arco de crecimiento de los personajes puede convertirse en una serie a la que me enganche. Eso sí esperaba algo un poquitín más profundo o diferente viniendo de HBO, pero quizás esté siendo algo dura con el piloto. Creo que queda claro que no buscan hacer una gran serie, ni sentar cátedra, es una serie sencilla sobre tres amigos y su vida, sin muchas más pretensiones.

 En líneas generales me entretuvo y me enganchó lo suficiente para seguir.

Reconozco que como siempre la comunidad gay se quejará de la falta de realismo, pero eso es algo esperable en un producto de ficción. El día que quieran les traigo a mi curro para que vean lo distinto que es de El Ala Oeste de la Casa Blanca, y no por ello la serie me gusta menos.

De momento compro la serie para los dos próximos capítulos, es difícil emitir juicios de valor absolutos sin tener un poco más de metraje y guión al que hincar el diente. Os iré informando.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

El 8º Pasajero

En el espacio nadie puede leer tu blog

Días de vino y series

Un sitio donde hablar de las series que más nos gustan o sorprenden

Crucigramas y Café

otro blog de series

Los calcetines no tienen glamour

Compendio de cosas sin sentido

CineSeriéfilas

Todo lo que necesites saber sobre cine y series de TV. De siempre y ahora.

entresubtitulos

otro blog de series

La pantalla se mueve

otro blog de series

A ver series

otro blog de series

otro blog de series

otro blog de series

Film à porter

Series, cine y moda. Todo junto pero nada revuelto

Los Lunes Seriéfilos

otro blog de series

Asesino en serie

otro blog de series

otro blog de series

Quinta Temporada

otro blog de series

TV Spoiler Alert

otro blog de series

Diamantes en Serie

otro blog de series

Sopranismo Ilustrado

otro blog de series

El Blog de Mon

otro blog de series

Not Penny's Blog

otro blog de series

Cien Megas

otro blog de series

Cartas desde Invernalia

otro blog de series

El Club Silencio

otro blog de series

Capítulos en FF

otro blog de series

A %d blogueros les gusta esto: