Tag Archives: gossip girl

Un día en un mundo hecho de personajes de series

8 Nov

Buscando ideas para los post especiales por el I Aniversario del blog, el otro día mi colega del Birraseries Asturias @ainhop me sugirió crear mi propia familia de personajes de serie. He querido llevar la idea un poco más alla imaginando como sería vivir rodeados de los roles más carismáticos de la pequeña pantalla. Un pequeño universo al estilo de Los Simpsons donde las caras más conocidas jugasen un papel fundamental. Además podéis jugar a averiguar la serie de cada uno de ellos, pinchando en su nombre un link os lleva a la serie en la que saían. Ni que decir tiene que estáis invitados a añadir personajes.

Suena el despertador, no con unos horribles pitidos, sino con la divertida música de Los Conchords; perezosa salgo de la cama solo atraída por el apetitoso olor que viene de la cocina. Tras cantar a voz en grito el último éxito de Drive Shaft en la ducha, me visto y dejo mi habitación. Sonrío al pasar frente a la puerta de mi hermano Connor, que está cerrada a cal y canto. Imagino que anoche salió y hoy tiene una terrible resaca. Nada nuevo bajo el sol.

En la cocina mi padre, Jack Bristow, prepara huevos revueltos mientras mi madre, Alicia bebe apresuradamente un café mientras prepara su juicio de hoy. En la mesa mi hermana Blair no separa los ojos del móvil mientras escribe compulsivamente, sin tocar la comida, para variar. A veces le soltaría un sopapo a esta cría.

Mi madre levanta la vista del gigantesco dossier que está leyendo para decirme: “no olvides que hoy vienen tu tío Joey y tu tía River a comer”. Con todas mis historias se me había pasado que mis dos tíos solteros favoritos venían hoy a casa. Creo que mi tía tuvo un affair con un tipo extranjero o algo así, pero no terminó bien, por lo visto viajaba demasiado. En cambio a mi tío Joey no hay quien le cace, y eso que es un reputado actor de telenovelas.

Cuando por fin todos salen en tropel de casa, me siento con una taza de “macolate” y enciendo el televisor; aún me queda un rato antes de ir a la facultad. Will McAvoy está dando las noticias del día.

Parece que el presidente Barlet va a conceder muchas becas a estudiantes sin recursos y la alcaldesa de mi ciudad Leslie Knope por fin inauguró el parque que siempre quiso construir. Los agentes de policia John Cooper y John Luther detuvieron un negocio de drogas y atraparon al peligroso criminal Stringer Bell, pero aún no dieron caza al rey de la metanfemina un tal Heisenberg. Por último la buena noticia del día es que encontraron con vida a varios pasajeros de un vuelo que se estrelló hace varios años en su trayecto de Sydney a Los Ángeles. Seguro que estaban divinamente en una isla paradisíaca. Hay gente que se queja de vicio.  

En los deportes Casey McCall y Dan Rydell comentan las grandes trayectorias deportivas del MVP del fútbol americano Matt Saracen y del reciente ganador del anilo de la NBA Nathan Scott. El entrenador de Saracen en el instituto y el hermano de Scott están allí para comentar las imágenes, pero son bastante sosos y no dan mucho juego.

Con la tele se me va el santo al cielo y cuando miro el reloj tengo que salir disparada para la facultad. Mi maravilloso Chevrolet Impala me espera en el garaje y me saluda con un rugido cuando la llave hace contacto con su potente motor. Al encender la radio escucho la familiar voz del Dr. Frasier Crane y su programa de psiquiatría; una tal Liz Lemon le llama para pedir ayuda para su amigo Jack, que por lo visto tiene una insana obsesión con lograr un ascenso. Según el doctor parece un caso perdido.

Otra paciente, bastante alterada, dice haber perdido su boli verde y que si él todo el país está en peligro. Otro hombre llama a quejarse de su depresión porque alguien se comió su bocadillo. Y empieza a gritar ¡mi bocadillo, miii bocadillooooo! por lo que Frasier corta la llamada y pone anuncios. Cuanto loco suelto. Al menos esta publicidad  mola porque suena el jingle de la Pepsi patio, mi favorito, me pregunto quien lo habrá escrito.

Al llegar a  la puerta de la facultad mis amigos me esperan; formamos un grupo de estudio cuando empezamos en Greendale, mi universidad, y ahora somos inseparables. Bueno menos Pierce que murió en extrañas circunstancias. Sigo sin fiarme de Chang el “gorrilla” del parking, creo que tuvo algo que ver.  

Mientras atravesamos el campus tenemos que frenar para no ser arrollados por un grupo de corredores desnudos. Ni que decir tiene que son los pirados de las hermandades entre ellos Capie, Evan y Rusty, compañeros míos de clase, aunque no pisan mucho por allí.

 Me espera una dura mañana, gracias a que mis compañeros de sitio Ted y Seth me contarán miles de anécdotas interesantes durante las clases. Son tipos majos, sino estuviesen siempre lloriqueando uno por no tener novia y el otro porque “su Summer le dejó”. Necesitan un revolcón y rápido. A ver si les busco un ligue.

Al mirar mi horario veo que hoy tengo clase con el profesor Sheldon Cooper que es duro de pelar. Aunque aburrido, al menos el profesor Cooper es inofensivo, temo mucho más las clases de Hank Moody y sus “largas manos”.

Tras varias horas de clase y una genial comida con mis tíos me marcho a trabajar. La matricula no es barata, y desde que mi padre dejó la CIA  y se hizo jardinero hay que echar una mano para pagar las diademas de mi hermana Blair ¿Os dije que no la soporto? Pues eso.

Trabajo en una consulta médica, donde todo el mundo está liado con todo el mundo, menos yo, que le soy fiel a mi novio Cary, un abogado colega de mi madre. Mi jefa Meredith rompió con mi otro jefe Gregory y se llevan a matar, pero ella ahora sale con un congresista algo chungo llamado Francis Underwood y por su lado el Dr. House se acaba de comprometer con Nancy Botwin, una viuda muy agradable pero tremendamente celosa de su intimidad, cada vez que le pregunto a que se dedica se hace la loca y se larga. Curioso.

Hoy todos están agobiados porque llegó un paciente muy famoso a la consulta de la Doctora Melfi, una psiquiatra que comparte oficina con nosotros; por lo visto el tipo gordo y sudoroso que entró en su oficina, parece ser algo más que el dueño de una empresa de recogida de residuos. Miedo me dio cuando Marilyn mi compañera en la recepción le dio un corte de los suyos cuando pregunto de forma grosera por la oficina de la doctora, gracias a que pasó Jackie, una enfermera que siempre está en las nubes, y él se puso a piropearla al más puro estilo albañil. Después ella me comentó que el tipo le sonaba de algo, pero que no recordaba de qué. Esta mujer, parece que vive en otra galaxia.

Tras el trabajo quedo con mis amigos de toda la vida para que me cuenten sus novedades; Michael logró ligarse a su amigo Brian del que lleva colgado desde crío, ya le dije que él que la sigue la consigue. Mónica está encantada porque consiguió una mención al restaurante más limpio de la ciudad.

Kara, mi amiga piloto, cree que su novio Lee se declarará antes de que ella se marche de misión en un nuevo portaviones llamado Battlestar. Al menos será una misión cortita y volverá en poco tiempo. Qué bien nos lo pasaremos preparando su boda. Mónica está encantada con la idea y dice ya tener mucho avanzado. Kara pone gesto de pánico.

Y tras media hora de retraso, llega al Central Perk, mi amiga más hippy y mística, Willow.  Tras su fase pro-brujería ahora le ha dado por el rollo gótico. Creo que tiene mucho más que ver con su nuevo novio Richmond, que con su amor por lo siniestro.

Aún con eso nos convence a todos para ir a un garito llamado Fangtasia. Una vez allí veo de fondo a dos profesores míos, nunca imagine a Koothrappali y Wolowitz dentro de este ambiente. Kara mira de forma desafiante a todos los paisanos del bar, y Michael se agarra a mi como si fuese un Koala, al ver que lo que muchos beben no es vino tinto.

De repente una cuarentona enfundada en un vestido de latex muerde en el cuello a Mónica y deja entrever unos enormes colmillos. La histeria se adueña del bar y en medio del estruendo, la puerta del bar se abre de golpe y dos tipos muy duros empiezan a cortar cabezas, solo se salvan una pelirroja y un tipo rubio muy alto que escapan por la puerta trasera. Los tipos duros nos sacan del bar mientras se insultan el uno al otro y me piden si les puedo dejar mi coche para perseguir a los fugitivos.

Creo que lamentaré haberles dicho que sí. Bastante antes de lo esperado llega la caballería; dos agentes del FBI nada amenazantes la verdad. El primero es un tipo desgarbado pero atractivo con una gabardina gris que empieza a preguntarnos por lo sucedido, mientras su compañera, una pelirroja bajita y algo rechoncha comprueba que nadie sufrió heridas de gravedad.

Por fin nos dejan ir, aunque a Mónica se la llevan a dar puntos a urgencias, espero que allí vea a ese médico tan guapo que la atendió cuando se quemo las manos de tanto limpiar el baño de su restaurante.

Yo entre el susto y el frío que tengo solo quiero volver a casa, así que tras despedirme de mis amigos y tras ver que mi novio no coge el teléfono, llamo un taxi (efectivamente, no me devolvieron el coche). Un gracioso indio llamado Rajid me lleva hasta mi puerta, y al menos allí me espera una alegría.

Mi prima Miranda vino de visita y me trajo un regalo, ¡unas maracas! Esta chica siempre fue rarísima pero la quiero un montón, además es la única con la que comparto talla de zapatos. No es fácil encontrar botines del 44. Somos shopping buddies, y nos reímos de la gente con pies pequeños, como el tío Joey.

Tras despedirme de todos subo a mi habitación, y por el pasillo me cruzo con Connor que sale de fiesta en este momento. Al mirar por la ventana de mi cuarto veo que hay un amigo esperándole…es el tipo rubio del bar de góticos!  El mira hacia arriba sonríe y se pone un dedo en la boca para dejarme claro que debo estar calladita. En ese momento me doy cuenta que nadie puede ayudarme, pero a mi espalda una voz ronca y firme me dice, “Hola Sara soy John y estoy aquí para protegerte”. Incrédula me giro para ver que va acompañado de un tipo bajito con gafas que susurra “¿pensaba que estaba sola en esto? Señorita, usted mejor que nadie debería saber que siempre hay alguien observando.”

Nos vemos en tu serie o en la mía

Graceland 1×12 Análisis final de la primera temporada (primera mitad sin spoilers)

14 Sep

Graceland es “una de esas series de verano”, que empiezas a ver un poco por curiosidad un poco por escasez en la parrilla. Y me ha sorprendido gratamente.

La serie se emite, al igual que Suits, en el canal USA, factoría que, si bien no hace series que destaquen por su calidad técnica, son bastante decentes y entretenidas de seguir. Como digo son las series ideales para verano, fresquitas, adictivas y sin grandes aspiraciones.

Protagonizada por Daniel Sunjata (Rescue Me) y Aaron Tveit (Gossip Girl, Los miserables) cuenta la historia de un piso franco de agentes federales encubiertos, situado en una mansión en algun punto de las playas del sur de California. Vamos un Gran Hermano con tablas de surf y barbacoas en la playa, pero también con pistolas y narcos malas malísimos donde las expulsiones son con los pies por delante.

vlcsnap-2013-09-14-11h46m21s187

La serie comenzó centrándose en las relaciones entre los “compañeros de piso” a través del recién llegado Mike Warren; analizaron la doble vida del agente encubierto, la dinámica mentor-discípulo entre Briggs y Warren (muy al estilo de Le llamaban Bodhy o The Fast and the furious) y lo difícil que era echarse novia cuando todo lo que haces se basa en mentiras.

Por supuesto todos son súper atractivos a la par que letales y además todo el mundo guarda secretos respecto del resto, lo cual podía haberla convertido en el bodrio del verano.

Pero en pocos episodios evolucionó a historias y tramas más atrayentes y maduras, logrando, a través de su bien ensamblado guión, entretejer una historia compleja e interesante de traiciones, corrupción, paranoia colectiva con la lucha contra el tráfico de drogas de fondo.

mike briggs

Pero si bien el contenido está bastante logrado, no podemos afirmar lo mismo de su aspecto visual. La pena de la serie es su mediocridad en la forma. Observamos conforme va avanzando que tímidamente van tratando de dar un tratamiento más cuidado al aspecto estético, pero se queda cortos. Creo que con una mejor fotografía, algún plano más arriesgado y una música mejor ensamblada, la serie podría ser un salto cualitativo para la cadena, como en su día ocurrió con Dexter o Homeland en Showtime.

Los actores no son nada del otro jueves, la verdad. Solo Tveit y Vanessa Ferlito me parecen medianamente creíbles. El prota Sunjata se pasa de intenso para mi gusto, y sinceramente con solo los dos protas y la Ferlito la serie se sostendría, el resto están para adornar y crear subtramas moñas de relleno. En especial el personaje de DJ al que NO-SO-POR-TO. Con él y Johnny (el latino gracioso) intentan crear una dinámica Murdoch-M.A. que es más vieja que la serie que la generó, el Equipo A; señores, los ochenta terminaron hace mucho, lo sé porque yo nací en ellos.

Pero no me hagáis mucho caso, que últimamente estoy muy exquisita y esto es una serie de USA, no Breaking Bad.

Para los que no la habéis visto os la recomiendo para un hueco libre que tengáis, es facilita y se ve muy bien, para los que la hayáis visto a partir de aquí comentaré el final así que

ALERTA SPOILERS DESDE AQUÍ

CAST

Los últimos dos episodios han estado bastante bien, creo que han logrado enlazar toda la trama de Briggs, Juan Badillo y el hombre llave de una forma muy interesante y no me ha chirriado excesivamente. Minipunto para los guionistas. Además se han currado bastante más lo visual, me gustó la música de la escena del entierro y posterior desentierro del desierto y la fotografía, sin ser una maravilla, era algo mejor que en el resto del capítulo (no paraba de imaginar como hubiese sido ese escena en el desierto de Alburquerque si Walter White hubiese empuñado la pala)

Tampoco estuvo mal el collage del interrogatorio a los “habitantes de la casa”, intercalando sus respuestas y reacciones ante la revelación de que Mike era un topo y que Briggs no era trigo limpio.

Finalmente todo quedó bastante bien hilado de cara a una segunda temporada, con Briggs milagrosamente exculpado-¿nadie se preguntó por qué había huido?- y Mike con un billete de vuelta a Washington D.C. que no tardará, dado el “momento melancolía” del final, en cambiar por su poco amueblado cuarto en Graceland. Brindemos por ello.

vlcsnap-2013-09-14-11h30m22s69

Las dudas que nos quedan son:

¿Se volverá bueno Briggs o retornará al narcotráfico?
¿La vuelta de Mike será para siempre?
¿Algún día madurará Johny?
¿Habrá rollito entre Mike y Paige?
¿Serán capaz de crear una nueva trama interesante o continuarán desgastando la ya agotada trama de la doble moral de Briggs?

Pero sobre todo lo quiero saber es ¿Por qué no se rompió la botella de champán tras los testarazos que le dieron a Briggs con ella?

El verano que viene más, tened a mano la crema solar porque volveremos a las soleadas playas de California.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

De Guilty Pleasures, radios y otros sonrojos.

28 May

El pasado sábado tuve el placer de asistir como invitada al programa La Script de la cadena Ser, a hablar con María Guerra y Laia Portaceli sobre los placeres culpables en las series. Fue una experiencia estupenda, que facilitaron mucho Pepa y Maria, las productoras del programa, que fueron un dechado de simpatía y buenrollismo y lograron reducirme los nervios a cero.

la script

Dado que no tuvimos demasiado tiempo, me apetecía aumentar un poquito la información sobre los guilty Pleasures (GPs) como solemos llamarlos (sí, nos encantan los anglicismos). Los GPs son aquellas series que tienen un lugar fijo en nuestros calendarios de visionado semanal, a pesar de tener una calidad muy inferior a la habitual. Vamos, que son malas malísimas, pero nos encantan.

Hay GPs de muchos tipos: los culebrones (Revenge, Nashville) las series de adolescentes (The Vampire Diaries, Pretty Little Liars), las románticas (Hart of Dixie, Anatomía de Grey), las de violencia y sangre gratuita (Spartacus), las de ciencia-ficción descafeinada (Eureka, Almacen 13, Sanctuary) o cualquier tipo de procedimental de tercera división (El mentalista, Leverage) son algunos de los placeres más secretos de los seriéfilos. No existe una tipología cerrada, si te averguenza reconocer que la ves, incluso antes que el episodio de Homeland o Mad Men de esa semana, ahí tienes tu guilty.

Incluso es posible que lleguemos verlas mutar a lo largo de su vida en emisión. Existen series que comenzaron considerándose interesantes, pero que han devenido en GPs, como por ejemplo True Blood; sí, HBO también tiene series que se le fueron de las manos. También es posible que una serie caiga aún más bajo y del guilty pleasure se quedan solo en guilty. Esto sucede cuando pierden aquello que las hacía apetecibles y se quedan en series malas a secas (por lo visto esto es típico de musicales porque se comenta tanto de Glee, que no veo, como de Smash, que lo corroboro )

Durante los minutos en que pudimos charlar en la Script mencionamos únicamente Revenge, que a pesar de su terrible segunda temporada ha logrado renovar y Scandal que supo reinventarse y pasar de un mal procedimental a una serie que, parodiándose a si misma con giros imposibles y personajes ridículos, ha conseguido ser la mejor comedia de 2013, lo cual tiene el mérito añadido de que no se ha hecho a posta ya que la serie es un drama. Eso sí cualquiera de las dos mencionadas series deben verse con la mente abierta, sin ninguna clase de capacidad crítica y si es posible acompañadas de bebidas espirituosas que permitan su mejor digestión.

1369432518584

Junto a ellas mencionamos a las ya fallecidas Smash, el musical cuyo piloto y las expectativas que produjo fueron su mayor enemigo y Gossip Girl, que agonizó durante sus dos últimas temporadas víctima de la enfermedad que acaba con todas las series de adolescentes, el no aceptar su fecha de caducidad.

No pudimos hablar de los GPs que llegan en verano como la adaptación americana de la Mistresses inglesa, con Alissa Milano, una de las reinas del petardeo, a la cabeza; de la próxima temporada debemos esperar poco de Betrayal, cuyo trailer duerme a las ovejas, y tengo mis esperanzas puestas en Super Fun Night la comedia protagonizada por Rebel Wilson, una de las Bridesmaids, que si es llevada por buen camino puede ser unas risas de las chungas porque como comedia no se si tendrá mucho valor.

Os dejo el enlace al programa de radio, para que los díscolos que os lo perdísteis podáis revivir mi “primera vez radiofónica”, salgo a partir del minuto 35.

Nos oímos en tu serie o en la mía.

P.D. Of course, acompañan al post un par de mis fotos lamentables que tanto os divierten, al menos sale Laia Portaceli haciéndome compañía, santa paciencia que tiene la mujer.

Top 10 de los personajes más tontos de las series

3 Ene

Como sabéis la blogosfera se mueve por modas; Tras la fiebre de post sobre el fin del mundo, llevamos la última semana sufriendo el bombardeo con los recopilatorios y rankings sobre las series de 2012.

Intentando honrar este movimiento pero de una forma alternativa, os presento mi propio Top10, en el cual honro a aquellos de los que nunca se habla en las series, los ignorados y criticados, los obviados o repudiados por la audiencia, los tontos de las series.

Su origen seguramente estará en el teatro griego, pero yo considero que la primera muestra moderna de lo que aporta un tonto a una serie la encontramos en los “Clowns” de su majestad William Shakespeare. El lerdo es útil y necesario, en las comedias para dar motivos para la risa fácil, en los dramas para decir aquello que los más listos callan o llevar a cabo acciones estúpidas a las que los demás personajes no osarían, pero que permiten avanzar en la trama.

Como veis los intelectualmente inferiores son necesarios, de ahí mi reconocimiento y homenaje a esos personajes, a veces insufribles a veces entrañables, porque, aunque sea elemental y primario, también tienen su corazoncito; para todos ustedes los diez personajes más tontos de las series. Gocen.

 

10. Nate Archibald (Gossip Girl)

Qué podemos decir del señor Archibald más allá de su absoluta prescindibilidad en las historias de Upper East Side. Más perdido que un pulpo en un garaje, el rubio más lerdo de la familia Vanderbilt se ve envuelto en conspiraciones y traiciones en las que no tiene ni flowers de cómo salir. Se mueve al son del personaje que tire de él en cada episodio y no tiene ni voluntad ni juicio propio. No en vano cuando Dan escribe su primer libro sobre la vida en la lujosa Manhattan, refunde su personaje con el de Erick (otra joya) porque por si mismo tiene menos sustancia que un percebe de criadero.

JERRY

9.Jerry Gergich (Parks and Recreation)El absoluto bufón del departamento municipal más desquiciado de la tele. A pesar de tener en Tom un duro competidor, las reiteradas metidas de pata y el severo bullying al que se ve sometido por sus compañeros de trabajo, hacen de él un individuo adorable. A mí por lo menos me genera mucha lástima. Eso si, el bueno de Jerry fuera del trabajo tiene una vida idílica con tres maravillosas hijas y una mujer pivón. Así que puede que en el fondo, no sea tan tonto.

TURTLE

8.Turtle (Entourage)

Mientras todo el mundo a su alrededor se hace de oro, Turtle malgasta la mayor parte de su existencia holliwoodiense fumando hierba, bebiendo e intentando sin mucho éxito ligar. Todos sus intentos de negocio fracasan, probablemente debido a que tiene menos luces que un arbol de navidad en agosto, pero el chico lo intenta. Solo su relación con Jamie-Lee Siegler, Meadow Soprano, salva un poco su honra, tras ocho temporadas catastróficas.

Jessica-Brody_MDSIMA20121213_0186_6

7.Jessica Brody (Homeland)

Claro ejemplo de lo que significa la expresión “no saber por donde te vienen los golpes” Jessica Brody se pasa dos temporadas, tratando de entender que pasa en su vida, descubrir a que dedica su marido el tiempo libre y a aclarar su cabeza. En teoría debería ser una dura oponente a Carrie Mathison, pero esta tía no es ni será nunca, rival para la loca del Boli verde.

6.Hurley (Lost)

Uno de los mayors secretos, nunca desvelados de Lost, es qué demonios pintaba Hugo Reyes en la isla. Sus flashbacks nos revelan poco o nada, sus conexiones con el resto de personajes antes de tomar el vuelo Oceanic 815 eran numerosas, pero sus acciones nunca revelaron capacidad, fortaleza o pericia alguna. Creo que su mente se saturo en algún momento con tanto pollo frito, porque no aporta nada a los diálogos, más allá de sus dos grandes frases “dude” y “los números son changos”. Dicen que los creadores escribieron el papel especialmente para él, y sinceramente creo que no se lo curraron demasiado.

vlcsnap-2012-11-05-21h07m53s72

5.Jack Porter (Revenge)

Perteneciente a la familia de Jessica Brody y Nate Archibald, en eso de no enterarse de donde le viene el aire. Jack pasea su lustrosa melena (con peinados en ocasiones discutibles) por las playas de los Hamptons, sin más ocupación que ser bueno y encantador. Es soso, bobalicón y adorable, pero a mi me aburre y cansa por momentos; un absoluto desperdicio de personaje, y un eterno segundón en una historia que está diseñada solo para ganadores.

4.Patrice (How I met your Mother)

Al estilo de Jerry, Patrice es una pobre mujer; siempre alegre y dispuesta, recibe sin quejarse las continuas reprimendas de Robin sin quejarse y sin perder la sonrisa. Pero yo creo que a pesar de su aparente bondad, en realidad tiene un plan secreto para asesinar a Robin mientras duerme. Aunque si se lo dijese, ella me haría galletas y me diría que he visto demasiadas series de conspiraciones. Nobody asked you Patrice!!

ERIK

3.Erik Reichenbach (Survivor Micronesia)

Como no todo es ficción, aquí tenemos un personaje de carne y hueso. El pobre Erik, heladero de 22 años de un pueblo de Michigan ha probado al mundo que la realidad, en ocasiones, supera a la ficción. Los que han visto Survivor están ahora mismo sonriendo mientras leen esto y saben porque está en la lista. Los que no lo sepáis tenéis que verlo. Este rubiales ha conseguido hacerme perder por un momento mi fe en la inteligencia humana. En febrero de 2013, ya con 27 años, tendrá una nueva oportunidad de mostrar al mundo que no es tan tonto como parece… ¿o sí?

2.Kenneth Parcell (30 rock)

Es uno de mis lerdos favoritos; Kenneth vive dentro de su propia fantasía televisiva, y es capaz de convertir en buena, cualquiera de las desgracias que suceden a su alrededor. Es uno de estos pocos personajes que consiguen trasladar su bobalicona sonrisa directamente a los labios del espectador. Con más Kennys por el mundo todos seríamos más felices.

JEFF

1.Joey Tribiani (Friends) y Jeff Murdock (Coupling)

En el lugar de honor tengo la obligación de sentar a dos personajes. Todos conocéis a Joey y poco puedo deciros sobre él tonto más popular de la tele, salvo que era entrañable y todos le queremos como si fuese parte de nuestra pandilla. Es posible, sin embargo, que algunos no conozcáis a Jeff de la comedia inglesa Coupling; Jeff es la versión mejorada de Joey, igual de absurdo y limitadito, pero mucho más salvaje en sus comentarios, menos políticamente correcto. La palabra exacta sería más bestia; mucho, mucho más bestia. Si no la conocéis tenéis que verla YA.

Este es mi top 10, tremendamente doloroso de seleccionar porque tuve que dejar a grandes personajes fuera como Paulie Gaulthieri Los soprano, Ray Carling Life on Mars/ Ashes to ashes, Micky Doctor Who o Beaver Greek.

Y como no, debemos hacer una breve mención a las series españolas en las que hay, como mínimo, un tonto por serie. Por destacar alguno tendríamos A “el Luisma” de Aida, Povedilla de los Hombres de Paco, el Fiti de los Serrano, Marcial de Medico de Familia, y en la telerealidad la corona sería para Jorge Berrocal de Gran hermano 1 y su “Quien me pone la pierna encima”, si sois muy jóvenes para recordarlo, por favor para eso está You Tube, id a verlo ya, es historia de la tele.

Espero que completéis mi lista con vuestros propios tontos, espero vuestras aportaciones, porque en el mundo nunca hay tontos suficientes. En ellos me incluyo porque, como algún listo habrá comprobado, he hecho un Top 10 con 11 personajes.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

Requiem por un Guilty Pleasure parte 2: El final de Gossip Girl (con spoilers)

29 Dic

En esta segunda parte de la elegía a los guilty pleasures caidos en combate os mostrare mi vena más noña, esa parte de nosotros donde reisde una eterna quinceañera, y que es la que permite a la cadena adolescente CW continuar pagando las facturas. Su buque insignia durante años, Gossip Girl, tras dos temporadas lamentabilísimas, por fin este frío diciembre ha dado, por fin, sus últimos coletazos.

Y digo por fin porque, como todos los seguidores reconocemos, la serie debió terminar en la cuarta temporada, y evitarnos el bochorno de intentar hacer pasar a polluelos de 20 años por grandes magnates que controlan fortunas millonarias, empresas de moda, periódicos digitales o se convierten de la noche a la mañana en el oscuro objeto de deseo de las productoras cinematográficas y las revistas más exclusivas, solo por mantener la serie en antena.

Tras años de especulaciones y sinsentidos, recibimos nuestro regalo final, conocer la verdadera identidad de Gossip Girl.

Creo sinceramente que los guionistas decidieron quien sería la reina cotilla con el sesudo método de sacar la pajita más corta. La suerte finalmente recayó en Dan (que era mi personaje favorito, porque cuando era malo era el peor) y su elección ahora generará ríos de tinta, explicando porqué en determinados episodios la persona que se supone es Gossip Girl no hubiese podido físicamente postear como tal.

Espero que los guionistas de Lost y les echen una mano en eso de inventarse explicaciones surrealistas a las preguntas de los fans, cuando éstos saben más que tú. Yo pediría ayuda a Damon Lindelof que tiene un master en esto y creo que les vendría de fábula para el siguiente Comic-con.

Por lo demás la parte final de la temporada fue bastante cutre, sobre todo el  penúltimo episodio con Bart Bass cayendo por el edificio (la escena es de peli serie B); me pareció sin duda el peor episodio de la serie hasta hoy, ya que solucionaba toda una serie basada en la conspiración y la manipulación con un recurso digno del coyote y el correcaminos. Una última gran maquinación de Blair era lo que el público merecía y nos quedamos con las ganas.

vlcsnap-2012-12-29-12h08m22s67

El último episodio me pareció apresurado y flojucho, con poquísima pompa, con la historia de amor más apasionada jamás contada en un serial finiquitada con un par de trajes horteras (me horrorizó el vestido de Blair, pero mi gusto en moda es nulo, así que mejor me callo) y una boda apresurada a la sombra de la fuente de Bethesda. No mola Blair & Chuck esperaba más de ambos.

vlcsnap-2012-12-29-12h08m43s25

¿Y el epílogo? que me decís de ese epílogo glorioso donde Nate, el tío más tonto de la serie tiene un Jet privado y va a presentarse a alcalde (bueno meter un tonto en política es lo más verosímil de todo el flashforward) con Blair y Chuck y su hijo horrorosamente feo, y la boda de Serena y Dan donde los invitados esta sentaditos en el sofá, solo les falta la batamanta, para sentirse como en casa. El nivel de cutrez es tan extremo que hasta dejaron volver a casa a Connor Paolo, el pequeño Eric (y mi odiado Declan) y no lograron meter glamour ni con las doradas extensiones de la tambien retornada Taylor Momsen.

vlcsnap-2012-12-29-12h11m21s63

La escena final me genero bastantes dudas, ya que dan todo por sentado, como por ejemplo ¿con quien se quedan Rufus y Lily? ¿Se supone que cada cual vuelve con su cónyuge original? ¿really? ¿Después de marear la perdiz durante 5 años? No answer. ¿Debo presuponer que el tío Jack, que ahora es súper bueno, se lía con Georgina Sparks, y que Nate termina solo? (claro, como Nate  es tontoooo…).

Reconozco que hubo una parte que sí me gustó, y la de los cameos de todos los viejos personajes de la serie descubriendo a la vez quien era Gossip Girl, incluida Kristen Bell,  la cual hasta que la vi allí no me enteré de que era la actriz que ponía voz a Gossip Girl, si señores, así de enterada andaba yo. Sí, podéis lincharme públicamente, me lo he ganado.

vlcsnap-2012-12-29-12h09m17s104

Solo me queda algo por decir, y es que tras años de soñar con la ropa, y con el tipo para lucirla, de Blair y Serena, todos nos hicimos mayores, y comprendimos que no es oro todo lo que reluce, y aunque nosotros no ahogamos nuestras penas en Moet Chandon, ni secamos las lágrimas con pañuelos de Gucci, nuestra vida no es tan diferente a las del Upper East Side.

XOXO forever Gossip Girl

Nos vemos en tu serie o en la mía

Birraseries Asturias edición Diciembre: Navidad en serie

19 Dic

Tras la resaca leonesa de Noviembre, el Birraseries Asturias retornó a su alineación original para celebrar la sesión pre-navideña.

Como siempre en el cálido y acogedor ambiente del Bar “Lord Byron” ,sede cuasioficial del encuentro de seriéfilos del norte (y digo del norte porque asistimos también gente de Valladolid y León, no solo de Asturias) nos congregamos un grupo de seriéfilos con ganas de compartir nuestra afición tan difícil de comentar con nuestros entornos más cercanos.

65172_473697706006365_975522915_n

En esta ocasión los deberes de cumplimiento obligatorio (ejem…)  eran elegir nuestro capítulo navideño favorito y recomendar una serie al resto para los días de parón.

Los episodios elegidos fueron de Futurama o Los Simpsons (el de Ayudante de Santa Claus cosecho muchos devotos), el especial navideño de la primera temporada de Gossip Girl, o el episodio sobre “Festivus” la navidad alternativa de George Constanza en Seinfeld.

Mi episodio elegido fue, al igual que el de @ainhop (creadora del blog Capitulos en FF) de mi serie favorita de todos los tiempos, El ala oeste de la Casa Blanca, en concreto yo elegí “In excesis Deo” de la primera temporada sobre un mendigo ex –marine y veterano de guerra que muere congelado y al que Toby Ziegler  busca dar un entierro digno (solo recordarlo se me caen las lagrimillas) mientras que el de Ainhoa era el episodio navideño de la temporada 2 sobre los traumas de uno de los protagonistas (no diré quien para no spoilear) desenmascarados en una conmovedora sesión de terapia la semana previa a navidad; ambos episodios son soberbios y maravillosos, pero es que no soy objetiva, me es imposible hablar mal de esta serie.

Por si alguien tenía alguna duda el capitulo ganador fue el del armadillo navideño de Friends, si otra vez gana Friends, empieza a cansar el tema. Y mucho. En serio gente de las series, hay vida más allá de Lost y Friends (se que me llevaré más de un capón por esta frase)

302794_473697866006349_800043914_n

Tras la comida, entre risas y anécdotas varias se fueron recomendando series a diestro y siniestro, siendo la parte más ivertida del día el toma y daca entre @ainhop y @kiber77 porque la primera acaba abandonando todas las series, y el otro es incapaz de abandonar ninguna, por malísima que sea; sus descripciones y crítica sobre la misma serie diferían tanto que no parecía que hablasen de la misma, y mientras una te contaba sus tres mil defectos, el otro por detrás levantaba sus pulgares diciendo que la serie era de “olé”.

De todas las recomendaciones, dos me convencieron especialmente, Southland (de la que ya os hable) con la que me dí un atracón , y Bron/Broen que acabo de empezar y tiene buena pinta aunque por lo poco que ví me parece lentísima.

399199_473697839339685_1255942548_n

Además de estas dos, me traje unos peculiares deberes seriéfilos; @mobius87 (creador del blog Cartas desde Invernalia) literalmente me “obligó” a ver una temporada de Survivor, en concreto la 16 “Favs Vs Fans “ que se desarrolla en Micronesia. Haré post aparte para relatar mis impresiones, que adelanto son bastante favorables, teniendo en cuenta mi visceral odio a los realities, eso es decir mucho.

Como siempre fue un placer rodearme de tan distinguidos amantes de las series, espero seguir compartiendo con ellos lo peor y lo mejor de las series el próximo 2013.

Nos vemos en tu serie o en la mía

Días de vino y series

Un sitio donde hablar de las series que más nos gustan o sorprenden

Crucigramas y Café

otro blog de series

Cine-Seriéfilas

Todo lo que necesites saber sobre cine y series de TV. De siempre y ahora

entresubtitulos

otro blog de series

La pantalla se mueve

otro blog de series

A ver series

otro blog de series

otro blog de series

otro blog de series

Film à porter

Series, cine y moda. Todo junto pero nada revuelto

Los Lunes Seriéfilos

otro blog de series

Asesino en serie

otro blog de series

otro blog de series

Quinta Temporada

otro blog de series

TV Spoiler Alert

otro blog de series

Diamantes en Serie

otro blog de series

Sopranismo Ilustrado

otro blog de series

El Blog de Mon

otro blog de series

Not Penny's Blog

otro blog de series

Cien Megas

otro blog de series

Cartas desde Invernalia

otro blog de series

El Club Silencio

otro blog de series

Capítulos en FF

otro blog de series

A %d blogueros les gusta esto: