Tag Archives: analisis

La burbuja Florrick: ¿por qué todos hablan de The good Wife?

21 May

 

 

¿Harto de escuchar lo maravillosa que es The Good Wife? ¿Has empezado a odiar a Alicia Florrick por ello? ¿No entiendes por qué tanto alboroto por una serie de abogados de network?

La serie está en boca de todos los críticos como “el drama del año”; bueno, al menos en España, porque en Estados Unidos el público es menos entusiasta, al menos en lo que respecta a audiencias. Aquí las claves para que no te quedes atrás. Estas son las respuestas a las preguntas que te generará tanto comentario audaz sobre la serie.

¿QUÉ TIENE DE DISTINTO THE GOOD WIFE A OTRAS SERIES DE ABOGADOS?

En The good wife los casos no son el centro del episodio, son lo que ocurre durante el episodio,a lo que los protagonistas dedican el tiempo entre puñalada trapera, lio de faldas y trama conspirativa.

Junto a ello los casos no solo hacen de relleno sino que son además son interesantes y reflejan sucesos de la más rabiosa actualidad.

vlcsnap-2012-11-17-12h39m55s113

¿POR QUÉ ES UN MÉRITO QUE ESTA SERIE TAN BUENA SIENDO “DE NETWORK”?

Las network son las cadenas públicas en USA, y sus contenidos se regulan por un organismo llamado la FCC. Este organismo ejerce como una censura moral de lo que emite cada cadena, y prohíbe el uso de palabras malsonantes, referencias sexuales explícitas, imágenes hirientes tanto de contenido sexual como violento.

Junto a la FCC los anunciantes de estas cadenas hacen de segundo filtro a los contenidos; una marca familiar como McDonalds nunca se anunciaría en una serie con comentarios racistas, contrarios a la familia,o extremadamente reveladores de “estilos de vida alternativos” como la homosexualidad, el adulterio, el sexo adolescente…

La mayoría de las series de Network no tratan de luchar contra estas restricciones y se limitan a contenidos blancos y políticamente correctos; el terreno de la transgresión parece reservado a los canales de cable, pero es The Good Wife (de la network CBS) la punta de lanza de una rebeldía contra el sistema. Desde planos que lo sugieren todo pero que no enseñan nada en el terreno sexual, a inteligentes juegos de palabras o sonidos para evitar aquellas palabras prohibidas pero que dejan claro a lo que se refieren son algunas de las armas de estos indignados del status quo televisivo.

En España la serie es emitida por FOX.

martha-plimpton-michael-j-fox-

¿POR QUÉ SE HABLA TANTO DE LAS MUJERES Y LOS PERSONAJES INVITADOS EN THE GOOD WIFE MERECEN UN EMMY?

Si hay una cuestión en esta serie es que no hay un detalle dejado al azar. Desde la fantástica protagonista Alicia Florrick hasta el último de los episódicos, todos los personajes tienen una profundidad y complejidad impecable. Es por ello que los actores “se pegan” por hacer un cameo en la serie. Más de uno ha devuelto a la vida televisiva a actores enterrados en el olvido como Michael J. Fox.

El trio de actrices protagonistas, también recibió un caramelo interpretativo; tres personajes (Alicia, Diane, Kalinda) de mujeres fuertes en tres variantes muy distintas que recogen los distintos aspectos de las mujeres independientes del siglo XXI.

Los hombres (Peter, Will, Cary) quizá han sido menos ensalzados por la crítica pero también sus personajes son enormemente interesantes no solo por si mismos, sino por amplio abanico de interacciones que muestran con cada una de estas mujeres.

Y lo más interesante de estas interacciones es que los roles varían entre géneros de forma indistinta; el salvador y el salvado, el progenitor que vive solo para trabajar, la falta de escrúpulos, la sexualidad como arma…todos esos conceptos dejan de estar asociados a un sexo concreto y cualquiera es egoísta o hiriente sin ser más o menos culpable por ello. La serie no juzga, aunque el espectador lo haga. Alicia es un personaje amado u odiado pero no resulta indiferente.

vlcsnap-2012-11-17-12h36m34s145

¿POR QUÉ DICEN QUE SU GUIÓN ES TAN COHERENTE?

The good wife es una serie de temática jurídica y política, sobre una mujer a la que su marido, un poderoso político, engaña y dicho adulterio es mostrado al mundo por la prensa. Desde ahí su abnegada esposa lucha por mantener a sus hijos alimentados mientras su marido, que también es corrupto, termina en la cárcel, y dejando su vida de maruja rica vuelve a ejercer la abogacía, oficio que abandoná para ser madre y esposa hace 20 años. El único que la contrata es Will Gardner un compañero de facultad y viejo noviete con el que generará una fuerte atracción mientras lucha por un lugar en el buffete de abogados contra gente mucho más joven y preparada que ella.

Bueno una vez leído esto seguramente os parezca un culebrón más, pero os advierto, bajo esta carcasa facilona se esconde un mundo de sutileza, conspiraciones políticas, mala baba, y brillantez narrativa, unido a un perfecto nivel político y jurídico en los guiones que es difícil de encontrar en muchas series. Y todo ello sucede gracias a un guión coherente y estable, a una planificación de las tramas prácticamente milimétrica y a un ejercicio de prestidigitación narrativa. Como los magos, los guionistas de la serie nos muestran una cosa como distracción mientras por el lado contrario construyen una trama que no vemos venir, pero que una vez sucede tiene toda la lógica del mundo. Esa solidez narrativa se agradece especialmente en una serie que tiene 22 episodios por temporada; con una tirada tan larga es muy difícil mantener el nivel, pero la serie del matrimonio King lo logra. La temporada quinta fue una sucesión de muñecas rusas que fueron revelando muy poco a poco, el sentido al que se dirigía la trama. Y todo sin tener en cuenta ESO que pasa de lo que no puedo hablar sin spoilear.

Flashbacks, sueños, flashforwards…cualquier recurso narrativo es bien recibido si bien, algo que prácticamente han creado en esta serie es lo que yo llamo la escena ping pong.

vlcsnap-2012-11-17-12h41m28s19

EL NUEVO RECURSO NARRATIVO: LA ESCENA PINGPONG

La escena pingpong es una serie de planos con diálogos rapidísimos y acciones encadenadas que van saltando entre varios personajes todos ellos muy estresados a tal velocidad que lograr cargar al espectador con la misma tensión que muestran los personajes. Las escenas parecen una partida de pingpong porque el cambio de punto de vista es tan rápido que en ocasiones logra que perdamos de vista la pelota y terminemos tan saturados y perdidos como los personajes. Lograr esto sin perder la atención del espectador es algo magistral que muy pocos pueden hacer y los King lo han logrado tres veces, solo en la quinta temporada.

Por estas razones entre muchas otras esta serie ha sido para mi la más solida, regular y brillante de la temporada. Si aún no la has visto, tienes todo el verano para ponerte al día.

 

Nos vemos en tu serie o en la mía

 

 

 

 

Revenge 2×21 y 2×22: análisis del final de la temporada 2 (con spoilers)

13 May

 

vlcsnap-2013-05-13-17h55m15s251

Como muchos sabéis escribo cada semana sobre Revenge en Series de Bolsillo; con ocasión del final de la temporada, que ha sido esplendido os enlazo el post con mi detalladísimo análisis de lo sucedido.

Una lástima que el gran doble episodio final no haya venido precedido de una temporada acorde al mismo. Muchos seguidores se han quedado en el camino por culpa de las tramas incoherentes, los malos guiones y la mala elección de personajes secundarios que apoyasen la trama principal. El creador de la serie Mike Kelley abandona el barco por la imposición de crear 22 episodios por temporada. Personalmente apoyo la idea de que la serie ganaría mucho si se redujera el número de capítulos de relleno. A veces menos es más.

Os dejo el link al análisis de la finale, espero vuestros comentarios

http://www.seriesdebolsillo.com/2013/05/revenge-analisis-episodiofinal-de-la-temporada-2.html

Nos vemos en tu serie o en la mía

Estreno de Defiance (Sy-Fy) un piloto de ciencia-decepción

17 Abr

Ayer vi el piloto de Defiance; como fanática de la ciencia ficción, y tras el hype creado por otros bloggers que habían asistido al estreno, estaba francamente emocionada.
Puede que una vez más tuviese mis expectativas demasiado altas, o que tras haber terminado recientemente Battlestar Galactica tuviese mi nivel de exigencia por las nubes, porque la decepción tras ver la nueva serie de Sy-Fy fue mayúscula.

La premisa, que está más usada que la pipa de crack de Jesse Pinkman, nos introduce en un mundo post-apocalíptico; 33 años después de la invasión de la tierra por los alienígenas, los supervivientes intentan reconstruir su antigua sociedad con lo poco que ha quedado en pie. La guerra por la tierra convirtió al planeta en una mezcla de razas humanas y extraterrestres que mantienen a duras penas la tensa convivencia.
A la ciudad de Defiance, antiguamente Saint Louis, llegan Nolan e Irisa dos forasteros padre e hija adoptiva que sin quererlo terminan metidos en todo el meollo de odios, amores y traiciones de sus habitantes.
Siguiendo la transitada senda de Eureka o Banshee, Nolan, un veterano de guerra, termina sin comerlo ni beberlo de sheriff de Defiance, donde deberá imponer la ley entre los colonos mientras descubre pistas para descubrir la identidad de un grupo anónimo que desea destruir la ciudad.

Aunque manido, la trama principal tenía bastante potencial, pero la ejecución es terrible. No habló del mayor o menor presupuesto de producción, sino del aburrido guión con larguísimas escenas en que no aportan ni  nueva información ni interés humano, la falta absoluta de empatía con los personajes y sobre todo la hierática forma de tratar las escenas de acción.

defiance_INTRO

Señores creadores, si quieren hacer una serie de ciencia ficción sobre algo que ya se ha tratado hasta la saciedad, tienen que al menos marcar la diferencia, ya sea en trama, tratamiento de los personajes, dirección artística o forma de tratar la batallas con los marcianitos. En ninguna de las anteriores veo aspectos novedosos en la serie. La concepción de western futurista tampoco es lo que se dice original y para nada alcanza el nivel de películas como Mad Max o series como la injustamente cancelada Firefly. Unicamente la idea de aplicar los principios del transmedia yhacer un videojuego que interaccione con la serie, puede ser lo que le de su único punto real de conexión con el espectador.
Además contando con un casting repleto de veteranos en esto de las series, como   Julie Benz o Jaime Murray  (Dexter), Grant Bowler (True Blood), Tony Curran  (Doctor Who), o  Mia Kirshner (The L Word), los guionistas podían haberse esforzado lo suficiente como para dar profundidad a los personajes que no dejan de ser clichés con patas de cualquier novela del Far West (Marcial Lafuente Estefanía Style).
Salvo un poco al dúo de hermanas Benz-Kishner porque me divierte la idea de que una sea política y la otra prostituta. Si fuera sus padres no se cual me habría decepcionado más.

Algunas críticas que vi por la blogosfera dicen que es mala pero al menos es entretenida;  particularmente me pareció pesada y aburrida, por lo que no le doy ni la etiqueta de guilty pleasure. En el piloto la abandono, ni siquiera el cliffhanger final me generó la suficiente curiosidad como para darle otro capítulo de margen;  les ruego háganme saber si mejora y debo retomarla.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

Requiem por un Guilty Pleasure parte 1:el final de Eureka (sin spoilers)

28 Dic

eureka

Eureka, serie cosecha propia de la Sy-Fy, se despedía en la quinta temporada de su público, compuesto por los geeks más geeks de todos, no en vano la serie nos transporta a un pueblo habitado unicamente por cerebritos. Para aquellos que encontramos el “empollonismo” como algo “molón” esta serie es lo más.

Dejando aparte la consideración de que el pueblo es creado por el Departamento de Defensa americano y todos sus habitantes, adorables del primero al último, trabajan diseñando armas de destrucción masiva, la serie es totalmente blanca e inocente.

La estructura de cada capítulo es idéntica:  el sheriff  (el más tonto de todos) es siempre  el salvador del pueblo, ante una amenaza creada por algún experimento que, voluntaria o involuntariamente, sale mal. Si sumamos a su casi preescolar estilo narrativo, unos  efectos especiales más bien cutres, interpretaciones más que discretas y una verborrea cientifica que ni el espectador, ni sospecho que los guionistas, comprenden, nos dejan una serie blandengue y facilona, pero que para mí es lo más parecido a un Everwood para frikis.

Se que la pongo a escurrir, más que nada por dejar claro que reconozco su nulo valor artístico, pero a mi me encantaba, básicamente porque el pueblecito es uno de mis Happy Places favoritos, con miles de aparatos futuristas, donde el cocinero es un reputado químico, el mecánico diseña cohetes y la de la lavandería basa sus servicios en modernas teorías de ingeniera química; el pueblo consigue que la actividad más cotidiana se torne en aventura.

Su final fue, redondo, tierno, previsible hasta la nausea, pero logró que los créditos me sorprendiesen con una enorme sonrisa. Fue una serie que nunca se tomo en serio y eso es lo que la hizo grande, tuvo un final acorde a ella, amable y divertido, generando nostalgia antes de que terminase.

Echaré de menos Eureka, con el Café Diem y el Instituto Tesla, a los personajes como Henry, Jo, Holly, mi tocaya  S.A.R.A.H. la casa inteligente, el “deputy Andy”, Vince, el gran Fargo (y su compleja relación con Claudia en los crossover con su hermana de canal Wharehouse 13  ) y, of course, a Will Wheaton (el archienemigo de Sheldon Cooper) haciendo de Will Wheaton ; eso si, no añoraré al sheriff Carter , ni a Allison Drake, que me parecían un poco odiosos, y no creo que sea la única a la que le pasa.

Pero si hay algo que echaré especialmente de menos será la falta de sorpresas, de finales conflictivos, de complicaciones. Éste era mi guilty pleasure por lo fácil y amable de su existencia y cumplió su objetivo.Tu experimento final salió bien. Hasta siempre Eureka.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

Southland: Mucho más que una serie de polis

10 Dic

Como no solo de productos ingleses vive el adicto a las series, hoy os hablaré de una serie americana, muy americana, tanto como la bandera, el Ketchup o la censura televisiva.

Estoy refiriendome a Southland (2009-actualidad), creada por Ann Biderman y emitida originariamente por NBC; una vez repudiada por la network, justo antes de emitirse su segunda temporada, fue rescatada del infierno de las cancelaciones por TNT.

Antes de comenzar voy a reconocer mi absoluta falta de objetividad con esta serie, y es que señores, me he enamorado; el flechazo ha sido tan brutal que me he visto las tres primeras temporadas en escasamente día y medio. Si, todo seguido, como un pasodoble.

Southland nos cuenta el quehacer cotidiano de un grupo de policías de la zona sur de Los Angeles, alternando la violencia de las bandas con las insignificantes y hasta en ocasiones absurdas exigencias de los habitantes de barrios privilegiados como Bel-Air.

A priori cuando me la recomendaron ilustres expertos como Ernesto Mitre y @ainhop me dio una pereza inmensa; otra serie de policias, pensé; pero nada más lejos de la realidad, ya que ésta es una serie de personajes, de seres humanos, que da la casualidad que son todos policías. Y cada uno de ellos es enormemente especial e interesante.

vlcsnap-2012-12-10-20h00m48s117

Desde el agente Ben Sherman, el poli novato recién salido de la academia, Ben McKenzie (The O.C.), que sigue poniendo aquí sus famosas e intensas miradas cruzadas, hasta el detective Sammy Bryant, brillante policía que puede manejar sus casos pero no a su desquiciante esposa, la serie nos regala una galería de personajes sumamente complejos y apasionantes.

Hay para todos los gustos, el poli que engaña a su mujer, la poli super dura, Lydia Adams, que se implica sentimentalmente en todos los casos (y a la que no me gustaría enfrentarme, porque tiene más músculos que Vin Diesel), el alcohólico profundo que por supuesto es el payaso de la comisaria, interpretado por mi venerado C. Thomas Howell y por supuesto los polis que vienen de ambientes marginales pero que lograron hacerse un hueco en el mundo de los buenos, como el detective Nate Moretta, Kevin Alejandro (Jesús en True Blood)

vlcsnap-2012-12-10-19h54m00s133

Pero si hay un personaje que destaca sobre todos ellos es el agente John Cooper, Michael Cudlitz , una especie de Obi-Wan Kenobi, que ejerce de shenshei para el nuevo poli, y que rodea su buen hacer de máximas y principios morales sobre como ser un buen madero. No quiero descubrir demasiado del personaje, pero es una contradicción andante. De moral impecable, juega con la desfigurada línea entre el bien y el mal, para aplicar su particular ética; no es Harry el sucio, ya que por lo genera actúa de la misma forma que lo haríamos cualquiera de nosotros, si tuviéramos los bemoles de ponernos el reglamento y los protocolos por montera, como él hace en ocasiones. Duro como el acero, pero tremendamente sensible a la injusticia humana, cada una de sus apariciones en cámara son un regalo para el telespectador.

vlcsnap-2012-12-10-19h57m55s180

El otro aspecto interesante de la serie, es su formato; alejado de la imagen perfecta y los planos hechos con tiralíneas, la naturalidad es su quintaesencia; gran parte grabada cámara al hombro, sin preocuparse del impacto visual producido por los agentes exteriores, a veces genera un cierto mareo por la combinación del movimiento de la cámara y los reflejos generados por los focos y las luces (como se ve en la foto superior, los destellos cegadores son marca de la casa)

El estilo llega a asemejarse a una peli “Dogma” creando un resultado mezcla entre una serie convencional y un capitulo del documental-reality policial Cops.

Los casos son interesantes no tanto por el contenido sino por el impacto que genera en los personajes; la trama está genialmente trazada, y consigue desdibujar las férreas líneas de los procedimentales episódicos, realizando a lo largo de toda la serie, alusiones o intervenciones de personajes de casos previos, por lo que genera una sensación de continuidad nada característica de este género.

Tengo un solo pero, y son los continuos pitidos tapando las palabras malsonantes, tengo que pillar la versión sin censura, porque la que tengo taladra los oídos.

Ahora que viene el parón navideño os recomiendo que le deis una oportunidad a esta magnifica serie, cuya quinta temporada se estrena el 14 de febrero en TNT, que es la primera en bastante tiempo que consigue generarme una enganchada tan grande, y cuando uno ha visto tantas series como servidora, os aseguro que este tipo de sorpresas son más que gratamente recibidas.

Nos vemos en tu serie o en la mía

The Good Wife: luces (sin espoilers)

17 Nov

Soy una gran fan de The good Wife; desde el mismo momento en que la Margulies se calzó la peluca lisa de mujer responsable, yo estuve a su lado.
Como toda jurista que se precie, tengo la sana costumbre de odiar las series de abogados o con cualquier tipo de trasfondo legal. Soy capaz de tragarme las más absurdas fantasías perpetradas por médicos o periodistas, pero cuando tengo que escuchar las barbaridades que se dicen en una serie sobre algo que realmente entiendo, no suelo tolerarlo.
Debo remarcar el especial mérito que tiene que esto no me haya ocurrido aún con la serie de la CBS, que, a día de hoy consigue entretenerme incluso en su parte procedimental, muy bien documentada y con un impecable gusto en lo que a elegir temáticas jurídicas transgresoras se refiere.
Pero si me mantengo fiel a The good Wife no es por sus exquisitos juicios, los rápidos diálogos entre letrados contendientes, ni por el uso de algunos de los casos jurisprudenciales más interesantes y vanguardistas del sistema legal americano, mi devoción por la serie se asienta en el tratamiento de los personajes.
Normalmente una serie suele tener entre cinco y diez personajes entre protagonistas y secundarios para garantizar el mínimo de tres tramas por episodio; por lo general tienes un par de personajes multidimensionales (desarrollados por los guionistas con toda clase de detalles, vicios, virtudes, familia, conexiones…) mientras que el resto van siendo cada vez más planos conforme se alejan de la trama principal.
Esto no ocurre en The Good Wife, donde tenemos más de dos docenas de personajes perfectamente trazados, ya sean un secundario directamente relacionado con la trama madre o un episódico que encarne a un concreto juez, abogado, cliente o contrincante en corte judicial.
Este barroquismo guionístico genera una doble ventaja. Por un lado muchos actores conocidos quieren dar vida a alguno de los caramelos dramáticos que se ofrecen cada semana. No hay papel pequeño, no hay papel desagradecido, todo actor es consciente que recibirá un intrincado personaje que le obligará a dar el 200 % de su capacidad para bordarlo. Y normalmente lo hacen, porque saben que son carne de Emmy.


La segunda consecuencia positiva es el amor-odio que estos personajes generan en la audiencia. Abogados que abusan de la discriminación positiva como Michael J. Fox o Martha Plimpton, jueces pacifistas, egocéntricos o tan viejos que apenas siguen el caso, clientes deslenguados o abogados rivales taimados y poderosos, todos presentan cualidades que les hace únicos e irrepetibles, y que generan familiaridad y empatía en el espectador.
Así cada temporada, esperamos ansiosos ver a nuestro personaje episódico favorito, generando con los “peeks” del siguiente episodio la emoción del espectador, que reconoce a su favorito y generando con ello un cliffhanger externo a la propia trama.
De igual forma ocurre con los secundarios, que toman incluso más protagonismo en ocasiones que la propia Alicia, desde los socios del bufete Diane y Will a los compañeros de batallas, Kalinda, Cary o Eli, y la insoportable familia con Peter Florrick a la cabeza y Jackie en la sombra.


Me reconozco una gran fan de Alicia; siempre he odiado que los personajes femeninos tengan que ser moralmente superiores o sentimentalmente frágiles. Es maravilloso ver por fin una mujer que tiene los bemoles de columpiarse en la delgada línea que delimita lo legal de lo delictivo, con la misma frialdad que un hombre. Alicia se siente cómoda en esa zona borrosa situada entre lo moralmente reprobable y lo correcto; ella no monta pollos, ella es fría y piensa las consecuencias de sus actos, no es impulsiva y emocional, es analítica y practica. Y no por ello es mala o retorcida, es un ser humano con sus contradicciones y pesares, con un fuerte sentido de la justicia, pero comprende aquello que decía Maquiavelo de que a veces cualquier medio es lícito para llegar a un fin. Y un personaje como éste, señores, es algo difícil de ver en una televisión que todavía se asienta en muchas ocasiones en clichés de género, por lo que hay que agradecer a los hermanos, ahora hermano a secas, Scott, y a Robert y Michelle King por regalarnos a la señora Florrick.


Como me parece de rigor os contaré que mi personaje favorito es Cary Agos, por su enorme evolución como personaje. Paralelo a su crecimiento como persona, el abogado va progresivamente mutando del típico chiquillo que sale de la facultad de derecho con instintos de tiburón y ansia de sangre al hombre sereno y equilibrado con un sentido de la moral abrumador. Al contrario de lo que parecería normal, conforme a más palos recibe, más humano se vuelve, y los desatinos de su vida le hacen  comprender que en ocasiones hay que dar un empujón para que lo justo gane sin importar en que lado del tribunal te encuentres, y que el dinero y el poder no es lo único importante. Su cambio ha sido gradual, sutil pero poderoso y si revisionásemos los primeros episodios no le conocería ni la madre que lo parió (Alfonso Guerra dixit).
Quizás existan personajes más brillantes en escena, como Kalinda o Eli Gold, pero ninguno ha crecido como Cary, que es un hijo de esta serie y nosotros hemos estado ahí para verlo crecer y acunarlo.
Estas son algunas de las luces de The good Wife, pero no todo es bueno, en mi próximo post explicaré las sombras, aunque en ellas si habrá spoilers, así que si no viste la serie…¿a que esperas?
Nos vemos en tu serie o en la mía

El 8º Pasajero

En el espacio nadie puede leer tu blog

Días de vino y series

Un sitio donde hablar de las series que más nos gustan o sorprenden

Crucigramas y Café

otro blog de series

Los calcetines no tienen glamour

Compendio de cosas sin sentido

CineSeriéfilas

Todo lo que necesites saber sobre cine y series de TV. De siempre y ahora.

entresubtitulos

otro blog de series

La pantalla se mueve

otro blog de series

A ver series

otro blog de series

otro blog de series

otro blog de series

Film à porter

Series, cine y moda. Todo junto pero nada revuelto

Los Lunes Seriéfilos

otro blog de series

Asesino en serie

otro blog de series

otro blog de series

Quinta Temporada

otro blog de series

TV Spoiler Alert

otro blog de series

Diamantes en Serie

otro blog de series

Sopranismo Ilustrado

otro blog de series

El Blog de Mon

otro blog de series

Not Penny's Blog

otro blog de series

Cien Megas

otro blog de series

Cartas desde Invernalia

otro blog de series

El Club Silencio

otro blog de series

Capítulos en FF

otro blog de series

A %d blogueros les gusta esto: