Tag Archives: alicia florrick

La burbuja Florrick: ¿por qué todos hablan de The good Wife?

21 May

 

 

¿Harto de escuchar lo maravillosa que es The Good Wife? ¿Has empezado a odiar a Alicia Florrick por ello? ¿No entiendes por qué tanto alboroto por una serie de abogados de network?

La serie está en boca de todos los críticos como “el drama del año”; bueno, al menos en España, porque en Estados Unidos el público es menos entusiasta, al menos en lo que respecta a audiencias. Aquí las claves para que no te quedes atrás. Estas son las respuestas a las preguntas que te generará tanto comentario audaz sobre la serie.

¿QUÉ TIENE DE DISTINTO THE GOOD WIFE A OTRAS SERIES DE ABOGADOS?

En The good wife los casos no son el centro del episodio, son lo que ocurre durante el episodio,a lo que los protagonistas dedican el tiempo entre puñalada trapera, lio de faldas y trama conspirativa.

Junto a ello los casos no solo hacen de relleno sino que son además son interesantes y reflejan sucesos de la más rabiosa actualidad.

vlcsnap-2012-11-17-12h39m55s113

¿POR QUÉ ES UN MÉRITO QUE ESTA SERIE TAN BUENA SIENDO “DE NETWORK”?

Las network son las cadenas públicas en USA, y sus contenidos se regulan por un organismo llamado la FCC. Este organismo ejerce como una censura moral de lo que emite cada cadena, y prohíbe el uso de palabras malsonantes, referencias sexuales explícitas, imágenes hirientes tanto de contenido sexual como violento.

Junto a la FCC los anunciantes de estas cadenas hacen de segundo filtro a los contenidos; una marca familiar como McDonalds nunca se anunciaría en una serie con comentarios racistas, contrarios a la familia,o extremadamente reveladores de “estilos de vida alternativos” como la homosexualidad, el adulterio, el sexo adolescente…

La mayoría de las series de Network no tratan de luchar contra estas restricciones y se limitan a contenidos blancos y políticamente correctos; el terreno de la transgresión parece reservado a los canales de cable, pero es The Good Wife (de la network CBS) la punta de lanza de una rebeldía contra el sistema. Desde planos que lo sugieren todo pero que no enseñan nada en el terreno sexual, a inteligentes juegos de palabras o sonidos para evitar aquellas palabras prohibidas pero que dejan claro a lo que se refieren son algunas de las armas de estos indignados del status quo televisivo.

En España la serie es emitida por FOX.

martha-plimpton-michael-j-fox-

¿POR QUÉ SE HABLA TANTO DE LAS MUJERES Y LOS PERSONAJES INVITADOS EN THE GOOD WIFE MERECEN UN EMMY?

Si hay una cuestión en esta serie es que no hay un detalle dejado al azar. Desde la fantástica protagonista Alicia Florrick hasta el último de los episódicos, todos los personajes tienen una profundidad y complejidad impecable. Es por ello que los actores “se pegan” por hacer un cameo en la serie. Más de uno ha devuelto a la vida televisiva a actores enterrados en el olvido como Michael J. Fox.

El trio de actrices protagonistas, también recibió un caramelo interpretativo; tres personajes (Alicia, Diane, Kalinda) de mujeres fuertes en tres variantes muy distintas que recogen los distintos aspectos de las mujeres independientes del siglo XXI.

Los hombres (Peter, Will, Cary) quizá han sido menos ensalzados por la crítica pero también sus personajes son enormemente interesantes no solo por si mismos, sino por amplio abanico de interacciones que muestran con cada una de estas mujeres.

Y lo más interesante de estas interacciones es que los roles varían entre géneros de forma indistinta; el salvador y el salvado, el progenitor que vive solo para trabajar, la falta de escrúpulos, la sexualidad como arma…todos esos conceptos dejan de estar asociados a un sexo concreto y cualquiera es egoísta o hiriente sin ser más o menos culpable por ello. La serie no juzga, aunque el espectador lo haga. Alicia es un personaje amado u odiado pero no resulta indiferente.

vlcsnap-2012-11-17-12h36m34s145

¿POR QUÉ DICEN QUE SU GUIÓN ES TAN COHERENTE?

The good wife es una serie de temática jurídica y política, sobre una mujer a la que su marido, un poderoso político, engaña y dicho adulterio es mostrado al mundo por la prensa. Desde ahí su abnegada esposa lucha por mantener a sus hijos alimentados mientras su marido, que también es corrupto, termina en la cárcel, y dejando su vida de maruja rica vuelve a ejercer la abogacía, oficio que abandoná para ser madre y esposa hace 20 años. El único que la contrata es Will Gardner un compañero de facultad y viejo noviete con el que generará una fuerte atracción mientras lucha por un lugar en el buffete de abogados contra gente mucho más joven y preparada que ella.

Bueno una vez leído esto seguramente os parezca un culebrón más, pero os advierto, bajo esta carcasa facilona se esconde un mundo de sutileza, conspiraciones políticas, mala baba, y brillantez narrativa, unido a un perfecto nivel político y jurídico en los guiones que es difícil de encontrar en muchas series. Y todo ello sucede gracias a un guión coherente y estable, a una planificación de las tramas prácticamente milimétrica y a un ejercicio de prestidigitación narrativa. Como los magos, los guionistas de la serie nos muestran una cosa como distracción mientras por el lado contrario construyen una trama que no vemos venir, pero que una vez sucede tiene toda la lógica del mundo. Esa solidez narrativa se agradece especialmente en una serie que tiene 22 episodios por temporada; con una tirada tan larga es muy difícil mantener el nivel, pero la serie del matrimonio King lo logra. La temporada quinta fue una sucesión de muñecas rusas que fueron revelando muy poco a poco, el sentido al que se dirigía la trama. Y todo sin tener en cuenta ESO que pasa de lo que no puedo hablar sin spoilear.

Flashbacks, sueños, flashforwards…cualquier recurso narrativo es bien recibido si bien, algo que prácticamente han creado en esta serie es lo que yo llamo la escena ping pong.

vlcsnap-2012-11-17-12h41m28s19

EL NUEVO RECURSO NARRATIVO: LA ESCENA PINGPONG

La escena pingpong es una serie de planos con diálogos rapidísimos y acciones encadenadas que van saltando entre varios personajes todos ellos muy estresados a tal velocidad que lograr cargar al espectador con la misma tensión que muestran los personajes. Las escenas parecen una partida de pingpong porque el cambio de punto de vista es tan rápido que en ocasiones logra que perdamos de vista la pelota y terminemos tan saturados y perdidos como los personajes. Lograr esto sin perder la atención del espectador es algo magistral que muy pocos pueden hacer y los King lo han logrado tres veces, solo en la quinta temporada.

Por estas razones entre muchas otras esta serie ha sido para mi la más solida, regular y brillante de la temporada. Si aún no la has visto, tienes todo el verano para ponerte al día.

 

Nos vemos en tu serie o en la mía

 

 

 

 

Anuncios

Alicia (The good wife) contra Carrie (Homeland) Mujer contra mujer.

25 Oct

En este caótico, y nada halagüeño, comienzo de temporada, surge un curioso fenómeno centrado en dos de los personajes femeninos más potentes de la parrilla televisiva.
Los personajes son Carrie Mathison y Alicia Florrick, dos estilo de mujer totalmente opuestos, pero que aún encabezando sus respectivas producciones, tienen un peso e influencia muy distinto en ellas.

HomelandSeason2intro

CARRIE “LA LOCA”

Carrie Mathison es brillante, impulsiva y pasional; la agente de la CIA comenzó siendo un personaje magnético y vibrante. El problema apareció cuando su enfermedad, sufre un trastorno de personalidad bipolar, dejó de ser un rasgo de su personaje y fagocitó todas sus tramas, convirtiéndose en la “excusa para todo” de los guionistas. Al estilo del Luisma de Aida, los espectadores teníamos que tragarnos cualquier ruptura surreal de la trama al grito de “claaaaro, como Carrie está loca”.
La brillante interpretación de Claire Danes, algo extrema para algunos, ha llevado a que cada vez más peso de la serie recaiga sobre ella, convirtiendo la tercera temporada de Homeland en un excesivo registro de sus expresiones faciales y tics. Si bien yo compré los tres primeros episodios, y su idea de una temporada más reposada e intimista, el cuarto me convenció de que los guionistas son capaces de todo, con tal de alargar la serie. Nunca fue una producción rigurosa e hiperrealista, el deux ex maquina (justificado una vez más en que Carrie está loca) se convirtió en su bandera, pero lo de esta semana no tuvo precio. No digo más no quiero spoilear. Si lo viste lo sabes, aquí no saltaron el tiburón, aquí se lo pusieron a Carrie en un plato de porcelana y se lo comió al pil-pil. Claro, como está loca…

vlcsnap-2012-11-17-12h36m34s145

ALICIA LA MUJER SIN MARAVILLAS
El fenómeno contrario sucede con una de mis ficciones favoritas, The good wife y su protagonista Alicia Florrick.
En contraposición a Carrie, Alicia es inteligente, racional y reflexiva. Tiene su dosis de indecisión, como todo el mundo, pero en general es una mujer fuerte y sobre todo pragmática. Y eso me encanta de ella;  por fin un personaje femenino que no se deja llevar por sus sentimientos y hace lo que debe hacer; bueno, casi siempre, pero nadie es perfecto.
Al contrario que en Homeland, donde los personajes secundarios ( excepto Saul) son aburridos y sus tramas repetitivas y nada atrayentes, el matrimonio King ha logrado crear en su serie un microuniverso de secundarios deliciosos y episódicos delirantes. Cualquier actor que se precie quiere tener un cameo en The Good wife, porque sabe que su personaje será un caramelo, interpretativamente hablando.
Salvando la primera mitad de la temporada anterior, la serie ha tenido una trayectoria en ascenso, y tras el elegante final de la cuarta temporada, nos están dejando una bien hilada e adictiva quinta entrega. En esta serie, el peso de Alicia se ha visto reducido a favor de otros personajes, y si bien continua siendo el hilo conductor, es una serena presencia que hilvana el resto de tramas para dar solidez a la serie.
Y esto no significa que la interpretación de Julianna Margulies no tenga tanta o más calidad que la de Claire Danes; es simplemente que su estilo es más minimalista, con menos gesto grandilocuente y más mirada. Quizá por ello se olvidaron de ella este año en los Emmy. A los americanos les gusta todo grande y aún no han aprendido que,  a veces, más es menos.

SU PESO EN LA SERIE
Es casi imposible hacer un paralelismo entre ambos personajes ya que su peso es muy distinto; en ambas series la protagonista es un personaje sugestivo y permite que empatices con ella, pero en el caso de Homeland sin Carrie no habría serie, mientras que todo podría seguir funcionando sin Alicia, aunque a mí, personalmente, la serie me gustaría menos. Son dos ideas distintas de cómo distribuir la influencia de los personajes principales en una serie. Personalmente prefiero la de The Good Wife, creo que es más efectiva, porque con más personaje es más difícil acusar desgaste según avanzan las temporadas.

vlcsnap-2012-11-17-12h37m21s108

LOS NUEVOS PERSONAJES FEMENINOS
Por otro lado también quiero remarcar que no solo difieren en la cantidad de trama que absorbe cada una, sino en el protipo de personaje que encarnan.
La tendencia a lo extremo no solo existe en los personajes masculinos. Si ellos han copado los ahora llamados “antihéroes” (Tony Soprano, Vic Mackey, Don Draper, Walter White) parece que la traducción femenina es la “zorra castrante”.
En ocasiones parece haber únicamente buenos papeles para mujeres si hacen de malas(Margo Martindale en Justified o Jessica Lange en American Horror Story), de adictas ( Eddie Falco en Nurse Jackie o Khandi Alexander en The Corner)  o de mujeres desequilibradas, ya sean  solteras histéricas (Carrie, Debra Morgan, Dana Brody ) esposas castrantes (Betty Draper en Mad Men, Carmela Soprano en Los Soprano  o  Skyler White y su hermana Marie en Breaking Bad) o madres sobreprotectoras (Norma Bates, Cercei Lannister, Jackie Florrick).

vlcsnap-2012-12-10-19h54m00s133

Yo reivindico a las mujeres “normales” las Alicias Florrick y Diane Lockhart de The good wife, las Peggy Olson y Joan Harris de Mad men o las Lydia Adams de Southland que son parte fundamental de la trama pero no la eclipsan con su, a veces, excesivo protagonismo. Para algunos quizás sean “sosas” para mí son reales. Y lo realista de vez en cuando también apetece.
En conclusión, gran comienzo de temporada para The Good Wife donde Alicia entra lo justo y deja hacer, no tan buen comienzo para Homeland que ya dio dos bandazos excesivos en solo cuatro episodios y no acaba de centrarse en nada (cual Carrie cuando deja las “pastis”) y una cierta reivindicación en pro de la mujer no extrema en las series. Que las actrices que no saben imitar tics y poner los ojos en blanco también tienen que comer.

Nos vemos en tu serie o en la mía

The Good Wife: Sombras (con spoilers de la 4ªTemporada)

17 Nov

Hola de nuevo

Si has visto The good wife hasta la fecha (episodio 4×07) te invito a que leas este post, sino alejate rápido CONTIENE SPOILERS!!

Como ya conté todo lo que me gusta de la serie, ahora puedo dedicarme a uno de los grandes placeres del español medio: dar cera.

Por lo general The good wife no es una serie a la que dedicaría un post, me gusta más hablar de series menos conocidas, y con leer las excelentes reviews de Noelia Rodríguez  en Series de Bolsillo y comentarlas me suele bastar, pero es que esta temporada tengo un cabreo monumental con la serie, o lo que queda de ella.

Si os describía en el anterior post el maravilloso entramado de personajes perfilados hasta el exceso era porque lo que hacía que funcionara era el equilibrio entre ellos.

Con la Florrick al frente, la serie era un baile perfectamente sincronizado de los distintos personajes alrededor de una trama procedimental, un par de tramas del episodio y por último una trama general y dos o tres subtramas de temporada, afectando todas ellas de forma equilibrada a los distintos secundarios.

En esta temporada, por alguna razón que se me escapa la serie ha perdido su balance. La trama del auditor y la quiebra, la campaña y la más que tróspida relación entre Kalinda y su exmarido han fagocitado la serie. En algún punto las tramas secundarias se han perdido por el camino y muchos de los secundarios llevan sentados en el banquillo desde la premiere. Nada sabemos de cómo lleva Will el retorno a la abogacia, ni de la lucha de Diane entre su ideología y su amor al dinero, como tampoco pudimos ver las reacciones de Zach y la insufrible Grace respecto a las informaciones que se están vertiendo sobre su padre.

Cary no ha tenido minutos de juego hasta el episodio 7, al igual que David Lee al que dosifican con cuentagotas, algo más hemos visto a Jackie, pero solo en el marco de la campaña, y el mayor problema es que la pérdida de todos estos grandes ha sido en beneficio de la más que predecible conspiración de Maddie Hayward y de las descafeinadas escenas pseudosádicas de Mr and Mrs Savarese.

Como amante de las morbosas tramas de la investigadora, acepté la premisa de Mark Warren como kriptonita de Kalinda, pero esperaba escenas de una muy superior intensidad, mientras que el resultado ha sido la interacción entre dos personajes tan intensos que se anulan mutuamente, resultasen anodinos y en ocasiones incómodos (auí os dejo la foto de la “escena del huevo, que aún hoy considero de lo más absurda) Tanto magnetismo descargó el imán, que ya no pega ni en la puerta de la nevera.

Considero que estas son algunas de las razones del bajón de audiencia de la serie, que empieza a preocupar en los despachos de la CBS; si a ello le sumamos la enorme competencia de los domingos con series tan en forma como Homeland con el espaldarazo recibido en los Emmys o Dexter que ha recuperado el nivel de las primeras temporadas, tenemos la receta para el desastre.

Ni siquiera la avalancha de cameos de esta temporada, que convierte algunos capítulos en el lugar más superpoblado de estrellas del planeta tierra, ha logrado detener la hemorragia de espectadores que poco a poco han abandonado a Alicia Florrick a su suerte, sin dejarle siquiera una botella de vino para que ahogue sus penas en soledad.

Solo nos queda la esperanza de que los guionistas de The Good Wife se pongan las pilas y vuelvan a los orígenes, a hacer eso que solo ellos logran, dar alma a personajes que no la tienen o que si la tuviesen la venderían por un veredicto favorable.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

The Good Wife: luces (sin espoilers)

17 Nov

Soy una gran fan de The good Wife; desde el mismo momento en que la Margulies se calzó la peluca lisa de mujer responsable, yo estuve a su lado.
Como toda jurista que se precie, tengo la sana costumbre de odiar las series de abogados o con cualquier tipo de trasfondo legal. Soy capaz de tragarme las más absurdas fantasías perpetradas por médicos o periodistas, pero cuando tengo que escuchar las barbaridades que se dicen en una serie sobre algo que realmente entiendo, no suelo tolerarlo.
Debo remarcar el especial mérito que tiene que esto no me haya ocurrido aún con la serie de la CBS, que, a día de hoy consigue entretenerme incluso en su parte procedimental, muy bien documentada y con un impecable gusto en lo que a elegir temáticas jurídicas transgresoras se refiere.
Pero si me mantengo fiel a The good Wife no es por sus exquisitos juicios, los rápidos diálogos entre letrados contendientes, ni por el uso de algunos de los casos jurisprudenciales más interesantes y vanguardistas del sistema legal americano, mi devoción por la serie se asienta en el tratamiento de los personajes.
Normalmente una serie suele tener entre cinco y diez personajes entre protagonistas y secundarios para garantizar el mínimo de tres tramas por episodio; por lo general tienes un par de personajes multidimensionales (desarrollados por los guionistas con toda clase de detalles, vicios, virtudes, familia, conexiones…) mientras que el resto van siendo cada vez más planos conforme se alejan de la trama principal.
Esto no ocurre en The Good Wife, donde tenemos más de dos docenas de personajes perfectamente trazados, ya sean un secundario directamente relacionado con la trama madre o un episódico que encarne a un concreto juez, abogado, cliente o contrincante en corte judicial.
Este barroquismo guionístico genera una doble ventaja. Por un lado muchos actores conocidos quieren dar vida a alguno de los caramelos dramáticos que se ofrecen cada semana. No hay papel pequeño, no hay papel desagradecido, todo actor es consciente que recibirá un intrincado personaje que le obligará a dar el 200 % de su capacidad para bordarlo. Y normalmente lo hacen, porque saben que son carne de Emmy.


La segunda consecuencia positiva es el amor-odio que estos personajes generan en la audiencia. Abogados que abusan de la discriminación positiva como Michael J. Fox o Martha Plimpton, jueces pacifistas, egocéntricos o tan viejos que apenas siguen el caso, clientes deslenguados o abogados rivales taimados y poderosos, todos presentan cualidades que les hace únicos e irrepetibles, y que generan familiaridad y empatía en el espectador.
Así cada temporada, esperamos ansiosos ver a nuestro personaje episódico favorito, generando con los “peeks” del siguiente episodio la emoción del espectador, que reconoce a su favorito y generando con ello un cliffhanger externo a la propia trama.
De igual forma ocurre con los secundarios, que toman incluso más protagonismo en ocasiones que la propia Alicia, desde los socios del bufete Diane y Will a los compañeros de batallas, Kalinda, Cary o Eli, y la insoportable familia con Peter Florrick a la cabeza y Jackie en la sombra.


Me reconozco una gran fan de Alicia; siempre he odiado que los personajes femeninos tengan que ser moralmente superiores o sentimentalmente frágiles. Es maravilloso ver por fin una mujer que tiene los bemoles de columpiarse en la delgada línea que delimita lo legal de lo delictivo, con la misma frialdad que un hombre. Alicia se siente cómoda en esa zona borrosa situada entre lo moralmente reprobable y lo correcto; ella no monta pollos, ella es fría y piensa las consecuencias de sus actos, no es impulsiva y emocional, es analítica y practica. Y no por ello es mala o retorcida, es un ser humano con sus contradicciones y pesares, con un fuerte sentido de la justicia, pero comprende aquello que decía Maquiavelo de que a veces cualquier medio es lícito para llegar a un fin. Y un personaje como éste, señores, es algo difícil de ver en una televisión que todavía se asienta en muchas ocasiones en clichés de género, por lo que hay que agradecer a los hermanos, ahora hermano a secas, Scott, y a Robert y Michelle King por regalarnos a la señora Florrick.


Como me parece de rigor os contaré que mi personaje favorito es Cary Agos, por su enorme evolución como personaje. Paralelo a su crecimiento como persona, el abogado va progresivamente mutando del típico chiquillo que sale de la facultad de derecho con instintos de tiburón y ansia de sangre al hombre sereno y equilibrado con un sentido de la moral abrumador. Al contrario de lo que parecería normal, conforme a más palos recibe, más humano se vuelve, y los desatinos de su vida le hacen  comprender que en ocasiones hay que dar un empujón para que lo justo gane sin importar en que lado del tribunal te encuentres, y que el dinero y el poder no es lo único importante. Su cambio ha sido gradual, sutil pero poderoso y si revisionásemos los primeros episodios no le conocería ni la madre que lo parió (Alfonso Guerra dixit).
Quizás existan personajes más brillantes en escena, como Kalinda o Eli Gold, pero ninguno ha crecido como Cary, que es un hijo de esta serie y nosotros hemos estado ahí para verlo crecer y acunarlo.
Estas son algunas de las luces de The good Wife, pero no todo es bueno, en mi próximo post explicaré las sombras, aunque en ellas si habrá spoilers, así que si no viste la serie…¿a que esperas?
Nos vemos en tu serie o en la mía

El 8º Pasajero

En el espacio nadie puede leer tu blog

Días de vino y series

Un sitio donde hablar de las series que más nos gustan o sorprenden

Crucigramas y Café

otro blog de series

Los calcetines no tienen glamour

Compendio de cosas sin sentido

entresubtitulos

otro blog de series

La pantalla se mueve

otro blog de series

A ver series

otro blog de series

otro blog de series

otro blog de series

Film à porter

Series, cine y moda. Todo junto pero nada revuelto

Los Lunes Seriéfilos

otro blog de series

Asesino en serie

otro blog de series

otro blog de series

Quinta Temporada

otro blog de series

TV Spoiler Alert

otro blog de series

Diamantes en Serie

otro blog de series

Sopranismo Ilustrado

otro blog de series

El Blog de Mon

otro blog de series

Not Penny's Blog

otro blog de series

Cien Megas

otro blog de series

Cartas desde Invernalia

otro blog de series

El Club Silencio

otro blog de series

Capítulos en FF

otro blog de series

A %d blogueros les gusta esto: