Archivo | Series USA RSS feed for this section

Unbreakable Kimmy Schmidt ¿merece la pena verla? Sin spoilers

1 Abr

Últimamente tengo poco tiempo para ver series por lo que me estoy limitando a ver aquellas por las que tengo mucha querencia (The good wife, Better call Saul y sí, Survivor) y algún estreno muy ensalzado por la blogosfera.

Por eso creo que llego tarde a deciros lo mucho que me ha gustado Unbreakable kimmy Schmidt la nueva comedia de Netflix creada por Tina Fey ( 30 Rock) . La serie que ya está disponible en su totalidad, Netflix emite sus series completas, está protagonizada por Ellie Kemper y cuenta la historia de Kimmy una joven que fue secuestrada en el año 2000 por una secta apocalíptica y lleva desde los 14 años encerrada en un bunker antimisiles. Kimmy es liberada en 2015 y decide vivir en Nueva York mientras trata de comprender y adaptarse al siglo XXI con todos sus dramas y miserias. Como escuderos en su cruzada por conquistar el nuevo mundo su compañero de piso Titus, gay pasado de moda con pretensiones de actor de Broadway, su contestataria casera, la deliciosa Carol Kane y su jefa, la típica (que resulta no serlo tanto) mujer florero, interpretada de forma extrema, por la diva de las divas, la grandiosa Jenna Maroney, digo Jane Krakowski. Sí, se que suena rebuscado y absurdo pero ese es el punto fundamental de la serie, que es absurda, atrevida, irreverente y algo raro: divertida.

Considerando las horrendas nuevas comedias “normales” de los últimos años (The Millers, Dads, Trophy Wife) el agotamiento de muchas de las que siguen en antena (2 broke girls, Modern family)  y el final de muchas de las grandes clásicas ( The office, 30 rock, Parks and Recreation) la perspectiva de las comedias en 2015, más allá de Brooklyn nine nine no era muy halagüeño.

cast

Ademas llevamos años con comedias que no lo son, como Nurse Jackie, Orange is the new black, Louie o Shameless. No digo que las mencionadas no sean buenas, es simplemente que son otra cosa, llamémoslas dramedias llamémoslas chalet en Torrevieja.  Yo reconozco que de vez en cuando me gusta ver algo más genuino, más metido en el cliché, aunque sea tonto o excesivamente obvio, pero que hace reír.

Por eso me gusta Kimmy, no trata de ir de otra cosa, es una comedia, normal, graciosa, es decir: se sabe qué es comedia. No es 30 Rock, pero se deja ver, porque, en ocasiones, se agradece una serie sencilla, divertida, con buenos one-liners, y sí, una sintonía que se clava en tu mente y no consigues sacarla de ahí (yo vi la serie de un tirón y la escuché todas y cada una de las veces que sonaba), y no os quiero hablar de Pinot Noir pero puede llegar a canción del verano en USA, ahí lo dejo…

Es cierto que siendo de Tina Fey esperaba un pelín más de acidez en los chistes, pero no me quejaré.

Como siempre podéis juzgar por vosotros mismos, pero yo a las comedias no les pido más que a esta. Ah y sale Jon Hamm y ver a este señor hacer comedia es siempre una delicia. Siempre.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

p.d. unbreakable…it´s a miracleeeeeee…sí, sigo cantándomela. No se va de mi cabeza.

p.d.2 Pinot Noir, Myanmar…sí tiene más  canciones pegadizas…esta serie es lo peor.

Parks and Recreation ¿merece la pena? y Análisis final de temporada.

2 Mar

 

La pasada semana terminó una de mis cinco comedias favoritas de todos los tiempos, Parks and Recreation. La serie de la cadena americana NBC, que nunca se ha siquiera estrenado en España, es junto con 30 Rock una de las mejores y más inteligentes comedias, no solo del Siglo XXI sino de toda la historia de la televisión.

Como el nombre le dirá bastante poco a aquellos que no dominan la lengua de Shakespeare, Parks and recreation significa Parques y festejos, porque de eso habla, del departamento de Parques y festejos de la ficticia localidad llamada Pawnee, situada en el estado de Indiana. En efecto, lo habéis pillado es una serie de funcionarios. Si de funcionarios. También tenemos derecho a tener nuestra propia serie (emoji de odio a los que no estén de acuerdo).

ron bigote

La serie se planteó como un spin off o versión de The office, es decir un mockumentary (rodado como un falso documental) y trataron de permanecer en un estilo totalmente calcado a la serie madre; esto fue la causa por la que la primera temporada, de tan solo 6 episodios fue un total desastre, y un horror.

Pero, una vez que milagrosamente lograron renovar por una segunda temporada, fue cuando los creadores comprendieron que debían volar libres y tomar su propio camino, no buscando crear los mismos roles que en The office, sino generar su propio ejército de pirados, con un remozado catálogo  de disfuncionalidades. Y en ese momento fue cuando, realmente, la serie despegó.

La serie, a lo largo de sus siete temporadas (en muchas de ellas amenazada por la poca audiencia, y salvada en varias ocasiones por las campañas de fans) nos cuenta la historia de Leslie Knope, subdirectora del departamento, una incombustible leal y generosa funcionaria, que solo presenta un hándicap: es una obsesa del control que no sabe cuando parar. Para Leslie todo es una cruzada personal, desde lograr financiación para un parque hasta comprar el perfecto regalo de cumpleaños. Todo necesita una ferrea planificación y un equipo de gente entregada y leal para desarrollarlo. Y ahí es donde empiezan los problemas; el resto de funcionarios no está por la labor de hacer nada. Na-da.
Desde el director del departamento el genialísimo Ron Swanson que odia el gobierno y quiere destruirlo desde dentro, hasta el torpe Larry/Gary/Jerry/Garry Gergich todos los funcionarios son unos pirados de campeonato, y si comenzáis la serie, lograran que os enamoréis de ellos. Excepto de Tom, que es un ser insoportable.

waffles

Es difícil para una fan acérrima explicar porque la serie es tan especial, aunque si os puedo dar una de mis razones. Nunca he encontrado un personaje tan parecido a mi como Leslie. El personaje interpretado por Amy Poehler comparte conmigo la obsesión por el control, la planificación exhaustiva de todo, las listas de pros y contras para todo, el amor por la comida de desayuno  y la adopción insistente de causas perdidas; es como verme en la tele, solo que ella lleva mejor ropa y  tiene pelazo. Eso y que Leslie se toma los desplantes bien, mientras a mi me cabrea cuando la gente no colabora (reitero emoji de odio).

Si queréis conocer mejor a Ron y  Leslie os dejo sendos artículos sobre ellos que escribí para la revista Zapping Magazine, ya que fueron el personaje del mes dos veces consecutivas.

knope cartel swanson-meat

Y continuando con mi tendencia obsesivo-compulsiva, os dejo una lista de las razones por las que todos deberíais ver Parks and Recreation:
– Tiene una de las mejores mitologías de la tele. Si sois gente que disfrutais contando batallitas de Friends con los amigos , frases hechas, canciones, e iconos varios que harán vuestras delicias.
– Podéis ver a Chris Prat antes de estar bueno y ser archifamoso, y oírle cantar muchos de los temas de la serie.
– La serie está cargada de personajes absurdos que vuelven cada temporada; desde el poni Lit´l Sebastian a los programas y presentadores de radio y televisión de Pawnee pasando por sus desquiciados concejales, la serie cuenta con los personajes más histéricos de la televisión.
– Si os gustó el Ala Oeste podéis ver a Rob Lowe y os encantarán las miles de referencias y cameos que se hace a la serie de Sorkin.
– Montones de cameos de políticos americanos, desde Madeleine Albright a Michelle Obama, pasando por el icono sexual de Leslie Joe Biden. Si Joe Biden, la chica es rarita.

ron-swanson
– Si os gusta Saturday Night Live hay montones de cameos de los actores de su equipo, ya que varios de los actores de la serie proceden de la mayor cantera de humoristas que tiene Estados Unidos.
– Los guiones son una maravilla, cargados de humor inteligente y autoreferencial, que hacen las delicias de sus seguidores.
– La crítica a la política local americana es mucho más feroz y extrema de lo que podría ser en un drama, en especial al racismo, a la obesidad e inmovilismo de la población americana, a su credulidad respecto a los medios de comunicación y a su imposiblidad de realizar autocrítica. Parece que los zarpazos al sistema, incluso a la propia cadena NBC, no son tan dolorosos cuando tiene la dulce cobertura de un chiste, pero sigue siendo todo un mérito, al realizarse en una cadena de emisión en abierto que cuenta con censura del gobierno.
– La serie tiene al personaje que sería mi hombre ideal, Ben Wyatt, así que si estas secretamente enamorado de mi puedes aprender cómo comportarte (emoji guiñando ojo juguetón diciendo Ya tu sabes mi amol)

A los que no visteis la serie os invito a hacerlo. Y no tengo nada más que deciros así que dejad de leer insensatos que desde aquí hay spoilers. Dejad de leer. Parad ya. ¡Bastaaaaaaaaaa!

 

no leslie

 

 

DESDE AQUÍ SPOILERS
A los fans incondicionales os comentaré que si bien la última temporada me pareció bastante inconexa y flojilla (excepto el capítulo de Ron y Leslie y la finale) todos sabemos que siempre un poco más de Parks es mejor que nada de Parks.

Y respecto del episodio final debo decir que se planteo justo como se debía, como un homenaje a la audiencia, esa que les salvó tantas veces, dándonos toda la información posible sobre la vida de todos, excepto una cosa: en el funeral de Jerry/Garry/Terry se ven al servicio secreto acompañando a Ben y Leslie, por lo que uno de ellos terminó siendo presidente, la gran duda es ¿cuál de ellos? No se si no me enteré, pero creo que quedo en el aire.

Más allá de eso, lloré como una magdalena desde que Ron coge el bote de remos en el Parque Nacional y no paré de llorar hasta después de terminar. Hasta cuando apareció Ann Perkins, ser sosa y odiable a partes iguales. Y sí, lloré muchísimo con Leslie, que terminó consiguiéndolo todo, el marido ideal, los hijos invisibles que no dan guerra, el trabajo de sus sueños y todo lo que siempre quiso. Y eso me alegró, porque al menos mi yo de la ficción consiguió cumplir sus sueños, y eso, quieras que no, me da esperanzas.

Te echaré de menos, sister.

Nos vemos en tu serie o en la mía.

The Americans (FX, Fox España) Estreno temporada 3

6 Feb

La pasada semana comenzó la tercera temporada de The Americans, la serie ochentera de espías de la cadena americana FX y que en España emite FOX.

La serie, que empezó algo fría y arrítmica, logró en su segunda temporada encontrar el tono que buscaba y terminó convirtiéndose en uno de los aciertos del año pasado.

El cliffhanger con el que nos dejaron convirtió en una tortura la espera, y todavía en el primer episodio no han querido cortar la baraja, sino darnos tan solo un a probar un poquito de lo que será esta temporada.

DESDE AQUÍ SPOILERS

vlcsnap-2013-02-02-12h12m04s246

La pasada temporada los protagonistas descubrieron la segunda parte de su misión en los Estados Unidos, criar a la nueva generación de espías. La idea era tan brutal como ingeniosa. ¿Quién iba a sospechar que unos adolescentes norteamericanos eran en realidad espías del KGB?

Fuera aparte de lo inquietante de la idea, retornamos en la serie a la acostumbrada bifurcación entre ética y moral que divide al matrimonio de espías. Como de costumbre Phillip no quiere subir el último escalón en el ascenso a héroe de la patria, mientras que Elizabeth únicamente piensa en cómo va a lograr convertir a su hija a la causa, sin que esta sufra.

Parece que por fin Elizabeth comienza a dudar de su misión y por primera vez parece trabajar más por miedo que por devoción. Igualmente ambos están enfrentados respecto a la decisión del adoctrinamiento y posterior entrenamiento de Paige, pero ambos anteponen la seguridad de su hija, la existencia de un nexo común de un propósito único ayuda a reconciliar los posicionamientos de ambos, si bien la nota discordante retorna en la forma de ejecución.

Mas allá de los Jennings, la relación del vecinísimo con su mujer, tras la “espantadilla rusa” parece no recuperar forma. Personalmente me parece naif pensar que su esposa le va a perdonar tan fácilmente, pero hay hombres así, por lo que no me parece un personaje inconsistente para nada.

paige

Respecto del resto de personajes demenciales, tengo ganas de ver qué sucede con Nina Krilova en la cárcel rusa, los intentos de su enamorado de la embajada para lograr sacarla del hoyo y sí, ver si esta temporada nuestra querida Martha se da cuenta (por fin) de que el pelo de su maridito es más falso que los bolsos de Tous del rastro.

Y tendremos que ver que pasa con Paige, la prima ochentera y santurrona de Grace Florrick; personalmente espero poder ver como su madre logra convertirla de canta-saetas en super espía rusky. Mi sugerencia es que le presente un ukraniano guapo, eso ayudará más que cualquier adoctrinamiento moral.

La temporada empezó bien, esperemos que mantenga el tipo, no puedo perder más series este año, mi corazón no lo soportaría

Nos vemos en tu serie o en la mía.

Los personajes arquetipos de Sorkin en sus cuatro series

16 Dic

The Newsroom ha terminado. Sorkin ha anunciado que abandona la televisión. Para siempre.

Es necesario empezar explicando esto para que entendáis el estado de desolación que me embargó anoche, cuando el fundido a negro anunció que todo había acabado. Aquella aventura que se inició con Josh Charles y Peter Krause en Sports night termina con otro presentador catódico, Jeff Daniels, pasando por El ala oeste, la mejor serie de la historia (in my opinión ), y ese pequeño “je ne sais quoi” que fue Studio 60 (dejando mi horror por el personaje de Harriet Hayes que me convirtió en hater de Sarah Paulson para siempre). Perdonadme que hable menos de esta última, no la volvi a revisitar y la tengo algo bloqueada olvidada.

Todos conocemos que lo bueno de Sorkin son sus diálogos, y lo malo la poca habilidad para variar tramas y personajes. Al más puro estilo Oliver y Benji, donde todos los muñecos eran iguales y solo variaba la camiseta del equipo, los personajes de Aaron se podrían agrupar en arquetipos con muy pocas variaciones entre unas series y otras. Aviso desde aquí spoilers

cast

 El padre

Isaac en Sports Night, Leo en The West Wing, o Charlie en The Newsroom, los tres hombres sabios e incorruptibles que arropan a los protagonistas, sufrieron un infarto ante una situación de alto stress en el trabajo.

En todas las series el protagonista por una causa u otra se perdió la muerte de su padre, pero vivió la perdida (o no) de alguno de los personajes recién mencionados en la que descargó la muerte de su progenitor. Todo muy freudiano, todo muy Estados Unidos y sus “daddy issues”.

Se autoidentifica con Don Quijote, ídolo absoluto de Sorkin e intenta, en sus últimos años de vida, al igual que el hidalgo, ponerse el mundo por montera y hacer “lo que está bien”, es decir lo que Sorkin cree que está bien.
La novia (o la hidra)

Mandy Hampton, Mackenzie McHale, Dana Whitaker o Harriet Hayes son trasfondo de los traumas de Sorkin con las mujeres. Todas son compañeras de trabajo-exnovias-novias, buenas profesionales, tendentes a la histeria y extremadamente insoportables para el protagonista.(Y para el espectador).

Suelen ser re-contratadas o reaparecer en el piloto generando la primera fuente de conflicto para el protagonista. Para mi el peor personaje, en general, y en Studio 60 en particular.

 

NewsroomCharlieSloan
La hermana-colega-amiga

Sloan Sabbith, CJ Cregg o Natalie Hurley son “la hermana”, ese personaje femenino secundario que no presenta tensión sexual con el protagonista. Podríamos definirla como la superwoman profesional y competente aunque extremadamente patosa en su vida personal y sus relaciones sociales.

Quizá Jordan McDeere se salga un poco del cliché al desdoblarse el protagonista en Studio 60 y Donna Moss debería ir aquí, pero el final de la serie me quitó la razón.

El héroe

Es el trasunto de Sorkin, extremadamente profesional y perfeccionista, adicto al trabajo, con una moralidad y ética superior a la media y no demasiado consciente del mundo que les rodea.

Estos no necesitan ser nombrados, si bien apreciar que en Studio 60 se repartía más que en otras el protagonismo.

will
El polarizante

Es el contrapunto del protagonista, no necesariamente su enemigo, sino una fuerza moral que tira en sentido diferente y que hace cuestionar los principios del héroe. Quizá el rey sea Toby Siegler, aunque Ainsley Hayes, Rhis y Leona Lansing no son tampoco malos ejemplos.

El discípulo

El joven padawan que está aprendiendo los mimbres del oficio de cada protagonista. Jim Harper, Sam Seaborn, Will Bailey, Neil Sampat o Dan Rydell beben lo aprendido de todos a su alrededor. Quizá sea de apreciar que también Maggie de The Newsroom entraría en esta categoría.

neaL Y MAC

Más allá siempre hay personajes notables no identificables con los arquetipos, pero que tienden hacia uno u otro lado en mayor o menor medida. Tambine creo que, con los años, Sorkin ha creado mejores papeles femeninos y ha roto su particular club de hombres; todavía le falta crear una serie con una protagonista femenina. Pero esa amigos, es otra historia.

Esperemos que Sorkin cambie de idea y vuelva a la tele, la caja negra se quedará muy callada si no tenemos, al menos de vez en cuando, los rítmicos intercambios de palabras de sus diálogos resonando por sus pasillos.
Nos vemos en tu serie o en la mia

A to Z (De la A a la Z) ¿Basta con un piloto cuqui?

2 Sep

La pasada semana NBC filtró el piloto de A to Z (de la A a la Z) una nueva comedia que reúne para la nueva temporada a Ben Feldman (el irreverente Michael Ginsberg de Mad men) y Cristin Milioti (“la madre” de Cómo conocí a vuestra idem). El showrunner es Ben Queen, y cuenta con la producción de Rashida Jones (oh Ann Perkins, you beautiful tropical fish)

La serie, como explica una voz en off antes de empezar, narra exhaustivamente la relación sentimental entre Andrew y Zelda ( de ahí la A y la Z, desternillante) en sus casi nueve meses de duración. La voz en off es la de Kate Sagal (Sons of anarchy)

El piloto, obviamente, nos cuenta como se conocen, cargándolo todo de luz, colorido y fuegos artificiales. Amor idílico, ideal y muy cuqui. Si lo he escrito bien, cuqui. Este es el mejor adjetivo para describir la serie.

Los protagonistas no son atractivos, son cuquis. Sus trabajos (el trabaja en una web de citas y ella es abogada de las que solo lleva caso buenos) son cuquis. Su amigos están a su alrededor solo para hacer que ellos luzcan mejor, y también son cuquis. Hay que remarcar la excelentísima química entre Ben Feldman y Cristin Milioti.

Todo es ideal pasteloso y requetebonitisimo, como debe ser en toda comedia romática.

beso

Si fuera una peli de este género, sería perfecta. De diez. De las que usas cuando estas deprimida con tu pijama de peluche del Primark, tu bol de palomitas y tu paquete de kleenex.

Pero no es una película, es una serie. La duda que genera entonces es: ¿tiene potencial para ser algo más que un piloto cuqui? Una serie necesita no solo una buena idea inicial, sino la posibilidad de que esa premisa general mantenga dignamente un recorrido a medio, largo plazo. Si tienes éxito la cadena va a querer exprimir la gallina de los huevos de oro y la serie puede quedarse vacía en nada de tiempo (ej. Como conoci a vuestra Cristin Milioti)

Igualmente hay series una fuerte premisa inicial pero que en seguida pierden fuelle porque las tramas secundarias no ayudan lo suficiente a la historia en los capítulos centrales de cada temporada. Creo que este puede ser el caso de esta serie, cuyo universo no esta demasiado bien definido en el piloto. Creo que se puede quedar a medio camino por no tener demasiado que contar; los secundarios son importantes en el éxito de una serie, esto es algo que a veces se pierde de vista y creo que es algo a solucionar en este piloto.

Como siempre necesitaremos tres o cuatros episodios para ver por donde va realmente la serie, y si tiene calidad suficiente para entrar en mi “cartera de comedias”. Sería de agradecer, ya que con todas las canceladas o terminadas tengo pocas series que me hagan reir. En general es una comedia ligera y blanca que puede ser agradable de ver si encuentra su equilibrio.

Recomendable si te gustan las series cuquis y los pijamas de peluche. Abstente si crees que Hank Moody es el mejor.

Nos vemos en tu serie o en la mía

p.d. para aquellos amantes de Mad Men que deseen ver la serie, espero que no les ocurra lo que a mí, que no me arranque las últimas imágenes de Ginsberg y su “regalito a Peggy” de la cabeza. Que horror. (ojo spoiler)

 

El 8º Pasajero

En el espacio nadie puede leer tu blog

Días de vino y series

Un sitio donde hablar de las series que más nos gustan o sorprenden

Crucigramas y Café

otro blog de series

Los calcetines no tienen glamour

Compendio de cosas sin sentido

entresubtitulos

otro blog de series

La pantalla se mueve

otro blog de series

A ver series

otro blog de series

otro blog de series

otro blog de series

Film à porter

Series, cine y moda. Todo junto pero nada revuelto

Los Lunes Seriéfilos

otro blog de series

Asesino en serie

otro blog de series

otro blog de series

Quinta Temporada

otro blog de series

TV Spoiler Alert

otro blog de series

Diamantes en Serie

otro blog de series

Sopranismo Ilustrado

otro blog de series

http://lasseriesdemon.com/

otro blog de series

notpennysblog.com

otro blog de series

Cien Megas

otro blog de series

Cartas desde Invernalia

otro blog de series

El Club Silencio

otro blog de series

Capítulos en FF

otro blog de series

Series de Bolsillo

otro blog de series

A %d blogueros les gusta esto: