Archivo | abril, 2014

Mad Men. Estreno temporada 7. Análisis del estreno de la temporada final

16 Abr

Mad Men ha vuelto; y no lo ha hecho con fuegos artificiales, ni grandes giros de guión, sino con un episodio denso y turbio, tremendamente opaco, que poco nos permite pergeñar por donde discurrirán los caminos de los protagonistas en esta última temporada. (emitida en USA por AMC y en España por Canal + Series)

El lunes fue un día cargado de series, y solo para unos pocos Mad Men fue lo primero en ser visto; pero para esos pocos que añorábamos profundamente las correrías de los habitantes de Madison Avenue, el día estaba marcado en rojo en nuestros calendarios. En rojo intenso, del color de los labios de Joan.

Aquí os paso el link a mi review de “Zonas horarias” del primer episodio de la última temporada para Series de Bolsillo

 

Nos vemos en tu serie o en la mía

 

P.D. Felices vacaciones de Semana Santa a todos

 

Cómo conocí a vuestra madre 9×24: Final de la serie. Un final redondo. Con Spoilers

2 Abr

El día 31 de marzo de 2014 terminó Cómo conocí a vuestra Madre, o How I met your mother como la conocemos aquellos que la hemos visto íntegra en inglés. Seguramente es, con Lost, de las primeras series que vimos en nuestros PC en vez de en la tele, y 24 semanas al año durante casi una década seguimos las andanzas de esta comedia en la que, por primera vez, los protagonistas adultos tenían mi edad. Si Friends fue la comedia que nos habló, a aquellos que nacimos en los 80, de cómo sería nuestra futura vida de adultos, HIMYM nos relataba en clave de humor nuestro presente.

Quizá por ello nos enganchamos tanto (aunque en realidad todos rezábamos por el nuevo Friends, cosa en la que nunca se convirtió) y quizá por eso también un gran número de nosotros rechazamos el bandazo hacia lo dramático que dio en las 4 últimas temporadas. La espiral de automachaque de Ted Mosby, sus continuas llantinas y depresiones y demás mazazos que la serie fue repartiendo entre sus protagonistas, oscurecían el tono de una serie que había nacido como una comedia blanca y sin pretensiones existencialistas.

Una cosa era contar el extenuante peregrinar por “el desierto de lo sentimental” de Ted Mosby hasta que encontrase a “la madre” y otra era ver al protagonista inmolarse durante nueve años por Robin, alguien con quién “sabíamos desde el piloto” que no iba a terminar.

Esa era mi mayor queja, si la serie va de cómo Ted conoce a su futura esposa, ¿por qué no me lo cuentan? ¿Por qué insisten en la historia con Robin? ¿Es Ted Masoquista? ¿Es Ted en realidad Marilyn Manson? ¿Alguien sabe cuánto son 400 dracmas? Veis ya me fui de punto, como la serie.

Pero esta queja llena de interrogantes se vio resuelta en los (ya tan odiados por muchos) tres últimos minutos de la serie. La historia, aunque se vendiese así, nunca fue para contar a los hijos de Ted cómo conoció a su madre, sino para que fuesen conscientes de la interminable historia de amor y desamor que había tenido con “la tía Robin” y con ello testar las aguas filiales sobre como llevarían que saliese con ella.

CR_3324_los_hijos_de_ted_mosby

En ese momento me reconcilie con la serie; no porque no me pareciese que las anteriores temporadas habían sido terribles (la novena fue algo mejor, pero tampoco para tirar cohetes) sino porque al menos con ello habían dado una respuesta coherente a mis preguntas.

Comprendo que a muchos les haya parecido una estafa, ya que eran del “team Madre”, pero para mí ésta era en realidad un ideal, algo inalcanzable y difuso, con la que difícilmente podía empatizar (porque no la conocía). Y cuando, por fin, pudimos conocerla se nos presento como alguien demasiado perfecto y adorable, sin defectos, sin vicios, como si la persona que la estaba describiendo la tuviese en un pedestal, aún más alto que el destinado a la persona amada. Ahí empezó el mosqueo. Algo pasaba.

NADIE era tan perfecto, ni tenía siempre la respuesta correcta, ni le gustaba automáticamente a todo el mundo. Solo se habla tan de puntillas y así de bien de alguien que no puede defenderse.Y efectivamente en pocos capítulos se empezó a sugerir que la madre no llegaba a 2030 de una pieza, y así fue. La historia de la madre fue solo la versión de Ted porque no había nadie que le diese réplica.

La muerte de “la madre” dejaba la puerta abierta a Robin, la mujer que había desaparecido de “la banda” mientras Ted fue feliz y que, por lo que parece, solo había vuelto activamente tras la muerte de su esposa. La reconciliación con Barney estaba fuera de lugar ahora que el corazón de éste estaba ocupado por su hija Ellie y el no tener hijos propios y ser cercana a los Mosby hacía sencillo ser aceptada como una más en el seno de esa familia rota. El círculo se cerraba y la carambola salía perfecta.

Guste más o menos al público, hay que reconocer que narrativamente lo han clavado, y ahí les doy mi enhorabuena. Y no siendo precisamente la mayor fan de la serie en sus últimas temporadas, mi aquiescencia debería valer doble. O quizá precisamente por no estar tan encariñada con los personajes es por lo que acepté este final. Esa es la eterna duda, que no voy a molestarme en contestar.

Personalmente estoy encantada de que termine con Robin, la canadiense es imperfecta, inconstante, dubitativa, es decir es un personaje creíble con el que hemos pasado nueve años. Cuatro capítulos sueltos no me han hecho coger cariño a Tracy, cuyo nombre supe a diez minutos del final, no me ha dado tiempo. Parece claro que es cómo los guionistas lo querían. No en balde tenían grabada las escenas de los hijos desde hace años. Tienen mi aplauso.

Contenta también con los derroteros que toman las vidas de Marshall, Lilly, que podemos vislumbrar en los flashforward del final, solo me queda despedirme de la serie, con sus aciertos y decepciones, pero que estuvo ahí, o más bien, yo aguanté a su lado, durante 9 largos años, en que yo también me hice mayor.

La escena del paraguas amarillo no me dió más, nunca sabremos que sucedió con la piña ni si la vida de Barney fue legen…wait for it…dary, pero al menos me alegra saber que la trompa azul terminó en buenas manos.

Nos vemos en tu serie o en la mía

El 8º Pasajero

En el espacio nadie puede leer tu blog

Días de vino y series

Un sitio donde hablar de las series que más nos gustan o sorprenden

Crucigramas y Café

otro blog de series

Los calcetines no tienen glamour

Compendio de cosas sin sentido

CineSeriéfilas

Todo lo que necesites saber sobre cine y series de TV. De siempre y ahora.

entresubtitulos

otro blog de series

La pantalla se mueve

otro blog de series

A ver series

otro blog de series

otro blog de series

otro blog de series

Film à porter

Series, cine y moda. Todo junto pero nada revuelto

Los Lunes Seriéfilos

otro blog de series

Asesino en serie

otro blog de series

otro blog de series

Quinta Temporada

otro blog de series

TV Spoiler Alert

otro blog de series

Diamantes en Serie

otro blog de series

Sopranismo Ilustrado

otro blog de series

El Blog de Mon

otro blog de series

Not Penny's Blog

otro blog de series

Cien Megas

otro blog de series

Cartas desde Invernalia

otro blog de series

El Club Silencio

otro blog de series

Capítulos en FF

otro blog de series

A %d blogueros les gusta esto: